La fauna de Borneo

Yamila 1 junio, 2018
Si bien en esta gran isla habitan nada menos que 400 animales, buena parte de ellos se encuentran en peligro de extinción por la caza furtiva y la deforestación

Se trata de la tercera isla más grande del mundo –detrás de Groenlandia y Nueva Guinea– y está compuesta por tres países: Indonesia, Malasia y Brunei. En este artículo te contaremos cómo se conforma la fauna de Borneo, un lugar realmente fascinante.

¿Cómo es la fauna de Borneo?

Rodeada por mares y otras islas, Borneo es conocida por su gran cantidad de cavernas y ríos subterráneos. Aquí viven unas 400 especies animales, entre las cuales podemos destacar a 30 especies endémicas de peces.

Sin lugar a dudas, es una de las áreas más biodiversas del mundo y sus principales exponentes –muchos en peligro crítico de extinción debido a la deforestación y la caza ilegal– son:

1. Cálao de yelmo

El cálao de yelmo –foto que abre este artículo– es una de las aves representantes de la fauna de Borneo, nativa del Sudeste Asiático, y relacionada con muchos mitos y leyendas. Los antiguos pobladores de la región decían que el cálao es el guardián del río que discurre entre la vida y la muerte. También se empleaban sus plumas para adornos.

Se trata de un ave de gran tamaño con un plumaje negro en todo el cuerpo, excepto las patas, el vientre y la cola; esta última es blanca. Llama la atención el gran pico anaranjado sólido y la protuberancia que le crece en la frente, con la cual los machos se pelean para defender el territorio. Se alimenta de frutas –higos sobre todo– y suele escarbar árboles para encontrar insectos.

2. Orangután de Borneo

Este primate nativo de la isla es realmente inteligente, ya que puede utilizar ciertas herramientas para proveerse comida o construir refugios entre los árboles. Las plantaciones de palma, los incendios y la venta ilegal de las crías son las razones por las cuales esta especie está en estado crítico de extinción.

Orangután de Borneo: características

El orangután de Borneo puede medir 140 centímetros y pesar unos 75 kilos, su cuerpo está cubierto de pelo rojizo y llaman la atención sus largos brazos, con los cuales se mece y traslada entre las ramas. Se alimenta de hojas, frutas, semillas, huevos, flores, insectos, miel y mucho más.

3. Rinoceronte de Sumatra

Otra de las especies en peligro crítico debido a la caza indiscriminada y el más pequeño de toda la familia de los rinocerontes: pesa un máximo de 800 kilos. Cuenta con dientes incisivos cuando es adulto y una capa de pelo rojizo que recubre todo su cuerpo. Estas dos características también le diferencian del resto del género.

Rinoceronte de Sumatra: características

Además, podemos indicar que, en lugar de uno, posee dos cuernos, como sus pares africanos. Si bien se lo llama ‘de Sumatra’, lo cierto es que además vivía en otras zonas del sudeste asiático; en la actualidad, solo quedan pocas poblaciones pequeñas en Sumatra, Malaca y Borneo, que son protegidas por los gobiernos locales.

4. Mono narigudo

Endémico de Borneo y único en su especie, este primate que se alimenta de hojas y brotes, y que tiene la capacidad de desplazarse trepando por las ramas de los árboles, es conocido por su alargada nariz y su cara rosada sin pelo. Esta característica tiene un motivo ‘sexual’, ya que las hembras eligen a los machos más narigudos para reproducirse.

Mono narigudo de Borneo

Se trata de un animal muy sociable que vive en grupos de unos 30 individuos no organizados ni estructurados, pero sí divididos entre machos y hembras. Su hábitat es cercano a los ríos, aunque pasan mucho tiempo entre los árboles para evitar el calor.

5. Gibón de Muller

El último de los representantes de la fauna de Borneo de esta lista es otro primate, que solo se puede ver en esta isla, precisamente al norte, este y oeste. Prefiere la selva tropical porque pasa muchas horas entre los árboles.

Gibón de Muller

El gibón de Muller o gris es diurno y frugívoro, muy ágil al aprovechar el largo de sus brazos para desplazarse por las ramas. Vive en grupos de hasta cuatro individuos, forma parejas monógamas y la gestación dura unos siete meses; solo nace una cría por vez, la cual permanece con sus padres hasta alcanzar la madurez sexual a los ocho años.

Te puede gustar