Otitis en conejos: causas, síntomas y tratamiento

05 Enero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez
La otitis en conejos puede ser interna, media o externa. Dependiendo de la localización y extensión de la infección, el pronóstico y tratamiento puede variar considerablemente.

La otitis en conejos se define como la inflamación de una o más estructuras del aparato auditivo del animal, generalmente por una infección parasítica o bacteriana. El pronóstico depende mucho de la edad de la mascota, la extensión de la infección y el agente etiológico que la causa.

Dependiendo de su lugar de presentación, la otitis puede ser externa, media o interna. Debido a que estamos ante tres entidades clínicas relativamente diferentes, vemos de especial utilidad realizar la distinción por categorías desde el principio. Vamos a ello.

Otitis media/interna en conejos

En este caso, se ven comprometidas estructuras auditivas como la membrana timpánica, la cadena de huesecillos, la cavidad timpánica o el oído internoEn general, los agentes causantes de la condición son bacterias y la infección suele presentarse de forma bilateral, es decir, en ambas orejas.

Según el portal Vetstream, la otitis media y la interna se presentan a menudo de forma conjunta. Se calcula que, aproximadamente, hasta el 30 % de los conejos domésticos sufren en algún momento otitis media subclínica. Estos datos ponen en evidencia lo común que es la patología.

Síntomas

Los síntomas de este tipo de otitis en conejos pueden variar desde nulos —ejemplar asintomático— hasta daños neurológicos graves, dependiendo del estado general de salud del animal y el número de estructuras comprometidas, entre otros factores. Algunos de los signos clínicos más comunes son los siguientes:

  • La otitis media, por sí sola, puede producir síntomas inespecíficos como letargia, inapetencia o picor en la base de la oreja.
  • En los casos más preocupantes, el conejo puede presentar una parálisis facial. Esta es generalmente unilateral, es decir, como una contracción de la zona afectada.
  • En ciertas ocasiones, la otitis media/interna se asocia con la disfunción vestibular periférica (DVPU). El conejo suele presentar movimiento involuntario de los ojos, desplazamientos corporales mal coordinados (ataxia), giro en la cabeza y otros signos de fallos neurológicos.

Hasta ahora, no se ha detectado que exista una mayor prevalencia según género o edad. Por desgracia, sí que se ha visto que ciertas razas —como los conejos belier— son muchísimo más propensos a sufrir la enfermedad, debido al tamaño y disposición de sus orejas.

Un conejo belier tumbado.

Otitis externa en conejos

La otitis externa es mucho más común, pues se trata de una inflamación del oído externo, es decir, el canal por el que se transmite el sonido a las estructuras más delicadas de la oreja. En general, suele ser causada por infecciones bacterianas en la piel del oído, cuerpos extraños, alergias, trastornos hormonales y hongos.

El pronóstico de esta variante suele ser bastante mejor, pues las probabilidades de afecciones neurológicas son —al menos en los primeros estadios— mucho más bajas. Aun así, ante una sospecha de otitis externa en conejos, la visita al veterinario con presteza se hace obligada.

Síntomas

Los signos clínicos de esta patología suelen ser bastante obvios, pues claramente algo le molesta al conejo en la zona de la oreja. Entre los síntomas más comunes de la otitis externa, encontramos los siguientes:

  • Rascado de las orejas afectadas. La zona se muestra rojiza y alopécica.
  • Aparición de costras/pus en el canal auditivo. Estos compuestos desprenden un mal olor característico.
  • Inapetencia, pérdida de peso y falta de actividad en los casos más severos.
  • Pérdida de audición en la oreja afectada y una bajada de la erección muscular de la misma.

En ciertas ocasiones y ante una falta de tratamiento, la otitis externa puede extenderse al oído interno/medio. En estas situaciones, es posible que aparezcan signos vestibulares y neurológicos como los anteriormente descritos.

Tratamiento

El tratamiento de la otitis dependerá mucho del agente etiológico que la causa y de la progresión y localización de la enfermedad. En los casos de otitis externa suele bastar con lavado y aplicación de antibióticos, mientras que en la media/interna la cirugía puede llegar a ser la única opción.

Los medicamentos aplicados —siempre recetados por un especialista— suelen ser antibióticos inyectados o por vía oral, como la enrofloxacina, antiinflamatorios, antifúngicos, gotas óticas y otros fármacos que reduzcan la sintomatología del animal. Dependiendo del agente infeccioso, la forma de proceder puede ser muy diferente.

Un conejo huele unas flores.

En las infecciones, cada segundo cuenta

Como habrás podido comprobar, la otitis externa es una enfermedad relativamente leve que puede convertirse en un cuadro grave con el tiempo. Por esta razón, ante signos de infección ótica en tu conejo, la visita al veterinario con presteza se hace obligada.

Una otitis puede ir desde un picor en la oreja hasta síndromes neurológicos graves. Ante cualquier duda o signo raro en tu animal, lo mejor es que acudas a un especialista para salir de dudas.

  • Zanirato, M. G., & Facchin, E. (1990). Pasteurelosis respiratoria del conejo. Cunicultura15(84), 0053-55.
  • Block, S. L. (2003). Acute otitis media: bunnies, disposables, and bacterial original sin!. Pediatrics, 111(1), 217-218.
  • Otitis media/interna, Vetstream.com. Recogido a 3 de enero en https://www.vetstream.com/treat/lapis/freeform/otitis-media-interna
  • Otitis externa, Vetstream.com. Recogido a 3 de enero en https://www.vetstream.com/treat/lapis/freeform/otitis-externa