La rana toro, una especie invasora

Guillermo Bisbal · 18 enero, 2019
La rana toro es una especie invasora que está esparcida por casi todo el mundo; por su alta tasa de natalidad y su comportamiento agresivo, es un anfibio capaz de desplazar e incluso destruir otras especies más débiles

La rana toro es una especie de anfibio del orden Anura perteneciente a la familia Ranida y del género Lithobates. Su nombre científico es: Lithobates catesbeianus.

Aunque es difícil de creer, esta rana invasora es originaria del este de Norteamérica, invadiendo, ya sea deliberada o fortuitamente, zonas de América y Eurasia. Su nombre común está inspirado en su característico croar, el cual es profundo y ruidoso, por lo que evoca al bramido de un toro.

La rana toro es considerada una especie invasora con gran nivel de efectividad. Debido a que es difícil de erradicar en los lugares que invade, afectando negativamente a otras especies. Por esta razón está en la lista de 100 especies más invasivas del mundo, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Características de la rana toro

La rana toro mide alrededor de 9 a 15 centímetros. Como cualquier anfibio, esta rana crece rápidamente en los primeros ocho meses de vida. En este proceso de maduración aumenta en peso de 5 a 175 gramos. Los casos más extremos es cuando llegan a pesar 500 gramos.

Presentan una coloración poco uniforme, ya que puede variar de café a diferentes tonos de verde. Además, frecuentemente tienen manchas de color más oscuro repartidas en su pecho.

La rana toro es sexualmente dimórficas, es decir, los machos son más pequeños que las hembras. Asimismo, los tímpanos de las ranas toro difieren según su sexo: los machos tienen tímpanos más grandes, las hembras son más pequeños, casi del mismo tamaño que sus ojos.

Rana toro: comportamiento

La rana toro tiene la capacidad de hibernar y puede llegar a vivir una década. Además, esta rana es una gran transmisora de parásitos y enfermedades, que pueden llegar a afectar a los anfibios autóctonos. Esta es otra característica de la rana toro que la hace ser una especie peligrosa al invadir un ecosistema que no sea el suyo.

Distribución y hábitat de la rana toro

La rana toro es una especie cuyo rango de distribución nativo abarca desde el sur de Canadá, este y sur de Estados Unidos hasta el norte de México. Esta especie ha sido introducida en numerosos países alrededor del mundo, principalmente para emprendimientos de acuicultura.

En el caso particular de Sudamérica se ha reportado la presencia de poblaciones asilvestradas de esta especie en Brasil, Venezuela, Ecuador, Colombia, Perú, Uruguay y Argentina. En las Antillas ha sido introducida en Cuba, Jamaica, Puerto Rico, y República Dominicana.

En cuanto a Europa, se han registrado en España, Italia, Alemania, Bélgica, Grecia, Francia, Reino Unido y Países bajos. En Asia se han reportado en China, Indonesia, Japón, Malasia, Singapur, Tailandia, Taiwán, Hawái y Filipinas.

Rana toro: hábitat y alimentación

La rana toro posee una gran capacidad adaptativa, por lo que se le facilita habitar ecosistemas que no son propios para la especie. Su hábitat natural son las zonas húmedas y tranquilas, como lagos y pantanos. Sin embargo, es capaz de subsistir en lugares sumamente contaminados y en otras condiciones adversas.

Comportamiento y reproducción de la rana toro

Se ha registrado que la rana toro macho tiene tres tipos de llamadas. Las llamadas territoriales que sirven como amenaza o advertencia a otros machos, llamadas para atraer a hembras y llamadas que incitan al combate.

La rana toro se alimenta de un gran número de especies de vertebrados e invertebrados. Entre sus presas encontramos ratas, toda clase de peces, serpientes, renacuajos, aves, murciélagos, cangrejos de rio, caracoles, escarabajos e incluso otros ejemplares de rana toro. Pero su dieta habitual está conformada solamente por insectos.

La temporada de cría de la rana toro generalmente dura de dos a tres meses. Los machos se ubican en la zona de apareamiento, generalmente cerca de un banco de agua, desde donde llaman a las hembras. Cada macho procura estar a una distancia prudencial de tres a seis metros de otros machos, para evitar conflictos.

Después de que una hembra selecciona a un macho, esta deposita los huevos en su territorio. Estos huevos son fertilizados por el macho de manera externa, es decir, una vez que están en su territorio. La hembra puede poner lotes de huevo de hasta 20 000 ejemplares.

Rana toro: reproducción

Los renacuajos viven en aguas poco profundas. Esto tal vez sea porque en esta clase de zonas la cantidad de potenciales depredadores es menor. Los renacuajos en su etapa más temprana se alimentan de algas unicelulares, granos de polen y otras partículas pequeñas.

A medida que crecen, comienzan a ingerir elementos de su ambiente más grandes, utilizando sus dientes para raspar la superficie. El tiempo de metamorfosis de la rana toro depende de la zona donde crezca. En lugares generalmente cálidos puede madurar en unos pocos meses. Mientras que en lugares mucho más fríos puede tardar hasta tres años, esto debido a que las aguas más frías ralentiza el proceso de metamorfosis. La esperanza de vida de una rana toro es generalmente de 8 a 10 años. Sin embargo, una rana toro vivió durante casi 16 años en cautiverio.

La rana toro como especie invasora

Las especies invasoras son aquellas que provienen de otro lugar y que son introducidas en un ecosistema que no es el suyo. El momento en que una especie invasora hace estragos es cuando comienza a establecer poblaciones y a tener una descendencia fértil, y además, no tiene depredadores que puedan controlar su reproducción desmedida.

Rana toro: especie invasora

La rana toro causa desequilibrio en el ecosistema, pues entra a competir por espacio y alimento con las especies autóctonas. Ello hace que las especies originarias de un ecosistema limiten sus tasas de reproducción.

Además, pueden eliminar a los anfibios nativos directamente a través de predación o al interferir con la búsqueda de alimentos. Asimismo, lo puede hacer indirectamente por la alteración desequilibrada del hábitat o introduciendo enfermedades o parásitos.

Esta rana es portadora del hongo patógeno Batrachochytrium dendrobatidis que genera en los anfibios la enfermedad llamada quitridiomicosis. Esta es una de las responsables de la extinción global de los anfibios.

La gran diversidad de su dieta hace de esta un poderoso depredador. Tanto es así que a donde llega puede causar extinciones locales por ingestión de especies nativas, tal como ha sucedido en diferentes países donde se encuentra.

  1. Borges-Martins, M.; M. Di-Bernardo; G. Vinciprova y  J. Measey (2002). “Geographic distribution. Rana catesbeiana”. Herpetological Review, 33: 319.
  2. Boelter, R. A. y  S. Z. Cechin (2007). “Impact of the bullfrog diet (Lithobates catesbeianus. Anura, Ranidae) on native fauna: case study from the region of Agudo - RS – Brazil”. Natureza & Conservação, V-2: 115-123.