Los roedores más dormilones

Los roedores suelen ser animales temerosos, así que pasan gran parte de su tiempo escondidos y dormidos. Por esta razón, varias especies se han ganado la fama de dormilones.
Los roedores más dormilones
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 14 agosto, 2022

Los roedores se han vuelto bastante famosos como mascotas en la actualidad, ya que su tamaño pequeño y su apariencia tierna ha conquistado los corazones de muchas personas. Sin embargo, lo que algunos tutores ignoran, es que la mayoría de estos roedores son bastante dormilones.

A pesar de que es cierto que las mascotas pequeñas son fáciles de mantener, algunas duermen demasiado y no siempre es sencillo convivir con ellas. Esto podría llegar a causar conflictos con los tutores, pues las expectativas podrían ser diferentes a la realidad al vivir con un roedor. Por ello, en el siguiente espacio se enlistan a los roedores más dormilones que existen.

¿Quiénes son los roedores?

Los roedores son un tipo de mamíferos que se caracterizan por su hábito de roer. Esto significa que desgastan la superficie de sus alimentos o de cualquier objeto por medio de mordidas pequeñas. Dicha fricción deteriora sus dientes, lo cual no es un problema, pues estos crecen de manera constante durante toda su vida.

La mayoría de estos pequeños animales poseen patas cortas, son cuadrúpedos y sus dientes incisivos son demasiado evidentes. El grupo goza de un gran éxito biológico en la naturaleza, pues suelen tener una alta tasa de reproducción, una gran habilidad para esconderse y una gran capacidad para encontrar y guardar alimentos.

Se calcula que existen más de 2000 especies de roedores identificadas, lo que representa cerca del 40 % de los mamíferos. Gran parte de estos animales se distribuye por las zonas tropicales del globo terráqueo, aunque algunos también sobreviven en climas bastante fríos.

Gracias a sus características, varios tipos de roedores se han vuelto populares para ser usados como mascotas. No obstante, la información sobre sus cuidados y su vida en cautiverio aún es escasa. Por esta razón, algunos tutores intentan manipularlos como a cualquier otra mascota, lo cual no siempre es la mejor elección.

Roedores que duermen demasiado

Los roedores son una de las presas más frecuentes de diversos depredadores. Debido a esto, pasan gran parte de su tiempo escondidos en madrigueras o en escondites. Además, para evitar el gasto innecesario de energía, se han adaptado para dormir casi todo el día y solo volverse activos en horas determinadas que son “seguras”.

Este curioso comportamiento de los roedores es lo que ha provocado que se vuelvan bastante dormilones, el cual conservan al transformarse en mascotas. Sin embargo, algunos realmente sobrepasan las expectativas y despiertan por pocas horas al día. A continuación, se listan a las especies que duermen por más tiempo.

1. Jerbo

Aunque no son muy populares, los jerbos son unos hermosos animales peludos y pequeños que se parecen un poco a los ratones, pero con grandes patas traseras. Debido a esta característica, la especie tiende a saltar para desplazarse, lo cual hace que parezcan pequeños canguros con cola peluda.

Según un estudio publicado en la revista científica Physiology & Behavior, los jerbos suelen dormir el 57 % del día, poco más de 13 horas diarias. No obstante, sus horas de actividad las distribuye entre las horas de transición lumínica. Es decir, durante el anochecer y al amanecer. Por esta razón, es probable que los tutores de estos animales no puedan convivir mucho con sus peculiares mascotas.

2. Hámster

El hámster es uno de los roedores dormilones más conocidos en la actualidad, pues se han vuelto populares como mascotas para los niños. Por lo general, es un animal dócil que puede llegar a crear relaciones fuertes con sus tutores. Además, su apariencia peluda y sus característicos abazones le otorgan un aspecto tierno, lo que ayuda mucho a su aceptación.

Los hámsteres tienden a dormir el 42 % de su día , lo que se consideraría alrededor de 10 horas en promedio. Sin embargo, su naturaleza tímida los hace mantenerse dentro de sus túneles o debajo del sustrato mientras están activos. Aun así, cuando son criados como mascotas y se establece una buena relación con ellos, pueden cambiar sus ciclos de sueño para intentar convivir más con sus tutores.

