Las lenguas más largas del reino animal

Yamila · 26 marzo, 2018
Gracias a estas pueden cazar con mayor habilidad y rapidez a sus presas; incluso les ayuda a olfatearlas a distancia para después atacarlas y engullirlas

Se trata de uno de los músculos más importantes para los seres humanos porque permiten saborear la comida. Sin embargo, en el reino animal, ayudan a cazar y hasta a ‘olfatear’ las presas. En este artículo te contaremos cuáles son las lenguas más largas y curiosas.

Las 5 lenguas más largas de los animales

Algunos animales tienen lenguas pequeñas e inmóviles, otros en cambio poseen lenguas muy largas y veloces que les permiten proveerse el alimento.

1. Camaleón

Este reptil escamoso -foto que abre el artículo- es famoso por varias cuestiones. Como primera medida por su capacidad de mover los ojos de forma independiente -uno para cada lado- y en segundo lugar por su lengua rápida y alargada. También lo conocemos por su capacidad para camuflarse según el sitio donde se encuentre.

A diferencia de lo que sucede con su cuerpo -de movimientos lentos- la lengua es de las más veloces del reino animal, así como también de las más largas… ¡Pueden tener hasta un metro de longitud! Además presenta una punta pegajosa para adherir insectos de los cuales se alimenta (los traga enteros).

2. Jirafa

El animal terrestre más alto del mundo también cuenta con una de las lenguas más largas del reino animal. Vive en África y es conocida por su cuerpo amarillo con ‘manchas’ marrones de diferentes tamaños y formas.

Animales vivíparos: jirafa

No solo se ha adaptado a la sabana, pastizales y bosques abiertos africanos alargando su cuello, sino que además cuenta con una lengua eficaz, prensil y de 50 centímetros de largo para conseguir los brotes tiernos de lo más alto de los árboles. Cada día consume cerca de 35 kilos de follaje… ¡Sí que necesita una lengua prodigiosa para saciar su apetito!

3. Oso hormiguero

Los vermilinguos, más conocidos como osos hormigueros, son unos mamíferos que viven en Sudamérica y que se caracterizan por consumir grandes cantidades de hormigas -en algunos casos también termitas- las cuales consigue introduciendo su larga lengua en las maderas de los árboles o montículos de tierra.

Oso hormiguero: lengua

 

Este oso -que no pertenece a la familia de los úrsidos- presenta una de las lenguas más largas del reino animal: casi un metro de longitud. Es cilíndrica y está dotada de cierta viscosidad que -junto a la velocidad de movimientos- le permite capturar la comida en poco tiempo, es decir, antes de ser picado por las presas.

4. Murciélago Anoura

Este murciélago endémico de los bosques de Ecuador es de pequeño tamaño: seis centímetros de longitud y 12 gramos de peso. Sin embargo, en comparación con su cuerpo, tiene la lengua más larga de todo el reino animal: nada menos que ocho centímetros.

Murciélago Anoura Fistulata

Además, el murciélago fistulata presenta un labio inferior en forma de tubo, el cual le permite alimentarse de néctar y polen de flores -como las abejas o los colibríes- y en algunos casos complementa con pequeños insectos.

5. Dragón de Komodo

Este ‘monstruo’ de aspecto temeroso y autóctono de Indonesia es el lagarto más grande del mundo -puede medir hasta tres metros y pesar cerca de 70 kilos- y un superpredador de su ecosistema. El dragón de Komodo se alimenta de carroña principalmente, aunque en ocasiones puede ingerir aves, mamíferos e invertebrados.

Dragón de Komodo: características

En cuánto a su lengua, de color amarillo y bifurcada, le sirve para detectar sabores, así como también para oler y percibir estímulos, como sucede con muchos reptiles. Junto al órgano de Jacobson, este músculo es muy importante también para poder orientarse en la oscuridad.

Incluso la lengua le brinda información a los machos antes de aparearse, ya que detecta la receptividad de las hembras. Una vez que dos masculinos luchan por las féminas, el ganador apoya la lengua sobre las ‘pretendientes’ y se da cuenta si están o no interesadas en copular con él.