Gecko cola de hoja: hábitat y características

El camuflaje y el comportamiento del gecko cola de hoja son solo dos de sus grandes características. ¿Quieres conocer más sobre esta especie? No dejes de leer.
Gecko cola de hoja: hábitat y características
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez.

Última actualización: 01 noviembre, 2021

El gecko cola de hoja (Uroplatus phantasticus), también conocido como gecko satánico por su aspecto físico, es un reptil que pertenece a la familia Gekkonidae. Aunque su nombre pueda dar a entender que es un animal peligroso, la realidad es que se trata de un ser tranquilo que destaca por su hermoso camuflaje.

Esta capacidad de mímesis le permite al reptil pasar desapercibido ante sus posibles depredadores y, además, exhibe ciertos comportamientos que le ayudan a no ser detectado. A continuación conocerás la información más relevante sobre el gecko cola de hoja.

Hábitat del gecko cola de hoja

El gecko cola de hoja es una especie única en el mundo que solo habita en Madagascar, especialmente en los bosques montañosos de la parte norte y suroriental que no superan los 800 metros sobre el nivel del mar. De igual forma, se ha registrado su presencia en la isla de Nosy Mangabe.

Este reptil suele camuflarse entre la hojarasca y puede trepar hasta 2 metros en los troncos de los árboles. Es eminentemente nocturno, por lo que muestra su pico de actividad por la noche y descansa durante el día.

El gecko cola de hoja es ectotermo, lo cual significa que no puede generar su propio calor interno. Por ello, habita en zonas tropicales con temperaturas altas.

Un gecko cola de hoja sobre el suelo.

Características físicas

Una de las características más evidentes del gecko cola de hoja es su pequeño tamaño, pues solo mide de 6 a 15 centímetros (incluida su cola). Su cuerpo es alargado y plano, con una cabeza ligeramente triangular y una cola ancha que se asemejan mucho en su conjunto a la forma de una hoja seca.

Los ojos de este reptil son igual de únicos, pues son de color mármol y presentan estrías rojas concéntricas que dan la vuelta a la pupila sobre un fondo que puede ser dorado, bronce o plateado. Su cuerpo es moteado y presenta colores entre el verde, el gris y sobre todo el marrón. Todos estos tonos están en consonancia con la hojarasca de su entorno y resultan esenciales para el mimetismo.

Los tonos y la forma del cuerpo le permiten al gecko camuflarse, logrando una mimetización casi perfecta con la vegetación de los bosques. Además, los geckos cola de hoja tienen una protuberancia encima de cada ojo que se asemeja a una suerte de pestañas y algunos individuos machos muestran muescas en sus colas, evidenciando un dimorfismo sexual.

Una de las curiosidades de esta especie es que durante las horas de luz se apoya en su camuflaje para fusionarse con el entorno, pero en la noche este mismo rasgo le ayuda a cazar a sus presas. Otro aspecto a destacar es que estos reptiles no tienen párpados, por lo que recurren a limpiar sus ojos con sus lenguas alargadas cuando se ensucian (o para humedecerlos).

El mimetismo es una arma de doble uso para esta especie: le permite defenderse, pero también emboscar a sus presas. 

Comportamiento y alimentación

El gecko cola de hoja es un reptil que descansa durante las horas más luminosas del día, por lo que se considera un animal nocturno. Además, sus ojos adaptados le permiten detectar a sus presas durante la noche en la selva tropical. Cuenta con escamas adhesivas bajo los dedos y fuertes garras con las que se mueve hábilmente entre los árboles.

Además del camuflaje, este reptil aplana su cuerpo contra la tierra o los árboles para reducir su sombra y expande su mandíbula para enseñar una brillante boca cuando se siente amenazado. Asimismo, se deshace voluntariamente su cola con la finalidad de entretener a sus depredadores (autotomía). Es carnívoro y come varios invertebrados, como caracoles terrestres, grillos y polillas.

La autotomía es un método de distracción extremo presente en muchas especies de geckos. Se deshacen de su cola para entretener al depredador y así poder huir. Esto tiene un gran costo energético asociado. 

Reproducción del gecko cola de hoja

El comienzo de la temporada de lluvias en Madagascar marca el inicio de la época de reproducción del gecko cola de hoja. Cuando el macho madura sexualmente presenta un bulto en la base de su cola, a diferencia de la hembra. De esta manera se evidencia otro aspecto que distingue de forma inequívoca a ambos sexos.

La hembra del gecko cola de hoja puede realizar 2 o 3 puestas al año.

Esta especie es ovípara, así que la fecundación es interna y la madre pone huevos que se desarrollan fuera de su cuerpo. La puesta está compuesta por 2 o 3 huevos esféricos que se posan delicadamente bajo la hojarasca o las hojas muertas de algún arbusto. Tras 95 días las crías emergen del cascarón y empiezan su vida de forma independiente. 

Estado de conservación

Al ser una especie que solo se encuentra en Madagascar, el gecko cola de hoja se encuentra ligado a la preservación de la selva de esta parte del mundo. De esta manera, las mayores amenazas a las que se puede enfrentar son la destrucción de su hábitat natural a causa de la deforestación y el comercio ilegal con fines lúdicos.

Este reptil es muy común como mascota y su comercio está controlado por el Apéndice II de la CITES, que permite la exportación de 300 ejemplares por año de su zona endémica. El estado de conservación del gecko cola de hoja es de “Preocupación menor (LC)” según la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN por su sigla en inglés).

Aunque se puede adquirir de forma legal, tener un gecko cola de hoja es poco ético siempre que no provenga de la cría en cautiverio. 

Como pudiste apreciar, el gecko cola de hoja es uno de los animales que mejor se camuflan del mundo y su comportamiento hace que pase desapercibido la mayoría de las veces ante los ojos de sus depredadores. Es un reptil tranquilo que por el momento no se ve muy afectado por el comercio legal, pero hay que seguirlo de cerca para evitar su declive poblacional. 

Te podría interesar...
Gecko leopardo: una mascota ideal
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Gecko leopardo: una mascota ideal

Los geckos leopardo son unos reptiles de fáciles cuidados y comportamiento dócil, lo que les hace ideales como mascota e iniciación en la herpetolo...