3. Rata

Es posible que las ratas sean de los roedores menos populares como mascotas, pues existe un gran rechazo a su apariencia. Sin embargo, estos animales son muy inteligentes y pueden formar relaciones cercanas con sus tutores. De hecho, se ha visto que muestran empatía hacia sus congéneres, lo que los hace aún más sensibles que otros animales.

Por si fuera poco, estos roedores también forman parte de los más dormilones que existen, ya que descansan el 52 % del día o cerca de 12 horas diarias. El único problema es que prefieren estar activos durante la noche. Debido a esto, muchos tutores tienden a percibirlos como ruidosos.

4. Ratón

El ratón se parece demasiado a la rata, con la gran diferencia de que es más pequeña, delgada y tierna. Al igual que su pariente cercano, esta especie de roedor recibe un gran rechazo por la sociedad, incluso a pesar de que posee una gran inteligencia y capacidad cognitiva.

Este roedor es capaz de dormir cerca del 57 % del día, lo que significa poco más de 12 horas diarias. A pesar de ello, el cálculo de las horas de sueño puede cambiar según la cantidad de horas luz a las que esté expuesto. En otras palabras, se adaptan a las condiciones de su hábitat y reducen o aumentan sus horas de sueño según sus necesidades.

Un grupo de ratones domésticos.

5. Hurón

El hurón es un roedor popular como mascota, pero también es quizá el más dormilón de todos. Su apariencia tierna y alargada se ve afectada por su gran tendencia a dormir, lo que puede provocar serias preocupaciones a sus tutores. De hecho, se calcula que pasa alrededor del 60 % de su día dormido, lo que equivale a poco más de 14 horas diarias.

La razón por la que los tutores se preocupan tanto por el hurón cuando duerme, es porque cuesta demasiado despertarlo. Esto es debido a que tiene un sueño bastante pesado, pues pasa cerca del 24 % del tiempo en la fase de sueño más profunda (REM).

Hurón hipoalergénico

Los roedores son animales fantásticos y peculiares que poseen diversas características adorables. Por esta razón, cada vez más personas optan por adoptar uno como mascota. El único problema es que su ciclo de sueño no es igual al de otros animales, lo cual suele generar problemas con algunos tutores. Antes de adquirir a cualquier mascota, investiga bien sus características para saber si se acopla a las necesidades de tu familia.

Te podría interesar...
Curiosidades de los roedores extintos y su aporte a la sociedad actual
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Curiosidades de los roedores extintos y su aporte a la sociedad actual

Los roedores extintos arrojan luz sobre las causas de su desaparición, el impacto en el medio y las claves para prevenir futuras catástrofes.



  • Šušić, V., & Maširević, G. (1986). Sleep patterns in the Mongolian gerbil, Meriones unguiculatus. Physiology & behavior, 37(2), 257-261.
  • Flórez-Acevedo, S., Sarmiento, N., & Martínez, G. S. (2010). PATTERNS OF FEEDING, SLEEP AND REPRODUCTIVE BEHAVIOR IN MONGOLIAN GERBILS (Meriones unguiculatus). Suma Psicológica, 17(2), 201-208.
  • Naylor, E., Buxton, O. M., Bergmann, B. M., Easton, A., Zee, P. C., & Turek, F. W. (1998). Effects of aging on sleep in the golden hamster. Sleep, 21(7), 687-693.
  • Clancy, J. J., Caldwell, D. F., Villeneuve, M. J., & Sangiah, S. (1978). Daytime sleep-wake cycle in the rat. Physiology & behavior, 21(3), 457-459.
  • Wang, C., Guerriero, L. E., Huffman, D. M., Ajwad, A. A., Brooks, T. C., Sunderam, S., ... & O’Hara, B. F. (2020). A comparative study of sleep and diurnal patterns in house mouse (Mus musculus) and Spiny mouse (Acomys cahirinus). Scientific reports, 10(1), 1-16.
  • Jha, S. K., Coleman, T., & Frank, M. G. (2006). Sleep and sleep regulation in the ferret (Mustela putorius furo). Behavioural brain research, 172(1), 106-113.
  • Tzab Hernández, L., Macswiney González, M. (2014). Roedores: ¿Plagas indeseables o animales útiles?. CONABIO. Biodiversitas, 115:12-16.