Falta de aliento y temblores en los perros: causas y tratamientos

16 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Paloma de los Milagros
Ante situaciones de estrés, la solución más fácil es eliminar el estímulo implicado, pero se debe optar por la habituación del can

El jadeo y los temblores en los perros pueden ser desde respuestas naturales del cuerpo ante la práctica de un esfuerzo prolongado, hasta indicadores de una patología subyacente. Observar el estado anímico del animal y la frecuencia de estos u otros síntomas puede clarificar el diagnóstico.

Existen determinadas situaciones como el exceso de calor, el ejercicio intenso, la vejez o el sobrepeso que propician estos signos básicos del agotamiento. Jadear contribuye al enfriamiento corporal, al igual que la agitación, también mostrada en momentos de excitación. Sin embargo, los temblores en los perros, percibidos como pequeños movimientos descoordinados, pueden indicar un trastorno fisiológico mayor.

Los dueños pueden sospechar de un indicio de enfermedad cuando la presencia de ambos síntomas sea simultánea. No obstante, no todos los motivos que llevan a su aparición tienen por qué ser difíciles de abordar.

Enfermedades asociadas al jadeo y los temblores en los perros

Entre las afecciones más frecuentes que llevan a la aparición combinada de estos signos están:

  • Los golpes de calor. Suelen producirse en verano, tras la práctica de un esfuerzo, y van acompañados del aumento del ritmo cardíaco y el humedecimiento ocular. Los perros de una constitución poco atlética como los bulldogs, los de raza pequeña o los que tienen mucho pelo son más propensos. Se debe tratar con baños frescos, la ingesta de agua o hielo y, en los casos más graves, hay que acudir al veterinario.
Bañando a un perro

  • Infecciones o intoxicaciones. Ya sea por haber comido algo en mal estado, una alergia alimentaria o una posible infección, la presencia de fiebre será un síntoma potencial. Esta tiende a ir acompañada de temblores en los picos de mayor gravedad, dada la desregulación térmica del animal. En dicha situación conviene acudir al especialista cuanto antes.
  • Las enfermedades cardíacas o los problemas respiratorios. Ambos trastornos pueden darse de forma aislada o combinada, incluso con otras problemáticas como la obesidad. Una bronquitis puede llevar al jadeo y la escasez de oxígeno puede acabar en fatiga muscular. Un corazón agrandado puede presionar los pulmones alterando el intercambio gaseoso. El veterinario será el único capaz de abordarlas.
  • Alteración de los niveles de glucosa en sangre. Tanto los perros diabéticos como ciertas razas, entre las que destacan el galgo italiano o el chihuahua, pueden sufrir los comúnmente llamados ‘bajones de azúcar’. Proporcionar algún tipo de fruta de fácil digestión, y mantener caliente el cuerpo del animal, ayudará a su recuperación. Si el can no mejora, se debe acudir al veterinario y, más aún, en casos de diabetes.

Otras razones que llevan al temblor canino

Otros motivos, de aparentemente menor gravedad, responsables de la falta de aliento y los temblores en los perros, son:

  • El estrés, normalmente asociado al miedo o a la ansiedad de un estímulo concreto, como la presencia de extraños. La opción más fácil es evitar el estímulo que propicia el malestar, pero lo ideal es acostumbrarse a él. Además, eliminar ciertas situaciones resulta inviable, como es el caso de las tormentas, de ahí la importancia de habituarse a ellas con ayuda profesional si fuera necesario.
Temblores en los perros

  • Dolor. Una lesión puntual o un dolor crónico pueden alterar la movilidad corporal del animal. Las más difíciles de tratar, y las que normalmente llevan a la descoordinación del can, son las que se producen a nivel interno. Estas pueden ir acompañadas de un aspecto atípico de las encías, como la palidez y, debido a la complejidad que conllevan, se debe acudir al veterinario para un diagnóstico mayor.

La falta de aliento y los temblores en los perros pueden estar propiciados por multitud de factores. El agotamiento físico, el miedo, la obesidad o la vejez son los más evidentes, pero en otras circunstancias el veterinario será el único capaz de tratarlos, con el diagnóstico previo pertinente.

  • Barchas, E. (2016). Dogster. Ask a Vet: What Causes Panting and Trembling in Senior Dogs? Recuperado de https://www.dogster.com/lifestyle/ask-a-vet-what-causes-panting-and-trembling-in-senior-dogs
  • Canna-pet. Why is My Dog Panting and Shaking? (2019). Recuperado de https://canna-pet.com/why-is-my-dog-panting-and-shaking/
  • Werber, J. (2017). Pet Health Network. Is it an Emergency? Shivering, Lethargy, and More. Recuperado de http://www.pethealthnetwork.com/dog-health/dog-diseases-conditions-a-z/it-emergency-shivering-lethargy-and-more