Fabricar un estanque para tus patos

Francisco María García · 8 septiembre, 2018
En este artículo te enseñamos cómo fabricar un estanque para tus patos: su ubicación ideal, herramientas, materiales y pasos a seguir

Los patos suelen parecer algo ‘torpes’ por su caminar, pero revelan su natural elegancia al nadar libremente, y es que su cuerpo está perfectamente adaptado a la vida acuática. Disfrutan enormemente del agua, así que puedes fabricar un estanque para tus patos.

Antes de desistir de la idea de fabricar un estanque en tu jardín, por un supuesto elevado presupuesto, recuerda que puedes hacerlo con materiales simples. A continuación, veremos paso a paso cómo elaborar un estanque para tus patos:

Paso 1: elegir el lugar ideal para construir un estanque para tus patos

Los patos suelen pasar largas horas dedicándose al aseo de su cuerpo y su entorno: nadan para limpiarse, ejercitarse y divertirse. Por ello, su crianza requiere preferentemente espacios al aire libre, con una fuente de agua limpia, como un lago o un estanque.

También es importante que estas aves domésticas tengan un refugio en tierra, donde poder descansar y protegerse. Para que tengan un abrigo ‘seco’, lo mejor es adquirir gallineros o conejeros. Sus dimensiones deberán ser determinadas por el espacio disponible en tu hogar y, consecuentemente, de la cantidad de patos que puedan convivir allí.

Antes de hacer el estanque en el patio o jardín, será esencial conocer por dónde pasan las tuberías de gas y los cables de luz. De esa forma, evitaremos posibles accidentes al cavar y perforar en el lugar equivocado. Para obtener esta información, basta consultar a las correspondientes empresas de electricidad y gas. También debemos evitar cavar muy cerca de algún árbol para no dañar a sus raíces.

Si la idea es hacer el estanque en una propiedad amplia, puede que sea necesario consultar a la autoridad municipal correspondiente. Con ello nos informamos acerca de si hay áreas protegidas en el terreno o si la construcción es legalmente aprobada.

Hacer estanque para patos

Otro aspecto fundamental para definir la ubicación es considerar la incidencia solar. Los estanques necesitan recibir luz solar diariamente para evitar la proliferación de algas, pero el calor excesivo también resulta perjudicial para la vida de las aves; se trata de que haya buena luminosidad, pero también sombra.

Paso 2: adquirir las herramientas y los materiales necesarios

Antes de empezar a construir, será necesario adquirir algunos materiales y herramientas para trabajar con seguridad y profesionalidad. Esta lista te ayudará a la hora de fabricar un estanque para tus patos de cualquier especie.

Materiales:

  • Arena
  • Plástico/material biodegradable (arpillera o papel de periódico)
  • Grapas
  • Grava/ piedras decorativas

Herramientas:

  • Pala
  • Azada
  • Carretilla
  • Grapadora
  • Tijera

Paso 3: cavar el hoyo para hacer el estanque

Después de elegir la ubicación ideal, será hora de empezar a cavar para hacer el estanque de tus alegres compañeros. Para ello, utilizaremos la pala para cavar una fosa de aproximadamente un metro de profundidad. Después empezaremos a hacer una pendiente gradual en forma de escalón, que permitirá a los patos salir del estanque.

Cuando terminemos de cavar, debemos guardar la tierra que retiramos para hacer el hoyo; esta misma tierra nos servirá para hacer los bordes del estanque. Y antes de seguir con el próximo paso, quitaremos las piedras filosas o cualquier residuo encontrado en el fondo de la fosa cavada.

Cómo construir un estanque para patos

Paso 4: recubriendo el hoyo cavado

Tras limpiar el fondo del hoyo cavado, podemos recubrirlo con una capa de arena de aproximadamente 10 centímetros. Entonces, compactamos la arena pisándola firmemente, para después cubrir esta capa con el plástico

Un truco muy útil con respecto al plástico que usemos es el siguiente: para facilitar su adherencia, podemos dejarlo al sol durante dos o tres horas antes de utilizarlo.

Otra opción más sustentable y segura es aplicar una capa de material biodegradable sobre la capa de arena (en lugar de plástico): para ello, se puede utilizar papel periódico. Sobre este material, aplicaremos una capa de sellador para estanques; en las tiendas de jardinería podemos encontrar varias marcas de selladores.

Paso 5: llenar el estanque para tus patos

Cuando el sellador aplicado ya esté totalmente seco, empezaremos a llenar el estanque. Para ello, podemos utilizar agua de pozo, manantial o directamente de la manguera; siempre es importante dejar algunos centímetros sin llenar para que el agua no se desborde.

Paso 6: terminación del estanque para tus patos

Cuando hayamos concluido los cinco pasos ‘básicos’, podemos pensar en la terminación del estanque. En los últimos pasos, utilizaremos la tierra que guardamos alrededor del estanque para evitar que el agua desborde fácilmente.

También podemos utilizar el césped natural retirado de la superficie cavada, para dar un aspecto más natural al borde del estanque. Además, es posible emplear gravas y piedras decorativas para adornar el interior y el exterior del estanque para tus patos.