¿Cómo es el camuflaje del camaleón?

Francisco María García · 8 mayo, 2018
Estos reptiles se mimetizan con el ambiente no solo para eludir a sus depredadores, sino para pillar desprevenidas a sus presas; también cambian de color para regular su temperatura, para expresar sus emociones o para atraer a la hembra

El camaleón es un animal que suele ejercer una fascinación especial en quien lo observa. Esta criatura tiene un cuerpo con una forma poco habitual y una lengua muy larga y pegajosa que le ayuda a cazar insectos.

Los grandes ojos de este pequeño reptil se mueven en direcciones diferentes de forma independiente. Pero sin duda lo que más sorprende es su capacidad para cambiar de color.

Durante mucho tiempo se pensó que ese cambio y mimetismo respondía a  una necesidad de camuflarse para evitar los peligros a los que se encontraba expuesto. Sin embargo, algunos estudios científicos revelan que el camuflaje del camaleón no se debe exclusivamente a ese motivo.

A continuación, veremos algunas variables para comprender mejor por qué el camaleón cambia de color.

¿Cómo cambia de color el camaleón?

El camaleón tiene la habilidad de cambiar el pigmento de su piel, según la luz y los colores de su entorno; también lo hace debido a otros factores físicos internos. Puede llegar a adoptar dibujos muy llamativos o pasar totalmente desapercibido.

Esta increíble capacidad de camuflaje del camaleón, junto con la posibilidad que tiene de adquirir colores brillantes para llamar la atención, se debe a su condición física. Pero, ¿cómo es el color habitual del camaleón?

Debajo de sus numerosas capas de piel, este animal tiene varias células pigmentarias, que son como pequeños cristales. Están formadas por cromatóforos, iridóforos, guanóforos, melanóforos, eritróforos, cianóforos, leucóforos  y xantóforos.

Cómo saber si un camaleón es macho o hembra

Cada uno de estos grupos de células tiene la tarea de otorgar un color diferente. Y lo hace en función de la luz que se refleja en el cuerpo del camaleón, pero también según la temperatura tanto corporal como del ambiente.

Estas células, muy especializadas, son capaces de regular la distribución de los pigmentos que tienen. El resultado visible es una gran variedad de brillos, tonalidades y diseños diferentes.

Las razones del camuflaje del camaleón

Lo primero que hay que aclarar es que el cambio de color del camaleón no responde únicamente a una necesidad de camuflaje. Esta idea, aunque muy extendida, es falsa.

Es verdad que estos reptiles tienen una capacidad realmente impresionante de mimetizarse con su entorno, pero su cambio de color no siempre se realiza para pasar desapercibidos.

Los camaleones tienen capacidad de adoptar los colores de las hojas, las ramas y, en general, de la vegetación que los rodea. Cuando se encuentran en ese estado, puede resultar increíblemente difícil distinguirlos de su entorno.

Este camuflaje del camaleón puede responder a su necesidad de ocultarse de los depredadores que lo acechan, principalmente al caer la noche. La razón para mimetizarse con el entorno también puede deberse a la voluntad de pasar desapercibido por sus presas, para cazar con mayor facilidad.

Camaleón: mimetismo

Otras razones para el mimetismo

A pesar de lo anterior, la mayoría de veces los cambios de color del camaleón se deben a condiciones físicas de su organismo, o incluso, según muchos expertos, a sus emociones.

Una de las situaciones más frecuentes de cambio de color es el proceso de cortejo del macho hacia la hembra, antes del apareamiento. En esa ocasión, el camaleón macho se convierte en un verdadero arcoiris de colores muy llamativos y brillantes para atraer a la hembra.

El cambio de color también puede tener relación con el clima; el camaleón adapta su cuerpo, a través de los colores, con el fin de regular su propia temperatura, para soportar mejor el frío, el calor, el viento o el sol.

Finalmente, muchos estudios científicos han revelado que el estado de ánimo de estos reptiles, así como factores psicológicos, también tienen una gran influencia en el color de su piel. De esta forma, cada tonalidad puede traducirse en una emoción distinta: alerta, miedo, estrés, estado de cortejo, relajamiento, etc.

El cambio de color del camaleón cumple un papel muy importante en la comunicación. Durante una lucha, los camaleones podrán conocer el estado de ánimo de su adversario y actuar en función de este. Con esa información, sabrán si su contrincante está furioso, asustado, etc.

No todos los camaleones cambian de color

Es importante señalar que, contrariamente a lo que se cree, no todos los camaleones tienen esta capacidad de camuflaje. Solo algunas especies pueden hacerlo.

Por otra parte, las hembras del camaleón y sus crías no pueden cambiar de color. La razón de esta incapacidad para el mimetismo viene dada porque no tienen iridóforos bajo su piel.