Guacamaya bandera: hábitat, características y reproducción

La guacamaya bandera es un ave apreciada y conocida por su gran inteligencia y su belleza. Si quieres conocer más sobre ella, aquí lo contamos.
Guacamaya bandera: hábitat, características y reproducción
Raquel Rubio Sotos

Escrito y verificado por la bióloga Raquel Rubio Sotos.

Última actualización: 22 abril, 2022

Las guacamayas son las aves en mayor categoría de riesgo a nivel mundial, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Pertenecen al orden Psittaciformes, familia Psittacidae y el género Ara. En la actualidad existen 17 especies de guacamayos, 23 si consideramos a las extintas. La guacamaya bandera (Ara macao), también conocida como guacamaya macao, guacamaya roja o lapa roja, es una de ellas.

Este fascinante animal, cada vez más en declive, requiere un mayor conocimiento de su ecología y hábitats para conseguir salvar a esta especie y a sus dos subespecies. Aquí podrás conocer todo sobre estas maravillosas aves.

Hábitat y distribución de la guacamaya bandera

La guacamaya bandera se encuentra distribuida entre México, Centroamérica y Sudamérica, llegando hasta Brasil y Bolivia. Aun así, en la actualidad el conocimiento sobre las poblaciones silvestres de Ara macao, es escaso y dificulta mucho su estudio y las medidas de conservación.

Se le puede encontrar en varios hábitats diferentes como el bosque seco tropical con transición a bosque húmedo, el bosque húmedo tropical,  el bosque premontano y montano, y el bosque húmedo tropical. Dentro de estos hábitats hay zonas que presentan una mayor estacionalidad, en cuanto a precipitaciones se refiere, y respecto a la temperatura están en un rango de 25 a 30 grados.

En la actualidad la mayoría de su zona de distribución presenta algún tipo de alteración, ya sea por los pastos para ganado, los huertos frutales, las áreas de extracción de madera, los campos de arroz o las tierras de cultivo, por ejemplo.

Características físicas

La guacamaya bandera mide entre 81 y 96 cm de largo y pesa entre 1060 y 1123 gramos. Poseen un pico grande, fuerte y curvado y unas patas zigodáctilas, es decir con dos dedos hacia delante y dos dedos hacia atrás, que les permiten agarrarse a las ramas de los árboles con mayor facilidad.

Tanto hembras como machos presentan de color predominante el rojo. Las plumas cobertoras alares son de color amarillo con la punta verde y las remeras y cobertoras de la cola son principalmente azules.  Tienen una zona facial blanca desprovista de plumas y la parte superior del pico es clara con una mancha negra a cada lado y la parte inferior es negra.

Comportamiento

Son aves con una gran inteligencia y un comportamiento social complejo. Salvo en la época de cría conviven en bandadas que pueden llegar a los 30 individuos. Normalmente, estas están formadas de parejas reproductoras estables, ya que son aves monógamas.

Se comunican entre ellas con sonoras vocalizaciones y son principalmente diurnas. Durante el día realizan vuelos en busca de alimento, y suelen comer en silencio para evitar que otros animales descubran la fuente de alimentación, evitando así la competencia.

A la hora de dormir vuelan a zonas de descanso y se colocan por parejas en sus dormideros. Dentro de los grupos suele haber individuos dominantes, principalmente machos. Los guacamayos bandera más sumisos evitan acercarse a ellos para evitar los conflictos.

Cuando son juveniles y no son maduras sexualmente, las hembras suelen formar grupos. Estos grupos les sirven para socializar y buscar alimento, pero no están tan consolidados como los de los miembros adultos.

Relación con otras especies

La guacamaya bandera presenta relaciones de competencia y depredación con otras especies. Los principales competidores son otras especies de guacamayo como el azul y amarillo (Ara ararauna) y el aliverde (Ara chloropterus), que consumen el mismo tipo de alimentos. Para evitar que les roben la comida suelen alimentarse en silencio.

En cuanto a depredadores su principal peligro son las aves rapaces, aunque en ocasiones serpientes, monos y otros mamíferos pueden depredar los huevos de los nidos y rara vez a los adultos.

Alimentación

La guacamaya bandera presenta una dieta basada principalmente en frutos y semillas y complementada con hojas jóvenes, flores y la corteza de algunos árboles. Se alimentan principalmente de los árboles autóctonos, pero como la degradación del hábitat es tan grande, están comenzando a introducir en la dieta plantas de cultivos o alóctonas.

