6 especies de patos

Yamila · 9 noviembre, 2017
En el repertorio animal existen multitud de patos diferentes, tanto los que se pueden encontrar en un estanque o aquellos que son salvajes e, incluso, realizan migraciones

Es una de las aves más conocidas y extendidas por todo el mundo: en total existen unas 30 especies de patos agrupadas en subfamilias, sin incluir gansos y cisnes. En este artículo te contamos más acerca de algunas de ellas.

¿Qué especies de patos existen?

Dentro de la familia de las aves podemos encontrar diferentes grupos, divididos según las características físicas de cada individuo. En el caso de las especies de patos podemos encontrar las siguientes:

1. Pato colorado

Vive en todo el continente americano, concretamente en lagos de agua dulce, costas marinas y lagunas hasta los 4 600 metros sobre el nivel del mar. Este ejemplar es de tamaño grande, ya que puede medir hasta 43 centímetros y pesar 400 gramos; el pato colorado presenta patas de color amarillo, pico negro y alas de hasta 19 centímetros de largo.

Se trata de un animal omnívoro que se alimenta de moluscos acuáticos, insectos, plantas y semillas. Forma sus nidos cerca del agua, donde la vegetación es más baja, para poder poner hasta 10 huevos de una sola vez e incubarlos durante 24 días.

2. Pato doméstico

Es una de las especies de patos más afables, y es por ello que se usa como ave de corral, ya que que puede vivir en estanques o en lagunas artificiales. Su plumaje es blanco a excepción del pico y las patas –ambos naranjas– y para saber el sexo de cada ejemplar hay que fijarse en la cola: la de los machos apunta hacia arriba y la de las hembras hacia abajo.

Especies de patos domésticos

Para anidar escoge sitios alejados del agua y secos, entre el césped o las plantas. Allí pone entre 4 y 12 huevos y la incubación –que tarda 28 días– solo la efectúa la hembra, quien también se encarga de los cuidados y protección de los polluelos.

3. Pato de Torrente

Esta especie habita en los ríos fríos de las montañas de América del Sur –entre Venezuela y Tierra del Fuego– en altitudes que van entre los 1 500 y 4 500 metros. En cuanto a su apariencia, el pato de Torrente tiene el vientre castaño y la parte superior gris o negra.

El pato de Torrente anida en pareja en la orilla del agua, aunque cuenta con dos kilómetros de territorio disponible para buscar alimento y armar el nido. La hembra pone hasta cuatro huevos y los incuba ella sola durante 44 días, mientras que durante ese lapso de tiempo el macho permanece a su lado y bucea para proveer comida: crustáceos y peces.

4. Pato surirí bicolor

Habita en cualquier región tropical del mundo, si bien prefiere lagos pocos profundos, humedales y arrozales con mucha vegetación. Por otra parte, su plumaje es mayormente rojizo, con una franja blanca en la cola que se ve durante el vuelo, pico gris y largo, y piernas alargadas.

Forma el nido con plantas y puede poner hasta 10 huevos por vez. La pareja, que permanece fiel toda la vida, se turna para incubar durante casi un mes. Pasado ese tiempo nacen polluelos completamente grises que se alimentan de semillas, hierbas, tallos y bulbos; las hembras pueden comer también gusanos, insectos y moluscos.

5. Pato zambullidor

Nos encontramos ante otra de las especies de patos de América, pero que ha sido introducida en Europa Occidental, donde habita en lagos pantanosos y estanques. Si nos ceñimos a su morfología, miden unos 15 centímetros y pesan hasta 800 gramos. Los machos, por su parte, presentan un plumaje de color rojizo, pico azul y cara blanca; las hembras son grises con pico oscuro.

Especies de patos: zambulidor

Las parejas se forman cada año y la nidada consta de hasta 10 huevos que se incuban por 26 días. Asimismo, migran durante el invierno para ‘escapar’ de las bahías costeras y los lagos congelados. En cuanto a su alimentación, ingieren insectos acuáticos, raíces, plantas, semillas y crustáceos.

6. Pato Real

Esta especie propia de América del Sur –habita espejos de agua de poca corriente– puede medir hasta 55 centímetros y pesar un kilo aproximadamente. Además, se alimenta de semillas y plantas acuáticas.

El color del plumaje es igual en ambos sexos: blanco en el vientre, negro en la parte superior y mancha blanca en la cara, además de contar con franjas blancas en las alas, que se vislumbran cuando vuelan. La hembra pone hasta ocho huevos y los incuba durante 26 días.