¿Los gatos pueden comer papaya?

Las frutas son un buen aliado para fortalecer la salud de los felinos y la papaya se concibe como parte de la dieta. ¿Quieres conocer sus beneficios?
¿Los gatos pueden comer papaya?

Escrito por Santiago Cardona, 15 junio, 2021

Última actualización: 15 junio, 2021

Los gatos son carnívoros por naturaleza. Por lo tanto, ellos necesitan alimentarse de proteína animal y esta debe componer un 50 % de su dieta, de forma ideal. Sin embargo, para darle variedad a su alimentación, se puede completar su comida con algunas frutas y verduras. Ahora, la pregunta es: ¿qué frutas son adecuadas? ¿Es la papaya apta para gatos?

Primero, dejemos claro algo: los gatos sí pueden comer frutas, pero no necesitan de ellas para sobrevivir, ya que los principales nutrientes los obtienen de la carne y el pescado. Esto lleva a la conclusión de que las frutas y las verduras deben ser proporcionadas en la dieta del gato de manera moderada, pero nunca ser la base.

Aun así, las frutas aportan muchos beneficios a la salud de los felinos. Por ejemplo, los provee de agua para hidratarse. Del mismo modo, una fruta refrescante les queda bien en temporada de verano. En esta oportunidad, veremos algunas virtudes de la papaya para estos tiernos felinos.

Naturaleza alimentaria del gato

Desde que el gato fue domesticado, siempre se ha adaptado a un estilo de vida basado en la cacería. Es por ello que su dieta se basaba en consumir las presas que cazaba. Su sistema digestivo se desarrolló para adaptarse a ese estilo de vida salvaje, y de la misma manera, sus necesidades nutricionales continúan dependiendo de la carne de los animales para sobrevivir.

Es muy importante dejar claro que los gatos, al ser carnívoros por excelencia incluso más que el perro, no pueden aguantar una dieta baja en contenido proteico. Lo ideal es que el 50 % de su dieta sea proteína pura y casi todo el porcentaje restante grasas de origen animal, si bien algunos fabricantes de pienso abaratan costes de la comida seca adicionando carbohidratos.

Además, los gatos tienen un aparato olfativo más sensible que el de los humanos —14 veces más—. De esta manera, oler lo que van a comer es un proceso previo que todo gato hace. Si tu felino desconfía antes de llevarse una pieza a la boca, es porque está intentando descifrar si se trata de algo comestible.

Un gato comiendo de su bol.

Los gatos rechazan los sabores nuevos

Cuando un gato llega nuevo a un lugar, se siente desorientado e inquieto. Por lo tanto, sus hábitos alimenticios no pueden ser cambiados de manera brusca. Lo que se recomienda es que durante 10 días se mantenga la forma de comer que tenía el gato antes de llegar al hogar, es decir, la transición alimenticia debe ser gradual.

En el caso de las frutas —como los felinos rechazan los sabores nuevos—, la idea es darle a la mascota porciones pequeñas, para que se acostumbre al nuevo sabor. En consecuencia, la papaya para gatos proporcionada en pedazos pequeños es ideal para que el animal absorba todas las vitaminas, la fibra y los minerales que le aporta este alimento.

Propiedades de la papaya para los gatos

La papaya para gatos es una fruta tropical excelente. Sus beneficios a la hora de comer son los siguientes:

  • La papaya contiene una enzima (papaína) que ayuda a la digestión de proteínas para el gato. Tal y como indican estudios, esta propiedad se conoce como proteolítica.
  • Es un alimento que se puede cortar fácilmente en pedazos, por consiguiente, el gato con sus dientes afilados podrá masticarla y disfrutarla.
  • La papaya es una fruta que tiene una buena cantidad de fibra dietética y es baja en calorías, así que sigue las pautas recomendables para el bienestar del organismo del gato.
  • La papaya es una fruta que tiene una buena cantidad de azúcar. Por lo tanto, hay que darle con moderación para que el gato no se enferme de diabetes.

Es importante resaltar que, al momento de servirle al gato la papaya, debes quitarle las semillas. De esta forma, evitas que le de dolor de estómago o padezca otra clase de enfermedades.

¿Qué otras frutas se le pueden dar al gato?

Además de la papaya para gatos, hay otras frutas y verduras que son ricas en vitaminas, fibra y con propiedades antioxidantes. Por ejemplo, podemos citar: el mango, el coco, la piña y el plátano. Estos alimentos pueden ayudar al correcto funcionamiento de la flora intestinal del gato y, al mismo tiempo, le aportan nutrientes y agua.

Temperatura y textura de su comida

Como los felinos no tienen la capacidad de masticar bien su comida, la humedad de su alimento jugará un papel importante en su digestión. En consecuencia, la papaya para gatos debe ser fresca y, por lo general, hay que procurar que no esté congelada. Del mismo modo, la textura blanda de la fruta le permite al gato dominarla bien con sus garras.

Con respecto a la temperatura, la mayoría de los gatos prefieren que su comida esté alrededor de los 35 grados centígrados. La razón de esta preferencia se debe a que esa es la temperatura que tiene una presa cuando es capturada por el felino. Aun así, con respecto a la papaya, lo que importa es que esté fresca para que el gato se pueda hidratar y adaptarse a una comida que le aporta beneficios a su salud.

Un gato mira con curiosidad un plato de papaya.

En conclusión, los gatos pueden comer papaya, pero siempre como aderezo esporádico o premio. Como hemos dicho, la proteína animal siembre debe ser su fuente energética principal.

Te podría interesar...
Felinos: cómo se distinguen por sus ronroneos y rugidos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Felinos: cómo se distinguen por sus ronroneos y rugidos

A pesar de las similitudes entre gatos domesticados y sus parientes salvajes, hay diferencias a la hora de emitir ronroneos y rugidos.