Dentro de los alimentos que consumen una parte de ellos poseen sustancias tóxicas para el organismo. Se ha comprobado, que los guacamayos, visitan zonas ricas en arcilla y la consumen. La arcilla les proporciona sales minerales necesarias para su organismo y elimina las sustancias tóxicas de los alimentos que consumen.

Reproducción

La guacamaya bandera comienza la época de reproducción, dependiendo de la zona, de noviembre a junio. Las parejas reproductoras son monógamas, y suelen reproducirse cada dos años, ya que los juveniles suelen permanecer con ellos ese tiempo.

Para la construcción de los nidos utilizan oquedades en los árboles. Uno de los principales problemas ahora es la falta de huecos, por lo que se están introduciendo nidos artificiales para mejorar su reproducción. Los nidos entre las diferentes parejas suelen tener una separación de 3 kilómetros para evitar la competencia y mejorar la crianza.

Cuando se instalan en el nido, suelen poner de media de 1 a 4 huevos. En este caso es la hembra de guacamaya bandera la que se encarga de la incubación de los huevos que suele durar 25 días. De esos huevos normalmente eclosionan solo dos, y el promedio de supervivencia de los pollos que consigue abandonar el nido con éxito es entre 0.6 y 1.3 pollos por pareja.

Ciclo de vida

Cuando eclosionan los huevos a los 25 días, los pollos nacen desprovistos de plumas y con los ojos cerrados. Normalmente, el polluelo que nace primero es el que sobrevive, ya que es más grande que los demás. Pasados los tres meses y medio de vida, los están preparados para dar sus primeros vuelos.

Durante el año y medio siguiente los juveniles suelen permanecer con sus progenitores. Por eso la guacamaya bandera se suele reproducir cada dos años. Pasado ese tiempo abandonan a sus progenitores y son maduros sexualmente a los 3 o 4 años de edad.

Reproducción en cautiverio

La reproducción en cautividad está siendo de gran importancia a la hora de conservar a la guacamaya bandera y evitar problemas de endogamia. Hay varios centros que se dedican a la cría y suelta de juveniles de esta especie. Es necesario que convivan en grupos, que tengan suficientes estímulos y espacio y que las cajas nido sean adecuadas para que lleguen a reproducirse.

Estado de conservación

Guacamaya escarlata o ara macao

Según la UICN la guacamaya bandera se encuentra en estado de Preocupación Menor -LC- con descenso de sus poblaciones. No se sabe cuántos ejemplares hay en total, ya que muchos de los que están en cautividad como mascotas no tienen regulación. En libertad tampoco se sabe a ciencia cierta, ya que no hay demasiados estudios.

La degradación del hábitat, su captura en la naturaleza para venderlos como mascotas y la endogamia de sus poblaciones son sus principales peligros. En muchas zonas han desaparecido, como en el Caribe por ejemplo, y en otras están decreciendo a una velocidad alarmante.

Uno de los principales proyectos es salvar a la subespecie Ara macao cyanoptera. En México ha desaparecido del 98 % de su distribución original. En la Reserva Natural Volcán Cosigüina está una de las últimas poblaciones conocidas que existen, con entre 20 y 50 ejemplares, pero varios factores han creado una buena oportunidad para salvar esta población.

Te podría interesar...
Guacamayos: características, alimentación y hábitat
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Guacamayos: características, alimentación y hábitat

Los guacamayos son una especie especial de loros: son inteligentes, son bellos, son muy sociales... ¡y son tan longevos que pueden vivir más de 50 ...



  • Vaughan, C., Nemeth, N., & Marineros, L. (2003). Ecology and management of natural and artificial Scarlet Macaw (Ara macao) nest cavities in Costa Rica. Ornitologia Neotropical14(1), 381-396.
  • Chinchilla, A. T. (2006). Necesidad de estudios de variabilidad genética en Ara macao. Mesoamericana, 78.
  • Vaughan, C., Nemeth, N., & Marineros, L. (2006). Scarlet Macaw, Ara macao,(Psittaciformes: Psittacidae) diet in Central Pacific Costa Rica. Revista de Biología Tropical54(3), 919-926.
  • Schmidt, K. (2013). Spatial and Temporal Patterns of Genetic Variation in Scarlet Macaws: Implications for Population Management in La Selva Maya, Central America (Doctoral dissertation, Columbia University).