Guacamaya azul: hábitat y características

Al pertenecer al grupo de las psitácidas, la guacamaya azul también muestra comportamientos llamativos, como la imitación o repetición del habla.
Guacamaya azul: hábitat y características
Elsa M. de Arribas

Escrito y verificado por la bióloga Elsa M. de Arribas el 20 Mayo, 2021.

Última actualización: 20 Mayo, 2021

En América del Sur se pueden datar muchas aves de colores vistosos, como la guacamaya azul. Este precioso pájaro habita buena parte de Brasil, Bolivia y el norte de Paraguay. Además, cabe destacar que se trata de la especie más grande dentro del grupo de los guacamayos.

Por desgracia, a día de hoy esta especie se encuentra en estado vulnerable. Los cazadores furtivos dificultan cada vez más la investigación sobre este animal, así como el conocimiento de sus comportamientos y características. Sigue leyendo si quieres saber más sobre la guacamaya azul.

Características físicas de la Guacamaya azul

La guacamaya azul (Anodorhynchus hyacinthinus) es un ave psitaciforme perteneciente a la familia Psittacidae. Dentro de esta agrupación se localizan las aves comúnmente conocidas como loros o papagayos. A su vez, esta familia incluye a los guacamayos, las cotorras y otros pájaros similares, localizados en América y África.

A la hora de comparar estas aves, es fácil concluir que todas ellas comparten una serie de características comunes. La guacamaya azul sobresale del resto por sus preciosos colores y comportamientos, entre otras cosas. Si quieres conocer más sobre ella, sigue leyendo.

Un par de guacamayas azules.

 

1. La guacamaya azul es el loro de mayor tamaño

En comparación con el resto de sus familiares, Anodorhynchus hyacinthinus alcanza los 90-100 centímetros de longitud y una envergadura de hasta 140 centímetros. Esto lo convierte en el loro de mayor tamaño actualmente conocido. Además, su peso oscila entre los 1,5 y los 1,7 kilos, una cifra nada desdeñable para un ave.

2. Su tonalidad azul intensa es inconfundible

La tonalidad tan vistosa de este guacamayo lo convierte en un objetivo visual irresistible para los turistas. Su potente tono azul —que recuerda al añil— está acompañado por unas alas y una cola muy larga, cuya parte inferior es negra.

Además, en la base del pico y su lado anexo —el anillo periocular— muestran un color amarillo. Por todo lo anterior, se incluye esta especie dentro del grupo de aves más coloridas, junto con el loro arco iris y otros representantes.

3. Su pico curvo y puntiagudo está adaptado a su alimentación

Charles Darwin determinó que los picos de las aves cumplen una función imprescindible: son su herramienta clave en la dieta. En el caso de la guacamaya azul, el alimento principal son las nueces. Este fruto proviene de diferentes palmas, según la región en la que resida el ave.

Estudios datan que estas aves pueden recoger las nueces de palma del suelo o arrancarlas de la planta. Además, completan su alimentación con frutos provenientes del género Ficus sp. (higos y brevas), así como con moluscos gasterópodos dulceacuícolas del género Pomacea.

Gracias a la fuerza de su pico negro, este ave puede partir las nueces y el resto de alimentos que componen su dieta. 

4. No muestran dimorfismo sexual

No es posible diferenciar a los machos de las hembras a simple vista. Por eso, se indica que esta especie no muestra dimorfismo sexual, al menos visible para la mayoría. Aunque parece que son casi indistinguibles, las hembras tienen la particularidad de ser más esbeltas.

Hábitat y comportamiento

La distribución de esta especie se extiende en el interior de América del Sur, aunque entre zonas muy separadas. Normalmente, se localiza en regiones tropicales, formadas por distintas especies de palmeras con grandes semillas. Dentro de estas regiones, prefiere aquellas con poca humedad o con humedad estacional.

Por ejemplo, este ave puede ser localizada en bosques de la Amazonia brasileña con tierras bajas y en mesetas de valles rocosos del noreste de Brasil. 

Comportamiento de la guacamaya azul

Aunque los loros destacan por numerosas capacidades cognitivas, posiblemente la más conocida sea su habilidad para imitar sonidos o vocablos. Sin embargo, este no es el único comportamiento que podemos destacar de la guacamaya azul. Aquí se muestran unos cuantos más:
  1. Este ave realiza movimientos migratorios.
  2. Convive en diferentes estructuras sociales: como pareja, grupo familiar o bandadas pequeñas de hasta 10 individuos.
  3. Las guacamayas azules tienen árboles favoritos en los que anidar: sobre todo en los géneros Enterolobium Sterculia.
  4. Los machos «colaboran» en la incubación: a lo largo del mes de incubación, el macho se encarga de atender a su compañera.
  5. Aunque pongan 2 huevos, normalmente solo uno sobrevive: el huevo que eclosione antes tiene probabilidades más altas de sobrevivir, ya que la segunda cría no puede competir por la comida, al ser más débil.
  6. Imitan y repiten palabras desde los 6-7 meses: se cree que, pasados los 2 años, estas aves son capaces de entender lo que dicen los humanos.

Estado de conservación

Actualmente, la guacamaya azul forma parte de la lista de especies vulnerables que se encuentran en peligro. En concreto, esta situación radica del exceso de capturas con fines comerciales, así como del uso de sus plumas para fabricar accesorios.

Además, al igual que el resto de animales que componen la fauna silvestre de las regiones en las que habitan, el ser humano ha puesto en peligro su hábitat. Especialmente significativos son los incendios provocados con el objetivo de obtener tierras de cultivo, que acaban destrozando nidos de esta y otras especies.

Todo esto influye en que esta especie se encuentre en un estado de declive poblacional.

Un guacamayo jacinto adulto.

En definitiva, la guacamaya azul es un ave con una tonalidad que resulta irresistible para el hombre. Sin embargo, su estado actual es grave y es necesario ponerles freno a sus amenazas, para evitar que desaparezca una especie tan bella como esta.

Con la intención de concienciar a la población, Bolivia ha decidido incluir a esta especie en sus billetes de 100 bolivianos. De esta manera, las entidades gubernamentales buscan que la gente se responsabilice sus acciones y promueva la protección de esta y otras especies.