La periodontitis en gatos, imprescindible prevenirla

Paco María García 27 noviembre, 2017

Un arañazo vale la pena, claro que siempre y cuando el resultado ayude a evitar la periodontitis en los gatos. Cepillarlos no es tarea fácil, pero proteger la salud bucal tendrá sus recompensas, y es que la placa, el sarro, las bacterias afectan a los felinos. Se retraen sus encías, se separan los dientes y atacan las infecciones bacterianas, que ponen en riesgo la salud nuestra mascota.

La placa bacteriana

A la placa que forman las bacterias se suman los minerales de la saliva para dar paso al sarro. Esas bacterias llegan a las encías y las inflaman, lo que ocasiona la gingivitis; después se inflaman y destruyen el tejido de soporte del diente, que se cae, y surge la periodontitis.

La combinación de ambas se conoce como enfermedad periodontal y las bacterias asociadas a ella pueden viajar por el torrente sanguíneo hasta el corazón, riñones e hígado.

Así, la periodontitis es una enfermedad discreta que avanza de manera silenciosa. Al primer síntoma del animal en cuanto a mal aliento, babeo, encías rojas con pus o sangre, hay que actuar. Si se cayeron algunos dientes o muestra desgana al tomar alimento, se toca la boca con la pata, tiene secreción nasal o hinchazón de la cara, la visita al veterinario es obligatoria.

Gato mostrando sus dientes

La periodontitis en gatos es potencialmente mortal y afecta a más del 80% de los adultos. En algunos casos también puede presentarse a temprana edad. Ocasiona fuerte dolor y en un estado avanzado la única solución es retirar los dientes para frenar infecciones en boca y garganta.

Periodontitis en gatos, cómo evitarla

Evitarles ese sufrimiento pasa por respetar las visitas anuales al veterinario y las limpiezas dentales. A diferencia de la gingivitis, que es curable bajo estrictos cuidados, la enfermedad periodontal no lo es, y tratarla requiere antibióticos y analgésicos para paliar el dolor de la extracción.

Cuando está muy avanzada, detectar la periodontitis implica un profundo examen veterinario realizado bajo anestesia. Una sonda dental permite al especialista tomar radiografías que desvelen pérdidas de hueso alrededor de cada diente, y adicionalmente se analizará la formación de abscesos y otros problemas dentales.

La pérdida de las estructuras de soporte alrededor de los dientes por lo general es irreversible. Ello conlleva el uso de antibióticos y la toma de decisiones como extraer las piezas dentales para resguardar la vida de la mascota, de ahí la importancia de la prevención en todos los aspectos.

Los gatos comen hasta 20 veces al día, siempre en pequeñas cantidades, por lo que el riesgo de formación de placa y sarro es permanente. La dieta diaria, por tanto, juega un papel importante en la prevención, ya que además de nutritiva debe reducir la presencia de bacterias.

Golosinas y vitaminas

Algunas golosinas ayudan a mantener alejados la placa y el sarro. Existen croquetas que ejercen una acción abrasiva en el diente cuando el gato las mastica, y hay otras que incluyen ingredientes para evitar la mineralización del sarro a través de la saliva.

La vitamina C fosforilada mantiene la placa y el sarro alejados. Esta captura el calcio de la saliva e impide que se adhiera al diente para luego liberarlo en el tracto digestivo, lo que contribuye a formar huesos fuertes. Los polifenoides de té verde, de efecto antibacteriano en la boca, frenan la placa y la halitosis.

Gato con un cepillo de dientes

Cepillar los dientes evita la periodontitis en gatos

Cepillar los dientes pasa a ser una obligación diaria, por lo que hay que acostumbrarlos desde pequeños. La ventaja es que elimina la placa antes de que derive en sarro y evita la periodontitis en gatos.

Apoyados en las distintas opciones de pasta de dientes para mascotas con sabor a pollo, malta o mariscos se puede lograr un correcto cepillado. Nunca se deben usar dentífricos para humanos, pues algunas sustancias de las que están compuestas no deben ser tragadas por los felinos.

Sin embargo, mantén la calma si el gato se opone al cepillado, araña y huye, pues no todo está perdido. Las soluciones de enjuague bucal para mascotas atacan las bacterias responsables de la gingivitis y la periodontitis, y algunas vienen listas para colocarlas en el agua que bebe el gato, donde pasan desapercibidas.

El cuidado de los gatos en el hogar siempre será recompensado con el afecto y la ternura propios de estas mascotas. No hay que olvidar que sus necesidades, además de caricias, manifestaciones de amor y protección, pasan por una correcta higiene que es prioritaria a cualquier costo, a pesar de los posibles arañazos.

Te puede gustar