¿Hay animales que pueden regenerarse?

25 febrero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
En la naturaleza existen muchos animales que pueden regenerarse, es decir, hacer crecer nuevas partes de sus cuerpos para reemplazar las que han sido dañadas. Estas son algunas de estas increíbles criaturas.

¿Qué características poseen los animales que pueden regenerarse? Esta es una pregunta que la humanidad ha buscado develar para apropiarse del poder de curarse a sí mismo. Actualmente, estos seres vivos inspiran cientos de nuevas preguntas y un puñado de respuestas.

¿Qué animales tienen la capacidad de regenerarse?

Es importante  destacar que todos los seres vivos tienen alguna capacidad de regenerarse, desde bacterias hasta humanos. Dicho esto, debemos acotar que la regeneración puede ser completa si el nuevo tejido sustituye enteramente el tejido perdido. Por otro lado, la regeneración es incompleta si después de sufrir una lesión, el tejido necrótico llega la fibrosis o cicatrización.

En este sentido, los humanos no pueden regenerar su cuerpo para restituir partes enteras. Pero, otras criaturas sí pueden volver a crecer sus extremidades, colas ¡o incluso sus cerebros! A veces, los animales pueden desprender una parte de su cuerpo a propósito porque se sienten amenazados. La parte corporal perdida puede volver a crecer más tarde, este proceso se denomina: autotomía.

El ajolote: el mejor estudiado de los animales que pueden regenerase

El axolotl es una especie mexicana de la familia de la salamandra. El ajolote tiene la apariencia de un renacuajo gigante con patas y cola. Esta especie completamente acuática, tiene su hábitat en lagos o canales de aguas poco profundas con mucha vegetación acuática.

Cabe resaltar, que este anfibio es el único vertebrado capaz de regenerar extremidades amputadas, órganos y tejidos dañados. Así, puede regenerar, reparar o reemplazar, en cuestión de semanas, sus brazos, piernas, cola, mandíbula inferior, cerebro y corazón!

Aún más fascinante, dicen los investigadores, es la habilidad del ajolote para reparar su médula espinal cuando ésta sufre una lesión y lograr que funcione como si no hubiera sufrido daños. También, esta criatura puede reparar otros tejidos –como el retinal– y curar heridas, sin dejar cicatrices.

Debido a esta increíble habilidad, los científicos están muy interesados ​​en estudiar cómo el axolotl es capaz de hacer esto y ¡tal vez algún día usen lo que han aprendido para ayudar a las personas!

El caso de los lagartos

Muchas especies de lagartos, como la iguana verde y el dragón barbudo, pueden soltar o dejar caer su cola en una situación de peligro.

Dragón barbudo de frente.

Resulta sorprendente conocer que la cola, ya desprendida, continúa moviéndose y retorciéndose. Esta estrategia es muy exitosa para confundir al depredador mientras el lagarto se escapa. La cola puede tardar un par de meses en volver a crecer, dependiendo de la especie de lagarto.

Las planarias: reinas de la regeneración

Las planarias son pequeños gusanos planos de vida libre. Esta especie es una de las muchas especies que conforman la clase Turbelaria, filo platelmintos. Las planarias son comunes en muchas partes del mundo y viven en estanques y ríos de agua salada y dulce.

El parásito Planarian bajo el microscopio.

Cabe señalar, que las planarias exhiben una habilidad extraordinaria para regenerar partes perdidas del cuerpo. Así, si seccionamos un gusano en dos mitades –sea el corte transversal o longitudinal– cada una se regenerará en dos individuos separados.

Así, resulta sorprendente conocer que un segmento de una planaria cortada en 279 piezas puede regenerarse con éxito en un nuevo gusano en una o dos semanas. El mecanismo implica la formación de centros de regeneración a partir de “células madre”, que se encuentran circulando en el cuerpo del gusano.

Otros animales que pueden regenerarse

Sabemos que las arañas pueden volver a crecer una pata de repuesto. Las arañas pasan por periodos de muda hasta llegar a adultas. ¡Es durante esta muda que pueden volver a crecer una pierna faltante!

También, los tiburones continuamente reemplazan los dientes perdidos. Un tiburón puede tener 24 000 dientes en toda su vida. Asimismo, el pez cebra puede parchear un corazón muy dañado.

Hocico y dientes de tiburón de cerca.

Si las esponjas de mar que sufren mutilaciones, cada pedazo puede convertirse en una nueva esponja de mar. Por último, las estrellas de mar pueden volver a crecer todas sus extremidades si pierden uno o más durante un ataque.

  • Amamoto, R., Huerta, V. G. L., Takahashi, E., Dai, G., Grant, A. K., Fu, Z., & Arlotta, P. (2016). Adult axolotls can regenerate original neuronal diversity in response to brain injury. Elife, 5, e13998.
  • Montgomery, J. R., & Coward, S. J. (1974). On the minimal size of a planarian capable of regeneration. Transactions of the American Microscopical Society, 386-391.
  • Brockes, J. P., & Kumar, A. (2008). Comparative aspects of animal regeneration. Annual review of cell and developmental biology24, 525-549.