Ivan Pavlov y el entrenamiento en positivo para perros

Aitana Bellido · 6 marzo, 2018
Este científico descubrió mediante una serie de experimentos cómo los canes respondían inconscientemente a determinados estímulos, los cuales revelaban la capacidad de asociación –e inteligencia– que pueden tener estos animales ante realidades bien distintas

El entrenamiento en positivo para perros está empezando a ganar una gran popularidad entre dueños y adiestradores. Si ahora sabemos cómo reaccionan nuestros canes ante estos estímulos, es gracias a la investigación del psicólogo ruso Ivan Pavlov, ganador del Premio Nobel de Medicina en 1904.

La figura de Ivan Pavlov y el entrenamiento en positivo

En torno al año 1890, el psicólogo ruso Ivan Pavlov se centró en el estudio de la salivación en perros; Concretamente en el estudio de las causas que provocaban esta respuesta fisiológica en el animal.

Este fenómeno le llamó la atención porque se dio cuenta de que tenía lugar cada vez que su propio perro veía que entraba en la habitación, ya llevara comida en la mano o no.

El estudio de Pavlov partió de la base de que había ciertas cosas que un perro no necesitaba que le enseñaran, ya que respondían a reflejos instintivos. Los animales, por ejemplo, salivan inconscientemente ante la proximidad de una presa o de un alimento.

Experimento de salivación de Ivan Pavlov
Fuente: http://rincondelaciencia.educa.madrid.org/

Su estudio se centró en experimentos –considerados crueles a día de hoy– que nos han ayudado a entender las respuestas inconscientes que experimentan los perros ante estímulos. De esta forma, ahora somos capaces de predecir cómo responderán y aplicar mejores técnicas de adiestramiento.

El reflejo condicionado de Pavlov y su repercusión

Los estudios del comportamiento denominanreflejo no condicionado’ a la respuesta que experimenta un animal ante un estímulo, sin que ni una acción previa la haya provocado, ni un proceso de aprendizaje anterior le haya llevado a reaccionar de esa forma.

Pavlov demostró la existencia de esta respuesta no condicionada poniendo un bol de comida delante del perro y midiendo la cantidad de secreciones salivares producidas. El hallazgo le permitió darse cuenta de que se podía producir la misma respuesta creando nuevas asociaciones. 

Por ejemplo, en el caso de la comida, el perro empezó a asociar al asistente de laboratorio de Pavlov con la llegada de comida, lo cual derivó en un cambio en el comportamiento.

El asistente con el que había asociado la comida era un ‘estímulo neutral’ al que había relacionado con algo positivo. Pavlov hizo lo mismo con una campanilla, que hizo sonar cada vez que llegaba comida. A pesar de que a veces no le daba nada, la respuesta salivar se mantenía.

Iván Pavlov: perro y campana
Fuente: http://www.nkfu.com/

De esta forma, descubrió el ‘reflejo condicionado‘, es decir, la capacidad de crear una respuesta en un animal, que normalmente se produciría de forma inconsciente, a partir de un elemento o acción que a nosotros nos interese. 

Las ventajas del entrenamiento en positivo respecto al entrenamiento en negativo

La creciente popularidad que está experimentando el educación canina en positivo se debe a que es una buena forma de enseñarle a tu perro a comportarse correctamente sin hacer que se sienta castigado o incómodo.

De todas formas, para cada tipo de perro y cada tipo de dueño existen diferentes opciones que pueden ser perfectamente válidas. El entrenamiento en negativo, también denominado Alfa, se suele utilizar para canes de carácter dominante. Se basa en técnicas de dominación por parte del dueño.

El entrenamiento en negativo se basa en conseguir que la mascota identifique lo que está haciendo mal, para que así pueda corregirlo. Los dueños pueden utilizar periódicos para asustar al animal, correas especiales, técnicas de placaje (si el perro es muy agresivo), etc.

Si tienes un perro mediano que hace las veces de animal de compañía, un entrenamiento en positivo es la solución más eficaz. Si, por el contrario, tu perro es grande y dominante y estás pensando en que haga las veces de guardián, existen más opciones que puedes consultar con un profesional.

Fuente de la foto principal | http://www.albertolasso.com/