Las resistencia a antibióticos y la ganadería

Este artículo fue redactado y avalado por el veterinario Eugenio Fernández Suárez
· 24 diciembre, 2018
El mal uso por parte del hombre ha provocado la resistencia a antibióticos tanto en la especie humana como en los animales

La resistencia a antibióticos es un tema que cada día preocupa más a nivel sanitario, por lo que es considerado un problema primordial en la salud pública. Solamente en España se calcula que 2 500 muertes anuales son producidas por la resistencia a antibióticos, y se prevé que estas cifras podrían aumentar drásticamente.

¿Qué es la resistencia a antibióticos?

Para entender este problema, debemos darnos cuenta de que los antibióticos son producidos por muchas bacterias de forma natural, por lo que son un arma utilizada por muchas especies de microorganismos, de igual manera que existen defensas contra ellos, como es la resistencia a antibióticos.

La introducción durante la Segunda Guerra Mundial de los antibióticos como fármacos en medicina humana ha disparado la cantidad de sustancias antibióticas a las que las bacterias deben hacer frente, lo que ha causado una selección natural brutal.

Básicamente, lo que ocurre es que los antibióticos acaban con aquellas bacterias que no son resistentes al antibiótico usado. El uso de dosis correctas en la enfermedad adecuada permite acabar prácticamente con el 100% de la población bacteriana, pero los errores en la medicación pueden llevar a que sobreviva un porcentaje de bacterias con mayor o menor resistencia.

Tratamientos antibióticos

Es decir, al dar tratamientos antibióticos erróneos fomentamos que sobrevivan bacterias resistentes. Estas bacterias pueden transmitir los genes que las ayudan a resistir a los fármacos tanto a su descendencia como a otras bacterias, y sucesivos tratamientos erróneos pueden potenciar aún más esta protección, lo que crea bacterias multirresistentes.

Resistencia a antibióticos en veterinaria

La salud humana ha tenido un papel enorme en la difusión de resistencia a antibióticos: tratar enfermedades víricas con antibióticos –cuando estos están destinados a enfermedades bacterianas– o el no respetar las pautas o el uso de pastillas antiguas de otros tratamientos son prácticas que lo han fomentado.

Sin embargo, es cierto que la resistencia a antibióticos también tiene un origen en la veterinaria, tanto de mascotas como especialmente en ganado, y es que algunas industrias suelen administrar antibioterapia a toda la cabaña ganadera como medida preventiva.

Es posible tratar infecciones y otras enfermedades en ganado con mayor cautela, y España es junto a Chipre e Italia uno de los países que más antibióticos administra al ganado.

Antibioterapia en ganado

Existen múltiples herramientas de defensa que se han puesto en marcha tanto a nivel de salud humana como de salud veterinaria a la hora de luchar contra la resistencia a los antibióticos. Desde la Red de Vigilancia Veterinaria de Resistencia a Antimicrobianos creada en Madrid, al Plan Nacional Resistencia Antibióticos o PRAN, junto a agencias como la ECDC, la OMS o la EFSA.

Desde estas instituciones y planes estratégicos se intenta llevar tanto a la medicina humana como a la veterinaria a un uso más racional de los antibióticos, a través de la colaboración entre veterinarios y médicos. En primer lugar, se cree vital monitorizar el uso de estos fármacos tanto en medicina humana como en salud animal, además de hacerlo con la aparición de resistencias antimicrobianas.

Por otro lado, organizaciones como la OMS llaman a identificar los antibióticos críticos, aquellos que son importantes para tratar bacterias multirresistentes, y limitar su uso cuando no son estrictamente necesarios.

El control de estas resistencias se hace desde múltiples frentes: redes de laboratorios, promover las pruebas de identificación, diagnóstico y de sensibilidad o crear guías de buenas prácticas. La mejora de las medidas de higiene y bioseguridad permitiría reducir las infecciones, lo que optimizaría el uso de antibióticos.

Es por ello que desde el público general la labor es estar concienciados sobre un uso responsable, y respetar tanto las directrices de nuestros médicos a la hora de tratarnos como la de nuestros veterinarios a la hora de tratar a nuestras mascotas. Y, sobre todo, no caer en pseudociencias como la homeopatía, que no provocan resistencias debido a que carecen de efectos.

Mathew, A. G., Cissell, R., & Liamthong, S. (2007). Antibiotic resistance in bacteria associated with food animals: a United States perspective of livestock production. Foodborne pathogens and disease4(2), 115-133.