Los 4 animales más egoístas de la naturaleza

El egoísmo es un sentimiento muy extendido en la sociedad humana, pero también tiene un significado evolutivo claro. Por ello, muchos animales lo ejercen en la naturaleza.
Los 4 animales más egoístas de la naturaleza
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 30 julio, 2022

Si alguna vez te has planteado si un animal no humano tiene la capacidad de ser egoísta, aquí lo puedes confirmar: a lo largo de estas líneas te mostramos a los 4 animales más egoístas de la naturaleza.

El egoísmo y el altruismo nos parecen constructos exclusivamente humanos, ya que se postula que los animales solo obedecen a impulsos y no a normas morales, a diferencia de nosotros. Sin embargo, la biología reserva un tipo especial de egoísmo que es tan válido para ellos como para el ser humano.

El egoísmo biológico

En etología, el egoísmo no tiene el mismo significado que en filosofía. Mientras que en esta última entendemos el egoísmo como la elección de uno mismo por encima de los demás, en las ciencias que estudian al comportamiento animal es un término que se refiere a los comportamientos orientados a obtener un recurso o una ventaja por encima de otro organismo.

La concepción de este término tiene su origen en la teoría del gen egoísta de Richard Dawkins, que postula que la lucha por la supervivencia del más fuerte no es entre individuos, sino entre genes. De esta manera, las manifestaciones físicas de estos genes sería lo que marca la diferencia para la supervivencia, no el propio individuo, como decía Charles Darwin.

Así pues, el egoísmo sería la estrategia que tienen los genes para asegurar su propia supervivencia. Dicho esto, te mostramos algunos ejemplos de los animales más egoístas de la naturaleza.

1. Especies que practican el parasitismo

¿Qué hay más egoísta que utilizar a otro para tu propia supervivencia? Pero, aunque estemos pensando en animales como la sanguijuela o la garrapata al hablar de parasitismo, aquí tiene más sentido encajar a otro tipo de especies.

Por ejemplo, el cuco (Cuculus canorus) es famoso por sus hábitos reproductivos: deposita sus huevos en el nido de otras aves para que sean estas las que críen a sus polluelos. De hecho, las crías de cuco expulsan los otros huevos o polluelos fuera del nido para ser los únicos descendientes que reciban cuidados.

Una cría de cuco parasita el nido de un petirrojo.
Una cría de cuco parasitando el nido de un petirrojo.

2. Los chimpancés son animales muy egoístas

Los chimpancés, considerados casi como personas no humanas, muestran comportamientos tan complejos que el egoísmo y el altruismo cohabitan en su personalidad, al igual que en nosotros. Algunos ejemplos de egoísmo biológico en chimpancés son los siguientes:

  • Robar comida de miembros de su grupo.
  • Compartir comida: aunque parezca paradójico, muchas veces compartir comida asegura consumir al menos parte de ella, ya que de otra forma el ejemplar podría perderla toda en un conflicto.
  • Secuestrar hembras de otros grupos de chimpancés para reproducirse con ellas.
  • En cautividad, los chimpancés han demostrado que prefieren aceptar una oferta injusta para poder tener algo que rechazarla y que ambos ejemplares involucrados se queden sin nada.
Los chimpancés son los animales más egoístas del reino animal.

3. Especies que practican el infanticidio

El infanticidio, que nos parece algo tan barbárico en la especie humana, es una práctica que puede verse en especies cuyos individuos compiten por que sea su descendencia la que prevalece sobre el resto.

Esto es común en especies cuya capacidad de procrear no es estacional, ya que si se elimina a la descendencia, la hembra no será capaz de concebir hasta el siguiente ciclo. Algunos taxones animales en los que podemos observar infanticidio son los siguientes:

  • Leones: los machos matan a las crías de una hembra antes de reproducirse con ella para asegurarse de que los hijos que ella va a tener son suyos.
  • Macacos y otras especies de primates: por lo general, cuando un macho se empareja con varias hembras tiende a querer controlar la descendencia mediante el infanticidio. Sin embargo, en el caso de especies donde es la hembra la que tiene varias parejas sexuales —como los langures—, los machos no cometen infanticidio, pues cualquier hijo podría ser suyo.
  • Ratas: en ocasiones, las hembras de rata matan a las crías de otra hembra y usan el nido para sus propias crías.
  • Suricatas: las hembras dominantes pueden matar a las crías de otras hembras subordinadas.
Una manada de leones con crías.

4. Ovejas y otros animales de rebaño

Recientes estudios han confirmado un comportamiento egoísta en ovejas, que consiste en competir con los demás miembros del rebaño para llegar al centro del apelotonamiento que se produce ante el avistamiento de un depredador.

Este mecanismo se explica por sí solo, pues los miembros del grupo que más cerca estén del centro del rebaño tienen menos probabilidades de ser depredados que los que están situados en la periferia.

Este comportamiento se ha visto también en ñus, cebras y otras especies no domesticadas. Los etólogos confirman, por comportamientos como estos, que la necesidad de convivir en grupo no implica necesariamente que una especie sea de naturaleza altruista.

Las ovejas son animales muy egoístas.

El debate del egoísmo y el altruismo

Es muy complicado hacer una lista de los animales más egoístas de la naturaleza. Qué se considera egoísta y altruista en el reino animal es objeto de un extenso debate, pues la supervivencia es dependiente tanto de la competición como de la cooperación.

De hecho, en muchas especies ambas tendencias pueden verse al mismo tiempo, por lo que ninguna es 100 % egoísta o altruista. Lo bueno es que, mientras este debate esté activo, cada vez más misterios sobre los animales se verán desvelados.

Te podría interesar...
¿Existe el altruismo en animales?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Existe el altruismo en animales?

Existen casos de altruismo en animales, pero ¿lo es realmente si existe motivación? Este comportamiento se ha fijado como estrategia en varias espe...




Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.