Cómo limpiar los ojos del perro

Eva María Rodríguez · 13 diciembre, 2018
Los ojos del perro deben permanecer siempre bien limpios, pero esta es una tarea que hay que hacer con cuidado

Si estás especialmente preocupado por limpiar los ojos del perro es probable que sea porque has observado una gran cantidad de secreciones dentro de los ojos o a su alrededor. Lo primero que debes hacer es asegurarte de que esta ‘suciedad’ en su interior no sea causada por un problema médico.

Sean como sean los ojos del perro, deben permanecer siempre bien limpios. Algunos perros tienden a tener más suciedad que otros. A estos, especialmente, es a los que hay que prestar atención, pero no por ello hay que descuidar a los perros cuyos ojos parecen no ensuciarse tanto.

En cualquier caso, si bien es cierto que muchos perros simplemente tienen secreción ocular excesiva, también puede ser un signo de algo más grave. Si junto con las secreciones observas enrojecimiento, abundancia de nubes y/o inflamación, debes acudir al veterinario, especialmente si hay sangrado, pues esto puede ser signo de una infección ocular u otro trastorno grave.

Consejos para limpiar los ojos de tu perro

Claves para limpiar los ojos del perro

En caso de que no haya ningún problema médico, la limpieza de los ojos del perro se puede realizar en casa sin ningún problema. Para quitar la suciedad general en los ojos, hay que hacerlo limpiando suavemente el borde del ojo con una gasa limpia empapada en suero fisiológico.

También se pueden utilizar toallitas para los ojos hechas específicamente para perros, pero generalmente no son necesarias. En cualquier caso, es importante limpiar todo el ojo, pero nunca directamente sobre la superficie del ojo, es decir, sobre el globo ocular.

Si hay suciedad o residuos directamente dentro del ojo del perro, lo que hay que hacer es enjuagar con un enjuague ocular. Hay soluciones específicas para perros, pero también se puede utilizar suero fisiológico.

Tratamiento casero para la conjuntivitis en perros

Para lavar los ojos del perro, coloca el envase con el enjuague ocular o el suero fisiológico cerca del ojo, pero nunca dentro, y aprieta el envase suavemente para que salga el líquido. El envase debe estar esté inclinado hacia abajo, ya que así será más fácil que el líquido salga y arrastre la suciedad del ojo.

Dado que esto puede resultar estresante para el perro, asegúrate de mantenerlo calmado y de darle un premio al acabar. En caso de que resulte difícil realizar esta tarea de limpieza de los ojos, puedes acudir a un peluquero canino, incluso al veterinario, para que se ocupe.

El momento ideal para lavar la cara y los ojos del perro es a la hora del baño, pero no siempre es posible esperar. La limpieza de los ojos es un proceso bastante simple y no se ha establecido la frecuencia con la que se debe realizar. Simplemente vigila a tu perro y límpiale los ojos siempre que sea necesario.

Lavar los ojos de tu perro

Manchas de lágrimas en pieles claras

Si el pelaje del perro es blanco o rubio muy claro, el animal puede ser susceptible a las manchas de lágrimas. Estas manchas se producen cuando la acumulación de agua en los ojos decolora el pelaje que está debajo de ellos hasta un tinte marrón o rojo.

Razas con los caniches, los cocker spaniel o los Shih Tzus  son susceptibles a un exceso de humedad en los ojos porque su pelo grueso a menudo irrita sus ojos. Es importante eliminar estos puntos lo antes posible, ya que pueden ser un caldo de cultivo para las bacterias si permanecen húmedas durante demasiado tiempo.

Si la limpieza de rutina con una toallita húmeda no elimina las manchas, hay soluciones especialmente diseñadas para esta afección. También puedes hacer un limpiador casero para eliminar las manchas de lágrimas. Mezcla partes iguales de almidón de maíz y agua oxigenada, y aplica la solución a la piel del perro sin que entre en contacto directo con sus ojos.

Si esta solución no te convence, mezcla ácido bórico y almidón de maíz y evita igualmente que entre en contacto con los ojos del perro. Deja que la mezcla se seque durante  un par de horas y luego enjuaga bien con agua tibia.

La mejor manera de evitar estas manchas de lágrimas, y el riesgo que implican, es la prevención. Hay muchos productos en el mercado para prevenir la formación de manchas de lágrimas en el futuro. Consulta a tu veterinario sobre productos específicos según las necesidades de tu perro.