Conejo belier: características y cuidados

Yamila · 28 noviembre, 2018
¿Estás pensando en adoptar un conejo belier? Te proporcionamos toda la información que debes conocer acerca de este pequeño mamífero. 

Pequeño, cariñoso y tranquilo… El conejo belier se caracteriza también por sus orejas caídas y su belleza. En este artículo te contamos todo lo que debes saber sobre esta raza tan peculiar.

Características del conejo belier

De pequeño tamaño y con orejas grandes caídas hacia los lados, este conejo tiene un aspecto muy tierno y dulce. Podemos encontrar diferentes tipos de belier: francés, holandés, inglés, alemán, cabeza de león y de Cachemira. Las principales diferencias entre sí son el tamaño y el color del pelaje, que es corto.

En general, los conejos belier suelen ser blancos, grises o marrones y pesan unos dos kilos. Las orejas no siempre están ‘hacia abajo’, sino que cuando nacen las tienen erguidas (como solemos imaginar a un animal de esta especie), y a medida que pasa el tiempo se les van cayendo debido a su peso.

Comportamiento

Una de las principales virtudes del conejo belier es su tranquilidad. Se trata de una animal muy cariñoso y afable, por eso se elige cada vez más como mascota. Le encanta estar rodeado de gente que lo mime; es manso, tierno y dulce.

El problema de este conejo es que suele ser bastante temeroso y asustadizo, por lo tanto manifestará ansiedad y estrés si siente ruidos que no conoce, se pone la música muy fuerte o está en contacto con gente desconocida.

Conejo belier con flores.

Si bien es recomendado para casas con niños, estos deben saber que al conejo no le agrada el alboroto y que prefiere la tranquilidad. Solo deberíamos adoptarlo si podemos comprometernos a tener un hogar silencioso y sin sobresaltos. Por ejemplo, no se recomienda tener un conejo belier en el mismo sitio que un perro que ladre mucho, como por ejemplo un caniche.

Otra cuestión que se debe tener en cuenta es que los ejemplares machos son muy territoriales, por lo tanto, si tenemos más de un conejo, es fundamental que vivan en jaulas separadas o con suficiente espacio para andar sin molestarse.

Cuidados del conejo belier

Con los cuidados adecuados y un ambiente tranquilo, un conejo belier puede vivir 10 años. Para ello, te recomendamos:

1. Comprar una jaula grande

Aunque el conejo belier sea pequeño, necesita moverse con libertad. Por ello, se aconseja que la jaula al menos tenga cuatro metros cuadrados. En este recinto debe incluirse un refugio para que pueda esconderse o dormir, un comedero y un bebedero.

El suelo de la jaula ha de estar cubierto con virutas prensadas (se compran en las tiendas para mascota) que se cambian cada dos o tres días con el objetivo de reducir la humedad y asegurar la higiene.

2. Darle cosas para roer

Los dientes del conejo belier (al igual que sucede con los demás conejos) crecen durante toda la vida. Por eso es muy importante que los pueda limar con ciertos materiales u objetos y así evitar la maloclusión dental, una enfermedad muy habitual en estos animales.

Para el desgaste de los dientes, algunas personas les ofrecen maderas sin tratar o cartones sin tintas. No obstante, es mejor que consultes primero con su veterinario.

3. Ofrecerle comida adecuada

El conejo belier es herbívoro, por lo que solo come hortalizas. En las tiendas de mascotas podrás encontrar, además, pienso especial. Deberás siempre respetar las cantidades recomendadas según su edad para así evitar el sobrepeso.

Conejo belier en el césped.

No olvides ofrecerle heno fresco como complemento a su dieta, que también le ayudará a desgastar un poco los dientes. En cuanto a vegetales, puedes darle espinacas, acelgas, apio, pimientos y solo un poco de fruta de forma esporádica.

Y no te olvides del agua fresca, cámbiasela todos los días aunque no se la haya terminado. El bebedero ha de estar en un sitio cercano a la comida, pero donde no pueda ser derribada y volcada sobre la viruta.

Recuerda que los conejos no deben ser bañados, pero sí cepillados una o dos veces por semana para retirar el pelo muerto. Por último, te recomendamos que lleves a tu mascota al veterinario para que examine su salud y, si lo considera oportuno, le indique el tratamiento médico que se adapte mejor a sus necesidades.

  • Miryam Quevedo, U., Jesús Lescano, G., & Víctor Fernández, A. (2013). Dermatitis asociada a malassezia spp en un conejo (Oryctolagus cuniculus) criado como mascota. Revista de Investigaciones Veterinarias Del Peru.