La fauna de Sudáfrica

Yamila · 22 marzo, 2018
Repleta de mamíferos y aves, destacan desde cánidos con una peculiar forma de cazar hasta gallinas de curiosos y colores

Con un ecosistema predominantemente de pradera, y el parque nacional Kruger como principal reserva de animales y plantas, la fauna de Sudáfrica es realmente fascinante. En este artículo te contamos sobre algunas de las especies más características del país.

¿Cómo es la fauna de Sudáfrica?

Más allá de los ‘cinco grandes’, hay decenas de especies más que habitan esta porción del continente. La mayoría de ellas se pueden encontrar en el parque nacional Kruger y de las que más se tiene información es de los mamíferos y aves, entre los cuales destacan:

1. Licaón

Este mamífero carnívoro –foto que abre el artículo– es conocido como perro salvaje africano, perro hiena o lobo pintado. Es endémico de todo África, aunque más presente en Sudáfrica por su ecosistema.

Su pelaje es de tres colores, como ‘manchado’ en marrón, negro y blanco, y no existen dos ejemplares con el mismo patrón de manchas. Además, llaman la atención sus grandes y redondeadas orejas siempre erguidas.

Los licaones viven y cazan en manada, se alimentan de impalas y otros ungulados de tamaño mediano. Tienen una técnica muy eficaz para conseguir presas: relevarse entre sí para evitar el cansancio. Su sistema social es el matriarcado, es decir, que una hembra los dirige.

2. Gallina de Guinea

También llamada ‘pintada común’ o ‘pintada gris’, es un ave de la familia de las gallinas originaria de África, aunque introducida en otras latitudes, como por ejemplo en Francia. Prefiere zona abiertas y cálidas, y puede ‘mezclarse’ con las gallinas domésticas.

Gallina de Guinea

Es una de las más destacadas representantes de la fauna de Sudáfrica, mide unos 50 centímetros y llama la atención por su cuello azulado, sus plumas como ‘escamas’ en negro y gris y su especie de cresta marrón sobre la cabeza. A diferencia de otras especies del género, la gallina de Guinea no presenta dimorfismo sexual.

3. Cebra de llanura

La cebra ‘común’ es otra de las especies dentro de la fauna de Sudáfrica que podemos destacar. Vive en sabanas y llanuras y, por culpa de la caza y la reducción de su hábitat natural, la población está cada vez más disminuida. Es común verla en reservas y parques nacionales en el continente.

Cebras

Famosa por su cuerpo blanco y negro a rayas (ningún patrón se repite), la cebra puede medir 150 centímetros y pesar 380 kilos. Se trata de un animal muy sociable, que vive en pequeños grupos de un macho y algunas hembras con sus crías.

Por las noches se turnan para hacer guardia y evitar así a los depredadores. Le gusta comer hierba de poca altura, y de vez en cuando se alimenta de tallos y hojas.

4. Jabirú africano

Este ave similar a la cigüeña en tamaño y aspecto, tiene una coloración particular en sus plumas (blancas y negras) y largo pico (rojo y negro). Vive en ríos, humedales, lagunas de agua dulce y marismas, cerca de praderas y zonas abiertas.

Jabirú africano

Durante el día tiene que erizar sus plumas y separarlas del cuerpo para reducir la temperatura. También rellenan sus picos de agua para refrescarse y ‘bañar’ a las crías o huevos. Pasan mucho tiempo con las patas en el agua para buscar comida: capturan los peces con sus expertos picos.

5. Kudú mayor

El gran kudú es otra de las especies de la fauna de Sudáfrica que podemos destacar. Este mamífero de la familia de los bóvidos es de gran tamaño y la cornamenta de los machos es notable: parece una ‘espiral’ y alcanza hasta 120 centímetros de largo.

Antílope africano kudú

El kudú habita en matorrales, en grupos separados entre machos y hembras (estas últimas con sus crías). Se alimenta de hojas y ramas tiernas, tiene hábitos nocturnos y, si bien es de andar lento, puede saltar hasta dos metros cuando debe escapar de las garras o colmillos de los depredadores.