Un gran trabajador: el pájaro carpintero

Francisco María García · 19 febrero, 2018
Este ave, mundialmente conocido gracias a los dibujos animados del Pájaro Loco, es un taladrador de troncos para buscar alimento; es originario de México, aunque ya se puede encontrar en Europa y concretamente en España, en el Parque Natural de Doñana

El pájaro carpintero es, sin duda, un personaje presente en la infancia de muchas generaciones. ¿Quién es capaz de olvidar la peculiar risa y las aventuras del ‘Pájaro Loco’? Pero lejos de ser un animal travieso  y aprovechado, el pájaro carpintero es un trabajador incansable. A continuación, vamos a conocer mejor este curioso ave.

El pájaro carpintero: especies y taxonomía

El pájaro carpintero pertenece a la familia de los Picidae o piciformes, y están relacionado con los tucanes, avestruces y emúes. En la actualidad se conocen más de 200 especies de pájaros carpinteros que se encuentran reunidas en dicha familia.

Las especies más famosas y de mayor tamaño se encuentran mayormente en Norteamérica y en Europa; los ejemplares más pequeños habitan principalmente el continente africano. De hecho, el menor pájaro carpintero del mundo vive en la selva africana, con apenas ocho centímetros de longitud.

Tipos de pájaro carpintero

El carpintero Imperial, originario de México, era considerado la más grande especie de pájaro carpintero, que superaba los 60 centímetros de longitud. No obstante, se estima que se extinguieron en el siglo XX debido a la deforestación indiscriminada.

La mayor especie conocida actualmente se llama Picatroncos Pizarro y es una excepción, ya que vive en India. Su cuerpo puede medir hasta 55 centímetros de longitud, con un peso promedio de 600 gramos. En Europa, podemos destacar el Carpintero Doñana, cuyo cuerpo suele medir 50 centímetros, con un peso cercano a los 500 gramos.

La especial anatomía del pájaro carpintero

Uno de los aspectos más destacados del comportamiento del pájaro carpintero es el hábito de ‘taladrar’ los árboles con su pico. Cualquier otro animal, al realizar semejante fuerza durante tanto tiempo continuo, podría fallecer muy rápidamente. Pero la anatomía de los pájaros carpinteros está especialmente pensada para resistir a esta tarea ardua.

Durante su evolución natural, el cráneo del pájaro carpintero adquirió una dureza extraordinaria que protegió su cerebro. Es justamente por ello que estas aves pueden ejercer semejantes golpes en los troncos sin sufrir una conmoción cerebral.

Su pico se encuentra reforzado para garantizar eficiencia y seguridad en su trabajo incansable. Los pájaros carpinteros poseen membranas trasparentes que revisten sus picos y actúan como amortiguadores. A cada golpe que el animal aplica, estas membranas atrapan aire y forman bolsas de impacto, como los airbags de los coches.

Evolución de sus rasgos

El pico de estas aves también desarrolló una camada protectora extra, formada por huesos y cutícula. Esta estructura adicional permite disminuir el desgaste natural del pico, generado a partir de la fricción contra la madera.

Pájaro carpintero: características generales

Además, los ojos de estas aves poseen tres filas de parpados para prevenir un desprendimiento de retina. Y el diseño de sus patas les permite fijarse en los troncos y ganar estabilidad para realizar golpes fuertes y precisos.

Alimentación de los pájaros carpinteros

Mucha gente se pregunta por qué los pájaros carpinteros pasan gran parte de sus días golpeando los arboles con su pico. Y la respuesta es muy simple: para conseguir alimentos. Su dieta está basada en el consumo de larvas y gusanos que se concentran en la corteza de los troncos.

Para identificar sus presas, el pájaro carpintero pega su oído al tronco del árbol. Al identificar el movimiento de larvas o gusanos, el ave se prepara para aplicar sus golpes. Cuando consigue penetrar suficientemente en la corteza del árbol, introduce su larga lengua para atrapar a las presas.

La lengua del pájaro carpintero puede medir lo mismo que la mitad de su cuerpo. Está entre las pocas aves que poseen una lengua retráctil, que normalmente la podemos encontrar en los anfibios.

Además de su impresionante tamaño, la lengua de estas aves tiene una textura muy pegajosa y termina en púas. Ello permite que el pájaro carpintero no se lastime al ingresar su lengua en la corteza y atrape fácilmente a sus presas.

Reproducción del pájaro carpintero

Los pájaros carpinteros presentan diferentes hábitos de cortejo y reproducción según su especie y hábitat natural. Los machos son los responsables de hacer los huecos en los troncos donde las parejas construyen su nido. Con restos de serrín y ramas hacen un pequeño colchón para que las hembras puedan incubar los huevos.

El famoso y llamativo penacho que el pájaro carpintero ostenta en su cabeza es un gran atractivo sexual de estas aves. Las hembras suelen elegir los machos que muestran plumas más bellas, coloridas o prolijas. Por ello, generalmente los machos están mejor ‘adornados’ que las hembras.