5 tarántulas espeluznantes

Yamila · 12 junio, 2018
A pesar de su tamaño, hasta los 30 centímetros, y a un cuerpo repleto de pelos, lo cierto es que estas arañas son menos venenosas que otras, pese a la impresión que dan en realidad

Son enormes, están repletas de pelos y su aspecto es más que tenebroso. En este artículo tehablamos sobre las tarántulas más espeluznantes del mundo. ¡Anímate a descubrirlas con nosotros!

¿Cuáles son las tarántulas más tenebrosas?

La familia de las tarántulas tienen una muy mala reputación debido a su gran tamaño y a cuestiones culturales o históricas. Sin embargo, son menos venenosas que otras arañas, como por ejemplo la viuda negra. Eso no quiere decir que al ver una no nos espantemos y gritemos del susto. Algunas de las más espeluznantes son:

1. Tarántula Goliat

Es la araña más grande del mundo, ya que al medir entre los extremos de las patas… ¡Alcanza los 30 centímetros! Además, llega a pesar 100 gramos y las hembras son más grandes que los machos. Su cuerpo, de color marrón, está cubierto de pelos irritantes que actúan como sistema de defensa.

La tarántula Goliat o gigante –foto que abre este artículo– vive en las selvas de Sudamérica, concretamente en Brasil, Venezuela, Colombia, Guyana y Argentina, ya que le gusta excavar túneles en sitios pantanosos. Se alimenta de invertebrados y a veces de roedores pequeños o lagartijas.

Solo se ‘junta’ con un ejemplar del sexo opuesto en la época de reproducción. Una hembra puede poner 50 huevos por temporada, los cuales eclosionan tras seis semanas.

2. Tarántula cebra

Sin duda es una de las tarántulas más espeluznantes que existen debido a su cuerpo negro con manchas blancas –de ahí el nombre de cebra– cerca de las articulaciones. Habita en pastizales de Costa Rica, Guatemala, Nicaragua y Honduras, en América Central y suele cavar madrigueras profundas donde se protege del calor del día.

Tarántula cebra

La tarántula cebra puede medir unos 13 centímetros y se alimentan de insectos. Las hembras son más longevas que los machos: viven 20 y 15 años respectivamente. Muchas personas eligen a esta araña como mascota y la alimentan con cucarachas y grillos.

3. Tarántula de rodillas blancas

Su nombre científico es Acanthoscurria geniculata y es una araña migalomorfa que puede alcanzar los 20 centímetros de largo. Su cuerpo es de color negro o marrón, y presenta manchas blancas en las articulaciones de las patas. Además presenta pelos rojizos en la espalda.

Tarántula de rodillas blancas

La tarántula de rodillas blancas vive en la selva tropical de Brasil, donde habita madrigueras, bajo troncos podridos o rocas. Se alimenta de grillos, langostas y pequeños roedores.

Es una araña elegida como mascota, aunque se trate de una especie defensiva que puede irritar con sus cerdas urticantes cuando se siente amenazada. El daño de una mordida de esta tarántula puede ser considerable, aunque no su veneno.

4. Tarántula de anillos rojos

Esta es otra de las tarántulas espeluznantes, que pertenece a la familia de las Theraphosidae y que es nativa de México, concretamente de la costa del Pacífico y del estado de Guerrero. Mide aproximadamente siete centímetros y se caracteriza por tener un cuerpo marrón en diversos tonos y patas con manchas rojizas.

Tarántula de anillos rojos

La tarántula de anillos rojos construye madrigueras o se esconde entre ramas, rocas y matorrales para evitar ser capturadas por sus depredadores: coatíes de nariz blanca. Cuando la hembra pone los huevos o realiza la muda de piel, sella la ‘puerta’ de casa con tierra, hojas o seda.

5. Tarántula de trasero rojo

También conocida como tarántula de terciopelo, habita al sur de México (son muchas las tarántulas nativas de este país), incluido Chiapas, Oaxaca y Quintana Roo. Se la puede encontrar a su vez en Florida, Guatemala y Belice.

Tarántula de trasero rojo

La tarántula de trasero rojo vive unos 15 años –las hembras– y prefiere esconderse entre las raíces de los árboles o la maleza. Comen grillos, escarabajos, ranas, sapos, ratones y lagartijas. Sus depredadores naturales son el cuervo, el mapache, el coatí, la serpiente de coral y el camaleón.

Su cuerpo, de gran tamaño y color negro con parte trasera roja, le valido la calificación de ‘peligrosa’, pero tiene un carácter bastante tranquilo y es bastante lenta. Su veneno es de baja toxicidad y prefiere escapar a luchar, aunque utiliza sus pelos urticantes en casos extremos.