Micralax para gatos: usos y contraindicaciones

El micralax para gatos puede ser una buena opción para aliviar el estreñimiento ocasional de tu animal, pero su administración debe ser pautada por un veterinario.
Micralax para gatos: usos y contraindicaciones
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 07 noviembre, 2021

El estreñimiento leve es común en los felinos domésticos cuando se deshidratan o su comida no está bien balanceada. En estos casos, y siempre que se trate de un cuadro leve de impactación intestinal, el veterinario te recomendará el uso de enemas para solucionarlo.

Uno de los medicamentos más conocidos es el micralax, utilizado en medicina humana y disponible en muchas farmacias para la compra sin receta. Sin embargo, su uso en gatos debe ser siempre con precauciones y bajo la prescripción de un veterinario. Conoce mejor aquí las características de este medicamento.

¿Qué es el micralax para gatos?

Micralax es un enema o lavativa, es decir, un medicamento líquido que se introduce a través del ano para conseguir la eliminación de las heces retenidas. Algunos ejemplos de laxantes son los siguientes:

  1. Medicamentosos: se utilizan para administrar medicamentos por vía rectal.
  2. Emolientes: su finalidad es lubricar y proteger la mucosa intestinal.
  3. Lubricantes: son soluciones preparadas para lubricar el recto y el colon, para proteger la mucosa intestinal y para facilitar la expulsión de las heces.
  4. Antihelmínticos: destruyen ciertos parásitos que se alojan en el intestino del animal.
  5. Osmóticos: a este grupo pertenece el micralax, cuyo objetivo es concentrar el agua en el intestino para reblandecer y licuar las heces duras.

El micralax recurre a 2 componentes para hacer su función. El primero es el citrato de sodio, que se encarga de retener líquidos en el intestino para licuar las heces duras. El otro principio activo es el lauril sulfoacetato de sodio, un humectante que favorece el movimiento del agua y acelera el proceso de retención de líquidos.

El formato del micralax es un pequeño envase de 5 mililitros que lleva incluida la cánula para su administración. Aunque se pueda adquirir sin receta, no se debe aplicar este medicamento si no es bajo recomendación del veterinario o por otra vía que no sea la rectal.

El Onsior para gatos puede ser muy útil.

Usos del micralax en gatos

El uso del micralax para gatos es el mismo que en medicina humana: busca un alivio para el estreñimiento ocasional y leve. El veterinario puede valorar la administración de este laxante cuando el estreñimiento es persistente y resistente a otras medidas previas. Es decir, el micralax nunca es la primera opción.

Cuando un gato tiene dificultades para defecar da signos claros de ello: hace esfuerzos improductivos, muestra gestos de dolor al defecar, genera heces duras y secas o simplemente lleva varios días sin ir al arenero. El recto absorbe el agua de las deposiciones retenidas, haciéndolas cada vez más duras y difíciles de expulsar.

Aunque sea una situación que puede ir a peor si no se trata, es importante encontrar primero las causas del estreñimiento. En el caso de que se administrase micralax cada vez que hay un episodio astringente, no se estaría atacando la raíz del problema real, sino poniendo una tirita temporal.

Dosis de micralax para gatos

Si bien la posología viene indicada en el envase, recuerda que está calculada solo para humanos. La dosis de micralax para gatos deberá estimarla el veterinario basándose en los valores estándar de la especie y la salud, las enfermedades previas, la edad y el peso del animal. Es por ello que no se debe automedicar al felino en casa bajo ningún concepto.

Contraindicaciones

No se trata de un medicamento con efectos adversos graves, pero sí puede causar molestias gastrointestinales y diarrea. Además, sus componentes pueden interaccionar con otros fármacos produciendo cuadros severos, como la necrosis intestinal (muerte del tejido).

Es raro que se produzcan intoxicaciones por este medicamento, dado que se administra por vía rectal. No obstante, una mala aplicación podría causar lesiones en la región anal (rasguños, heridas abiertas y otras).

¿Cómo manejar el estreñimiento leve en gatos?

Como se viene diciendo en los anteriores apartados, el micralax es un tratamiento al que se recurre una vez se ha descubierto la causa del estreñimiento. Antes de aplicar el fármaco (o tras el abordaje clínico), el veterinario te dará una serie de recomendaciones:

  • Añade comida húmeda al pienso seco: de esta forma aumenta el nivel de hidratación del cuerpo del animal, favoreciendo la expulsión de las deposiciones.
  • Aumenta la ingesta de líquidos: si con el pienso húmedo no es suficiente o el gato no quiere beber agua, se le pueden ofrecer caldos sin sal ni grasas para motivarlo a beber.
  • Usa fuentes que muevan el agua: el líquido en movimiento es un buen estímulo para la ingesta de agua. Existen bebederos específicos para gatos que ciclan en el agua para mantenerla fresca e invitar a beber al animal.
  • Aumenta la fibra en la dieta del gato: se comercializan productos específicos para esto, aunque también puedes usar avena, trigo o calabaza, entre otros. La fibra favorece el tránsito intestinal y se infla con el agua, dando volumen e hidratación a las heces.
  • Usa malta para gatos: los preparados de malta para felinos domésticos son una buena solución para lubricar el tracto intestinal y favorecer la expulsión de las heces. Resultan muy útiles a la hora de tratar las acumulaciones de pelo en el intestino.
El nolotil para gatos es un fármaco de gran utilidad.

No obstante, y para terminar, es importante que acudas al veterinario sin falta en caso de que tu gato no use su arenero durante más de un día. No tanto por el estreñimiento en sí, sino por las causas que puedan desencadenarlo. Tu rapidez marcará la diferencia entre usar un enema y tener que ingresar al felino.

Te podría interesar...
Abscesos en gatos: causas, síntomas y tratamiento
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Abscesos en gatos: causas, síntomas y tratamiento

La manifestación de los abscesos en gatos es una situación muy común. Realizar un correcto manejo será clave en su recuperación.



  • Palmero, M. L., & Felino, G. C. C. (2013). De Estreñimiento a Megacolon. ¿Cómo evitarlo?.
  • Baciero, G. (2010). Fibra y salud digestiva en el gato. Argos: Informativo Veterinario, (123), 54-54.