Gusano Lernea en peces: síntomas y tratamiento

El gusano Lernea es un patógeno crustáceo que vive en la superficie de los peces. Aunque no los mata por sí solo, favorece la aparición de infecciones asociadas.
Gusano Lernea en peces: síntomas y tratamiento
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez el 23 septiembre, 2021.

Última actualización: 23 septiembre, 2021

El acuario es un ecosistema cerrado que se mantiene en equilibrio hasta cierto punto, pero pueden llegar visitantes indeseados en las plantas o las decoraciones y afectar a todos los habitantes del tanque. Este es el caso del gusano Lernea en peces, un parásito que se ancla a la piel de los animales acuáticos y los desangra poco a poco.

Este no es el único patógeno que se puede expandir por el acuario, pero sí uno de los más fáciles de detectar. Si quieres conocer cómo combatir su infección antes de que sea demasiado tarde, estás en el sitio indicado.

¿Qué es el gusano Lernea?

Antes de comentar los síntomas y el tratamiento de esta condición, lo más adecuado es conocer al patógeno en cuestión. En primer lugar debemos destacar que, a pesar de su nombre, este organismo no es un gusano como tal. El género Lernaea (también aceptado como Lernea) hace referencia a un grupo de crustáceos copépodos con el cuerpo muy alargado.

Tal y como indican fuentes profesionales, estos crustáceos son ectoparásitos que atacan a los peces de agua dulce. Se consideran altamente destructivos y su distribución se ha expandido mucho en los últimos años debido al comercio con animales de acuario. En específico, la especie Lernaea cyprinacea se localiza en India, América, Europa, Asia y África.

La especie más famosa de este género es originaria de Asia, pero se citó por primera vez en libertad en países como España en la década de los setenta. Es común en especies de acuario de agua fría o templada y afecta sobre todo a los ciprínidos, como los barbos, los carpines, los danios y los peces bala (entre muchos otros).

Los gusanos Lernea tienen una forma alargada y un aparato bucal con extremos puntiagudos (de ahí que también se conozcan como gusanos ancla). Los ejemplares juveniles son de vida libre y muy difíciles de ver, pero las hembras adultas se anclan sobre la piel del pez y le generan daños múltiples.

El gusano Lernea es en realidad un crustáceo. Como tal, es familiar de los cangrejos y las langostas marinas.

Causas del gusano Lernea en peces

Estos crustáceos copépodos son muy visibles en su fase adulta, pero la cosa es muy diferente cuando hablamos de las etapas juveniles. Lo más probable es que estos invertebrados entren en el acuario en su forma larvaria al meter un nuevo pez en el tanque. Es posible que los parásitos estén en el agua y sea imposible verlos a simple vista.

Para evitar esta situación, lo más adecuado es colocar a todo pez que vayas a meter en el acuario en un tanque de cuarentena por una o dos semanas. Si es una especie tropical, puedes subir la temperatura de esta instalación hasta los 31-32 °C de forma preventiva (siempre y cuando el pez lo aguante). Ten en cuenta que este copépodo se desarrolla mejor entre 23 y 30 °C.

Síntomas

El gusano Lernea genera diversos síntomas en el pez y es muy destructivo. El cuadro clínico experimentado se conoce como lernaeosis y algunos de los signos clínicos más comunes son los siguientes:

  1. Ejemplares adultos pegados a distintas partes del cuerpo del animal. Los parásitos son visibles a simple vista y tienen la apariencia de pequeños hilos blanquecinos. Esta estructura corporal corresponde a las hembras, por lo que también es común que se puedan ver pequeñas bolsas con huevos al final del “hilo”.
  2. Hemorragias y úlceras entre las escamas del pez infectado. La zona se mostrará enrojecida e inflamada.
  3. Pérdida de piel en las zonas lesionadas.
  4. Intentos de rascado por parte del pez contra cualquier superficie puntiaguda del acuario.
  5. Problemas respiratorios.
  6. Apatía generalizada.
  7. Infecciones oportunistas.

Como la piel del pez está llena de heridas, es más fácil que acabe desarrollando infecciones derivadas. Entre ellas destacan cuadros bacterianos y fúngicos, sobre todo la podredumbre de aletas o fin rot. Si no se trata, el animal termina falleciendo. 

Tratamiento del gusano Lernea en peces

El primer paso para acabar con la infestación de Lernea en el acuario es sacar a los peces que peor están y remover los parásitos visibles mecánicamente. Esto se puede hacer con mucho cuidado usando unas pinzas, pero lo más probable es que el tutor rasgue el tejido del animal en el proceso. Sin duda, lo mejor es dejar este procedimiento a un veterinario. 

Existen diversos medicamentos para acabar con la infestación en el acuario: tricoloroformo, dipterex y bromex son algunos de ellos. Antes de aplicarlos, es recomendable quitar todo el sustrato y la decoración del tanque, pues así las formas juveniles y las adultas quedan más expuestas a los agentes químicos y a la vista del tutor. Sigue al pie de la letra las instrucciones del fármaco.

La extracción mecánica de los parásitos debe hacerse con el pez sedado. Por ello, solo es posible llevarla a cabo en el veterinario.

Un veterinario monitoriza a un pez.

Acabar con el gusano Lernea en peces no es una tarea nada sencilla. Para ello, es necesario acudir al veterinario con los animales infectados y esperar a que este extraiga de forma precisa a los individuos adultos de su piel. Tras ello, debes limpiar el acuario en profundidad y aplicar los medicamentos recetados sin saltarte ninguna dosis.

Te podría interesar...
Hongos en peces: tipos, síntomas y tratamientos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Hongos en peces: tipos, síntomas y tratamientos

Los hongos en peces son especies fúngicas patógenas que afectan a distintos géneros y especies. El tratamiento varía según el taxón.