Animales para el acuario: consejos y consideraciones

Francisco María García 5 noviembre, 2017

Los peces no son los únicos que pueden habitar nuestra pecera. Hay una gama inmensa de animales que pueden incorporarse y hacer más variada la vida del hábitat acuático. Los animales para el acuario son una tendencia en la actualidad.

No obstante, debemos tener siempre cuidado con las mezclas que realizamos dentro del ecosistema controlado. No todas las especies se complementan bien.

A continuación, daremos una serie de consejos y consideraciones respecto a la estancia de otros animales para el acuario.

La gamba elimina las algas

Uno de los problemas de los acuarios es la reproducción de algas debido al fosfato, la temperatura del agua y la luz solar. En este sentido, una de las mejores soluciones a dicha situación es la adquisición de algunas gambas.

Estos invertebrados se caracterizan por alimentarse básicamente de algas, lo cual beneficia la limpieza de nuestra pecera. Sin embargo, estos pequeños animalitos no son compatibles con todo tipo de peces.

Entre las especies que pueden convivir con gambas destacan los Molly’s, neones, barbos, peces discos y los cíclicos enanos, entre otros. Por el contrario, ejemplares como el pez elefante podría comérselas. Lo negativo es que estos invertebrados podrían sentir algo de estrés ante la presencia de sus posibles depredadores.

Peces en una pecera

Tritones y peces: mala combinación

No es que esta especie de anfibio acuático sea totalmente incompatible con los peces. Lo que sí es verdad es que su convivencia puede originar encuentros agresivos en algunos casos. Lo peor es la posibilidad real de que entre ambos se transmitan ciertas enfermedades.

Por ello, reunirlos puede ocasionar la muerte de algunos ejemplares. El agua podría guardar mayor cantidad de desechos, lo que haría que el ecosistema fuese más incontrolable.

Quienes sí se llevan muy bien son las gambas y los tritones. Esta cuestión es importante para las personas que hacen “gambarios”, o acuarios especializados para tritones.

Los peces podrían ser el aperitivo de una tortuga

Las tortugas no son los mejores animales para el acuario. Además de que este animal necesitaría más bien un acuaterrario, las mismas podrían intentar comerse a los peces del ecosistema.

Hay personas que han logrado combinar sin mayor problema tortugas y peces en un mismo estanque, aunque esto siempre conlleva sus riesgos. En todo caso, si se van a unir especies, lo correcto es hacerlo con peces de nado rápido y cola corta.

Un pez mezclado con una tortuga podrá sobrevivir, pero tendrá mucho estrés, siendo el reptil visto como un posible depredador.

El erizo de mar podría encajar bien en el acuario

La mayoría de las especies de erizo de mar son herbívoras, así que no habrá mayor riesgo en la convivencia. Incluso la incorporación de este animal podría ser bastante aconsejable para mantener la pecera libre de algas.

Lo único importante es elegir a la especie correcta. Para ello, será recomendable informarnos con el encargado de la tienda de mascotas. El inconveniente es que existen algunas especies que son carnívoras.

Los pepinos de mar serían buenos animales para el acuario

Otra excelente alternativa biológica para la limpieza de algas y desechos marinos es el pepino de mar. El mismo vive en el sustrato buscando toda clase de alimentos, y algunos se alimentan incluso del filtrado.

Su presencia no alterará a los peces, porque siempre se mantienen en el sustrato. Especies como el Pseudocolochirus axiologus y el Holothuria Hilla se adaptan fácilmente a los ecosistemas controlados. Los podremos conseguir en la tienda de mascotas.

Estos curiosos animales limpiarán el acuario, y su extravagante composición física nos permitirá decorar sin recurrir a objetos artificiales. Hablamos de especies bastante vistosas.

Las estrellas de mar son una opción a considerar

Un animal que se ve mucho en los acuarios son las estrellas de mar. Hay que saber que pueden comer cualquier cosa, pero todo dependerá de su tamaño y especie. Un equiderno pequeño simplemente no podrá introducir a cualquier pez en su orificio.

Más allá de esto, su incorporación debe seguir ciertas especificaciones. Por ejemplo, no es adecuado colocar una estrella de mar en un acuario de agua dulce porque se partirá. Al ocurrir esto, se desprenderán cantidades importantes de calcio que podrían perjudicar a la salud de los peces.

Y son muchos los animales para el acuario que debemos analizar. La realidad es que los ejemplares más convenientes son aquellos que nos ayudan con el aseo de nuestro ecosistema acuático.

Te puede gustar