¿Cómo lavar los ojos de tu perro?

Francisco María García · 25 abril, 2018
Hay una serie de cuestiones a tener en cuenta, tales como elegir un ambiente relajado, tranquilizar al animal y dejar corto el pelaje que rodea el propio ojo

La limpieza de los ojos de los perros constituye uno de los aspectos más importantes, para que el animal pueda mantenerse saludable y libre de infecciones a lo largo del tiempo. A continuación, veremos cómo lavar los ojos de tu perro de la forma más efectiva y adecuada.

La importancia de lavar los ojos de tu perro

La higiene y limpieza de las mascotas es primordial para que tengan una vida más saludable y feliz. En este sentido, lavar los ojos de tu perro es, sin lugar a dudas, uno de los aspectos más importantes a tener en consideración.

La importancia de mantener los ojos de tu perro limpios diariamente radica en evitar posibles infecciones. Estas infecciones pueden derivar en diversos problemas oculares, como por ejemplo la conjuntivitis. Así, quitarle las legañas y limpiar suavemente sus ojos debe formar parte del proceso diario de higiene del animal.

También es importante que el dueño del animal sepa reconocer los diferentes tipos de legañas que genera. Se trata de distinguir si son normales o si son verdes, de consistencia cremosa, indicativo de problemas oculares.

Otra señal importante es observar si el perro tiene los ojos enrojecidos. En estos casos se debe llevar al perro al veterinario, quien indicará el tratamiento más adecuado en base a la infección presentada.

Procedimiento para lavar los ojos de tu perro

El procedimiento para lavar los ojos de los perros es realmente rápido y sencillo. Con unos pocos minutos al día se puede cumplir con esta tarea tan importante para su salud.

Pese a que lo recomendable es limpiarles los ojos todos los días en la mañana, existen algunas razas que requieren de mayores cuidados. Por ejemplo, los perros con pliegues deben recibir una atención mayor, ya que las legañas pueden meterse con facilidad entre los pliegues.

Mantener cortos los pelos alrededor de los ojos

Es importante que el perro tenga completamente libre y descubierta el área que rodea a los ojos. Para ello será necesario, en el caso de algunas razas, cortar el pelo que crece a su alrededor, con mucho cuidado, eso sí.

Limpieza ocular en perros

Un ambiente tranquilo

Una de las principales recomendaciones para mantener los ojos de los caninos limpios es realizar esta rutina de higiene en un mismo lugar. El proceso de limpieza de los ojos se debe hacer en una habitación tranquila, limpia e iluminada.

El proceso de limpieza de los ojos

Lo primero a tener en cuenta son las gotas que el veterinario indicó; en la mayoría de los casos se trata de un suero fisiológico. El siguiente paso es mojar una gasa con el suero fisiológico y limpiar el área circundante al globo ocular. En este paso también se deben limpiar, con mucha suavidad, los párpados y las legañas más superficiales.

Si después del proceso de limpieza todavía queda algún resto de suciedad, se debe ejercer un poco más de presión en el área. En este caso, es de vital importancia que los ojos del canino se encuentren completamente cerrados para evitar que se lastime.

Echar las gotas

El siguiente paso es el que resulta más complicado y suele poner muy nervioso, tanto al perro como al dueño. Antes de echar las gotas en los ojos, es recomendable que el animal se relaje. Para ello, se debe acompañar el paso anterior con caricias y palabras afectuosas que hagan crecer la confianza del animal.

Poner gotas a los ojos del perro

Una vez que el can está tranquilo, procederemos a echar las gotas. Con una mano se debe sostener la cabeza del animal y con la otra, con los dedos índice y pulgar, procedemos a abrir el párpado. A continuación, se deben echar una o dos gotas del suero fisiológico; haremos lo mismo con el otro ojo.

Recomendaciones adicionales

  • Es recomendable cepillar diariamente al animal para evitar que los pelos sueltos vayan a parar al área de los ojos.
  • Los perros con ojos saltones deben recibir más atención, ya que su área ocular es mucho más proclive a desarrollar infecciones. En estos casos se recomienda limpiar el rostro del animal varias veces al día con una toalla limpia y exclusiva para la mascota.
  • Para la limpieza alrededor de los ojos siempre deben utilizarse gasas y nunca algodones, ya que éstos pueden dejar fibras pegadas en los ojos o alrededor de los mismos.

Lavar los ojos de tu perro es un proceso bastante sencillo y rápido. Por supuesto, las primeras veces se requerirá de un poco más de paciencia, hasta que el can se acostumbre a este proceso y lo acepte como parte de su rutina diaria.