Los 3 problemas de salud más habituales en tortugas domésticas

16 febrero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la veterinaria Érica Terrón González
Siendo una de las mascotas más habituales hoy en día, resulta esencial conocer los problemas más habituales de salud de las tortugas domésticas.

Las tortugas son una de las mascotas exóticas más habituales. Pequeñas y fáciles de cuidar, son elegidas como animal de compañía por delante de perros y gatos. Cada vez se tienen conocimientos más amplios acerca de sus cuidados, pero ¿cuáles son los problemas de salud más habituales de las tortugas domésticas?

Los 3 problemas de salud más habituales en tortugas domésticas

Hipovitaminosis A en tortugas domésticas.

Hipovitaminosis A

En primer lugar, la vitamina A es necesaria para el buen estado de las mucosas y la piel de los animales. Es una vitamina que no se sintetiza en el organismo, por lo que se tiene que ingerir con la dieta en forma de betacarotenos o retinol.

Sintomatología

Las tortugas con hipovitaminosis muestran los ojos hinchados, blefaritis, edema, hiperqueratosis de la piel que rodea el ojo y, en ocasiones, costras. Normalmente la córnea pierde su brillo y se muestra opaca. Además, el estado general suele empeorar apareciendo signos de apatía, falta de apetito y pérdida de peso.

Los síntomas son similares a los de otras enfermedades como la conjuntivitis purulenta o las úlceras corneales. Para diferenciarlas, se realizarán pruebas complementarias en la clínica veterinaria.

Diagnóstico y tratamiento

Para asegurar el diagnóstico, se buscará una respuesta positiva al tratamiento con inyecciones intramusculares de vitamina A cada 15 días. Además, se irán tratando los síntomas oculares, mediante la limpieza del ojo y la aplicación de una pomada oftalmológica.

Finalmente, lo más importante será el cambio de dieta. Es necesario alimentar a la tortuga con un pienso específico enriquecido con vitamina A, o seguir una dieta natural estricta –aunque eso siempre es más complicado porque no siempre se tienen en casa los ingredientes adecuados–.

Se recomienda, si se trata de una especie carnívora, añadir al menú semanal unos trocitos de hígado machacado. En caso de ser una tortuga herbívora, añadir frutas y hortalizas de colores naranjas, rojos y amarillos.

tortugas domésticas

Otitis

Las causas de la otitis en quelonios son variadas:

  • Hibernaciones inadecuadas que provocan inmunosupresión.
  • Infecciones bucales o de la faringe.
  • Golpes en la zona del oído.
  • Hipovitaminosis A.

Normalmente la dieta tampoco es la adecuada, sobre todo en las especies carnívoras, pobre en vitaminas.

Sintomatología

Otitis en tortugas.
Fuente: DiagnosticoVeterinario.com

En primer lugar, la región timpánica aparece muy aumentada de tamaño, formando un bulto en un lateral de la cabeza –o en ambos si están las dos afectadas–. En la palpación se nota endurecido y aumentado de temperatura.

Al abrirle a la tortuga la cavidad oral y apretar el bulto, apreciamos que la boca se llena de una secreción densa y blanquecina, generalmente purulenta. Este último dato, en principio, debería hacernos diferenciar el diagnóstico de un posible tumor.

En segundo lugar, el animal suele mostrarse apático y suele haber perdido el apetito.

Diagnóstico y tratamiento

Para confirmar el diagnóstico, se sugiere realizar una radiografía para evaluar el oído medio e interno, y ver si están afectados, así como un análisis de sangre. Una vez confirmado, se realizará una cirugía para retirar el absceso, y se prescribirá un tratamiento antibiótico durante 10 días.

Prolapso de cloaca, uno de los problemas de salud más habituales en tortugas domésticas

Los prolapsos cloacales son patologías relativamente frecuentes en reptiles. Las causas que los provocan son muy diversas:

  • Hipocalcemia.
  • Gastroenteritis.
  • Hiperfosfatemia.
  • Parásitos intestinales.
  • Presencia de un cuerpo extraño.

Puesto que para diagnosticar varias de estas causas son necesarias determinadas pruebas complementarias –como el análisis de heces– que no son posibles de realizar en caso de existir un prolapso, habrá que conformarse con la observación de los síntomas y la resolución del mismo.

Sintomatología

En primer lugar, la cloaca se encuentra fuera de su orificio, inflamada y edematosa. Este malestar provoca que el animal pierda el apetito, esté deshidratado, no defeque y se encuentre en malas condiciones.

Veterinario con tortuga en la mano.

Tratamiento

El tratamiento comenzará intentando reducir la inflamación de la cloaca, aplicando gasas con hielo sobre el tejido prolapsado. Una vez se consigue, con el animal anestesiado, se reintroduce el prolapso a través del ano, lubricando bien la cloaca, y se colocan un par de puntos para evitar que se vuelva a producir próximamente.

Nota final

Existen varias enfermedades que pueden afectar con frecuencia la salud de las tortugas domésticas, por ello, es importante conocerlas y estar atento a sus primeros síntomas. por supuesto, lo ideal es siempre aplicar una buena estrategia de prevención para garantizar el bienestar del animal.

  • Valls Badía X, Vergués Bueno J. Casos clínicos de animales exóticos. Servet.