Gigantismo y enanismo insular: qué es

Yamila · 9 abril, 2019
Gigantismo y enanismo insular es el nombre que reciben dos procesos evolutivos de animales y plantas que viven solo en una isla o archipiélago, alejados del continente; de esta manera, buscan sobrevivir a las condiciones externas

Estos dos mecanismos conocidos como gigantismo y enanismo insular se manifiestan en ciertas especies endémicas de las islas de todo el planeta. Te contaremos todo lo que debes saber en este artículo.

¿Qué es gigantismo y enanismo insular?

Como primera medida, es muy importante definir a qué nos estamos refiriendo cuando hablamos de gigantismo y enanismo insular. En ambos casos, se trata de la respuesta evolutiva de las especies animales –y también algunas vegetales– que viven en islas apartadas de los continentes. En el gigantismo insular, los ejemplares crecen más que sus antepasados y puede deberse a tres principales causas:

1. Ausencia de depredadores

Cuando un animal es pequeño, es más propenso a ser devorado por otro más grande, pero también más fácil de esconderse. Si en la isla donde habitan no hay ninguno que los cace, entonces no tendrá problemas de crecer más de lo habitual.

2. Falta de competidores

Otra de las causas del gigantismo insular es que no tienen especies contrincantes, que peleen por los mismos recursos. Al ser ‘únicos’, pueden comer más y mejor y, por ende, crecer.

3. Presencia de grandes presas

Cuando el alimento es demasiado grande, los animales tienen que adaptarse. Una manera es crecer ellos también.

Por su parte, el enanismo insular es el proceso evolutivo inverso al anterior, y es más habitual de lo que creemos. Al estar ‘encerrados’ en un hábitat pequeño como una isla, los animales disminuyen su tamaño para poder adaptarse a la falta de recursos.

Ejemplos de gigantismo insular

Los roedores y las aves son claros ejemplos de gigantismo insular, pero no los únicos. Aunque la mayoría de las especies que han crecido más de lo habitual como proceso evolutivo se han extinguido, todavía quedan algunas en la actualidad, que son:

1. Tortuga de las Galápagos

En total son 10 las especies que se engloban en la denominación ‘tortuga de las Galápagos’ –foto que abre este artículo– y están relacionadas entre sí. Habitan en esta isla del océano Pacífico que pertenece a Ecuador y son las más grandes del mundo.

El complejo Chelonoidis nigra tiene ejemplares que pueden medir más de dos metros y pesar media tonelada. En cuanto a la esperanza de vida… ¡pueden llegar a los 170 años!

2. Weta

Son unos de los insectos más grandes y pesados del mundo, y su hábitat es la isla de Nueva Zelanda. El weta gigante puede medir 10 centímetros y pesar unos 30 gramos. Los machos son más grandes que las hembras, y también más agresivos.

Weta gigante de Nueva Zelanda

Durante el día permanecen escondidos en huecos o árboles, y por la noche salen a cazar gracias a sus poderosas mandíbulas que les permiten alimentarse de escarabajos o polillas.

3. Fosa

Se trata de un mamífero carnívoro endémico de la isla de Madagascar, considerado como el único depredador de su territorio. En comparación con ejemplares antiguos, el fosa actual mide y pesa el doble que antes.

Fosa de Magadascar

Hoy se encuentran ejemplares machos de 80 centímetros de largo –más 90 centímetros de cola– y unos 10 kilos de peso.

Ejemplos de enanismo insular

El proceso conocido como enanismo insular es más común en los mamíferos, aunque también sucede con algunos reptiles. Entre ellos podemos destacar:

1. Zorro isleño

Se trata de un pequeño cánido en peligro de extinción habitante de las islas de Santa Bárbara, frente a las costas de California. Es el zorro más pequeño de América del Norte, con un cuerpo similar al de un gato doméstico: 50 centímetros de largo –más 20 centímetros de cola– y unos dos kilos de peso.

Gigantismo y enanismo insular: zorro isleño

2. Cocodrilo cubano

Este reptil es el más pequeño de la familia de los sauros –no supera los tres metros de largo– y, como su nombre indica, vive en la isla de Cuba (su hábitat es muy restringido). Se alimenta de aves, peces y mamíferos y, a pesar de su tamaño, es de los más peligrosos del mundo.

Enanismo insular: cocodrilo cubano

El gigantismo y enanismo insular sin duda es una forma de evolución que tienen los animales para adaptarse a su hábitat, aunque en muchos casos –sumado a factores externos como la aparición del hombre) no pueden sobrevivir y se extinguen.

  • Lomolino, M. V. (2005). Body size evolution in insular vertebrates: Generality of the island rule. Journal of Biogeography. https://doi.org/10.1111/j.1365-2699.2005.01314.x