Consejos antes de cruzar perros

Cristina · 10 julio, 2015

Está claro que nuestra mascota nos tiene completamente enamorados, hasta tal punto que nos encantaría tener otra igual o que más gente pudiera disfrutar de ella. Por eso es probable que hayas pensado en cruzar a tu perro.

Independientemente de cual sea la motivación para llevarlo a cabo, no es un juego de niños. Debes tener en cuenta una serie de cuestiones importantes para que el proceso se complete de manera exitosa. Por eso, en este artículo te vamos a mostrar todo lo que debes saber antes de cruzar perros.

Cruzar perros una decisión importante

Autor: myri_bonnie (not very available)
Autor: myri_bonnie (not very available)

Como decíamos al principio, cruzar perros no es una cuestión baladí ni mucho menos. Estamos hablando de seres vivos, por lo que hay una serie de factores de todo tipo que tenemos que tener en cuenta.

Lo primero, si lo que pretendes es tener nuevas mascotas para ti o para otros conocidos o familiares, puedes barajar otras opciones. Ten en cuenta que cada año, por desgracia, se abandonan una gran cantidad de estos animales que acaban en perreras o refugios.

En ese caso quizás se adecuado que te plantees que en lugar de cruzar perros la opción más conveniente es adoptar uno de estos animales. Piensa que ya están en el mundo y que, además, seguramente les estés evitando un destino nada agradable.

Otro aspecto que no podemos pasar por alto es que, si nos embarcamos en este proyecto, vamos a tener que estar pendientes de una gestación, un parto y la crianza, al menos, en el primer momento, de una camada.

Esto conlleva tiempo, energías y, por supuesto, dinero, por lo que tienes que estar muy seguro de no solo querer iniciar este camino, sino de poder terminarlo.

Por supuesto lo de cruzar perros y luego no saber qué hacer con los cachorros, descártalo. Ante de empezar debes tener previsto dónde terminará cada animalito.

Aspectos a tener en cuenta para cruzar perros

perro tranquilo

  • La edad. Antes de cruzar perros hay que esperar a que alcancen la maduración sexual, es decir, el momento en el que su desarrollo les permita procrear. Hay que tener en cuenta que, como término medio, las perras tienen su primer celo a los 6 meses.

Lo idóneo sería esperar al menos hasta el tercer celo, entre los 18-24 meses. En este caso para las razas pequeñas, para las grandes sería conveniente esperar a un poco más, hasta los 26 meses. Para los machos también es conveniente esperar un tiempo similar.

  • Ciclo. La perra comienza su ciclo con el sangrado menstrual y a los dos días tiene lugar la ovulación. Este período dura cuatro semanas y es en la última, cuando el óvulo está preparado, cuando aceptan al macho.

Durante todo el ciclo liberan feromonas a través de la orina para atraer a su pareja, a la que rechazan hasta el momento adecuado.

  • El punto de encuentro. A la hora de la monta es mejor elegir un lugar neutral o, al menos, en el que ambos se sientan cómodos. En el caso de que esto no sea posible, es mejor elegir la casa del macho, porque la hembra puede rechazar el encuentro si siente que un extraño ha invadido su espacio.
  • Tranquilidad. En la medida de lo posible, lo ideal es que estén en un ambiente tranquilo y relajado. Debemos permitir que tengan tiempo para el cortejo y que no se sientan presionados por los dueños. Si lo consideramos conveniente, apartémonos para que tengan intimidad.
  • Indicaciones. Aunque estemos participando humanos, tenemos que tener en cuenta que cruzar perros es un proceso natural en el que las situaciones irán surgiendo solas. Instintivamente ambos perros sabrán qué hacer en cada momento.

Puede que haya partes de la relación que no entendamos, pero no por ello debemos intervenir. Permitamos que la relación tenga la naturalidad que precisa y es más probable que tengamos éxito.

  • Fracaso. No siempre saldrá todo bien de la primera. Si los animales no han tenido experiencia previa, el proceso de la monta puede ser complicado y requerirse más de un intento, pero no hay que forzar la situación.

Además, puede ser que no ha sea el momento adecuado, así que paciencia. No olvides que en algunos casos y tras varios intentos en diferentes celos será preciso recurrir a las técnicas de reproducción asistida.

Pero no te preocupes, porque en la mayoría de las ocasiones cruzar perros es algo natural y sencillo. Si necesitas asesoramiento, consulta con su veterinario.