Diagnóstico y prevención de la borreliosis

Los perros de caza son especialmente propensos a coger garrapatas que pueden provocarles esta enfermedad; se puede prevenir la acción de estos parásitos mediante pipetas o collares

La borreliosis es una enfermedad que puede afectar a nuestras mascotas, y es de fácil prevención. Por ello, conviene estar pendiente de esta enfermedad trasmitida por garrapatas.

¿Cómo se infecta mi mascota con la borreliosis?

El complejo Borrelia burgdorferi abarca 11 genotipos de espiroquetas que infectan a mamíferos y aves, y que son transmitidas por garrapatas de la familia Ixodidae. Esta zoonosis no solo supone un riesgo para los perros, sino para el ser humano, por lo que es de gran importancia en salud pública.

Las garrapatas se infectan al alimentarse en animales reservorio y se diseminan en estos a través de las glándulas salivares. La distribución de la borreliosis coincide con la de su vector, porque hay escasas indicaciones que se puedan hacer en su control basándose en esta distribución.

Síntomas y diagnóstico de borreliosis

En perros esta enfermedad suele no tener apenas síntomas en el 95% de los casos, y es que su sintomatología no está claramente definida. Así, se han descrito síntomas en articulaciones o incluso en riñones, pero estos pueden aparecer o no.

Perro enfermo tumbado

Por ello, se hace especialmente importante usar métodos diagnósticos. El diagnóstico directo mediante pCr, citología o cultivo puede ser costoso y difícil, por lo que generalmente los veterinarios optan por usar una muestra de sangre y detectarla mediante serología.

Sin embargo, los resultados positivos indican que el animal ha estado o está expuesto a la bacteria, y puede no tratarse de una enfermedad real. Por ello, se recomienda realizar pruebas de laboratorio más complejas para detectar la enfermedad; aún así, aunque los resultados serológicos positivos a veces llevan a diagnósticos erróneos, sí permiten que estos animales sirvan de centinelas.

Es importante señalar que mientras esperamos el diagnóstico de borreliosis, si sospechamos de enfermedades causadas por garrapatas, seguramente nuestro veterinario realice un tratamiento contra babesiosis usando Dipropionato de Imidocarb por vía intramuscular.

Borreliosis por garrapatas

Tratamiento y prevención de borreliosis

Es importante señalar cara al tratamiento que antibióticos como la doxiciclina durante al menos un mes han demostrado resolver las poliartritis causadas por la borreliosis en 48 horas, aunque no elimina la infección en el 100% de los perros tratados.

En cuanto a la prevención, no existe consenso en la comunidad científica cara a la vacunación, debido a la presencia de varias especies de borrelias y que muchas vacunas no protegen contra todas ellas; actualmente, se opta por el control de las garrapatas como método preventivo.

Cara a la salud pública, los perros y los gatos no se consideran reservorios de la enfermedad de Lyme. Sin embargo, las garrapatas sí pueden infectar a las personas, por lo que debes tener mucho cuidado al quitar garrapatas a tu mascota y asegurarte de que el parásito está muerto y en la basura.

De esta forma, nos aseguramos de que las garrapatas no actúen como vectores contra la especie humana, por lo que se hace vital el control de garrapatas en los animales de compañía para reducir los riesgos de la enfermedad de Lyme para la especie humana.

Es importante señalar que hay perros con mayor riesgo que otros a padecer borreliosis. Hablamos principalmente de los perros de caza o que viven en el exterior, ya que son los que más garrapatas suelen coger.

En estos animales es especialmente importante evitar las garrapatas, mediante los diversos métodos y fármacos que existen en el mercado, en forma de pipetas o collares, por ejemplo.

Te puede gustar