El parque nacional de Yellowstone: el primero del mundo

Yamila · 27 abril, 2018
Creado en 1872, esta pionera reserva está cubierta en un 80% con bosques, mientras que el resto son lagos y humedales

A lo largo y ancho del planeta hay miles de áreas protegidas y reservas naturales, aunque el pionero ha sido el parque nacional de Yellowstone, creado en 1872 en Estados Unidos. ¡Aprende sobre su historia y diversidad en este artículo!

Historia y ubicación del parque nacional de Yellowstone

En marzo de 1872 el entonces presidente de Estados Unidos, Ulysses Grant, fue el responsable de la creación del parque nacional de Yellowstone, a través de una ley nacional y convirtiéndose así en el primero del mundo.

Sin embargo, este área había sido hogar de los nativos durante más de 10 000 años, quienes vivían en torno a las piedras o rocas amarillas, de ahí el nombre Yellowstone, y al río que atraviesa la región, en armonía con los grupos de bisontes que pastaban tranquilamente cerca de las fuentes calientes.

Bisonte americano

Las primeras expediciones del hombre blanco se desarrollan en 1806. Medio siglo más tarde se realizan visitas y relatos sobre varios de los fenómenos geotérmicos del lugar. Tras varias investigaciones, se propone al gobernador convertir el extenso territorio en un parque nacional protegido, debido a su riqueza histórica y natural.

La propuesta es llevada al Senado, e incluía un proyecto para evitar la explotación mercantil. El valle comienza a ser custodiado por diferentes ‘superintendentes’ una vez que el parque nacional de Yellowstone es creado. Posteriormente, esta tarea fue confiada al ejército y al Servicio Nacional de Parques, fundado a inicios del siglo XX.

Se realizaron diferentes construcciones para acceder al parque, como por ejemplo una carretera y senderos internos. Para mediados del siglo pasado la ocupación turística era tal, que se modernizaron las instalaciones y, al mismo tiempo, se ampliaron las medidas de seguridad para evitar o prevenir los tan frecuentes incendios.

Fauna y geografía del parque nacional de Yellowstone

Si bien la mayor parte de su territorio se localiza en Wyoming, también incluye áreas de Montana e Idaho, en una extensión de casi 9 000 km². Se sitúa en una meseta de 2 400 metros de altura promedio y cuenta con dos gargantas o ‘cañones’ excavados por los cursos de agua. Los ríos que nacen en el parque son el Yellowstone y el Snake, y en toda su extensión podemos ver saltos de casi cinco metros de altura todo el año.

El invierno aquí es frío, con temperaturas que oscilan entre los -20 y los -5°C, y nevadas frecuentes; el verano es cálido, con máximas de 30°C y tormentas por las tardes. Sin duda uno de los principales espectáculos naturales del parque nacional de Yellowstone es su actividad geotérmica, ya que hay cerca de 200 géiseres (entre ellos el famoso Old Faithful que arroja agua hasta 40 metros de altura) y 10 000 fuentes calientes.

Oso grizzly: Yellowstone

El 80% de la reserva está cubierta de bosques; el resto son humedales y prados. Los lagos, ríos y estanques son el hogar y fuente de vida de muchos animales, entre los cuales podemos destacar el oso grizzly, el águila calva, el oso negro, el uapiti, el muflón, el puma, el ciervo, el lince, el bisonte y la grulla de América. En total, el parque alberga más de 300 especies de aves, casi 20 de peces, siete ungulados, 50 mamíferos y varios reptiles y anfibios.

Merece la pena destacar el caso del lobo gris, el cual ha sido reintroducido en el parque Yellowstone para equilibrar el ecosistema y la población de ungulados, luego de haber desaparecido por causa de la caza (prohibida desde 1935). El único depredador que quedaba era el coyote y en la actualidad ya se pueden observar manadas de lobos por todo el territorio.

En cuanto a la flora, hay más de 1 700 especies endémicas de árboles y plantas, así como vegetación introducida. Los más frecuentes son los olmos y los sauces, además de pinos y abetos, entre otras coníferas.