Cómo evitar que el perro coma las plantas

Perro comiendo planta

Nos encanta tener el jardín precioso o la casa repleta de flores… Sin embargo, parece que la relación perro-plantas no es como esperamos. Si no quieres que aparezcan todas mordidas o la tierra desparramada por doquier, te recomendamos que leas el siguiente artículo. Aquí te daremos algunos consejos para evitar que el perro coma las plantas.

¿Por qué el perro come plantas?

Los perrunos en general y los cachorros en particular parecen tener un gran amor por las plantas… Tal es así ¡que se las comen! Quizás no lleguen a tanto, pero sí al menos a lamerlas, morderlas y jugar con ellas (sobre todo con las hojas).

Les encanta explorar las matas y el césped, pero también destrozar petunias, begonias o margaritas. Sienten curiosidad por ellas por su aroma, su color y su apariencia. Si tienes perros y plantas, seguro que más de una vez te habrás enfadado con el can por destrozar tus flores favoritas o meter el hocico en la jardinera del parque.

Para entender por qué el animal actúa de esa manera, te contamos los principales motivos por los cuales muerden las plantas:

1. Falta de vitaminas

Si el perro detecta que no tiene los nutrientes que necesita, puede buscarlos fuera del pienso o comida que le dé el dueño. La carencia de vitaminas es una de las principales razones que llevan a los canes a comer plantas.

2. Dolores estomacales

Si algo le ha caído mal (hasta las flores que degustó el día anterior), es normal que los peludos busquen césped como un remedio natural que los purga. Esta hierba les quita los dolores estomacales. Sin embargo, en ese caso, no buscará plantas muy vistosas, sino más bien matas y matojos.

3. Aburrimiento

Un perro aburrido es muy peligroso… Puede destrozar un sofá, un cojín, una alfombra o una maceta con flores. Para evitar que el perro coma las plantas por este motivo, regálale más juguetes y más de tu tiempo.

4. Ansiedad

Si tu perro se come las plantas cuando no estás en casa, puede deberse a que, o bien quiere llamar tu atención, o bien está atravesando por un estado de estrés y ansiedad por separación muy fuerte.

Tips para evitar que el perro coma las plantas

Ahora que ya sabes las razones que llevan a tu canino a morder tus preciadas plantas y flores, lo siguiente es evitar que mantenga ese comportamiento. Presta atención a estos consejos:

1. Eleva las macetas

Si tienes varias plantas de interior que están al alcance del animal, lo mejor será que las pongas encima de un mueble alto o un soporte en la pared. También puedes colocar una especie de “jaula” alrededor de la planta, para que el hocico del perro no tenga acceso.

2. Entrena a tu mascota

La idea es que desde que el can llega a casa, le enseñemos las normas de comportamiento. Así evitaremos problemas mayores. Debes enseñarle que las plantas no son su juguete ni su comida. Cada vez que compres una maceta o una flor nueva, permite que la olfatee y que se haga a la idea de que debe alejarse de ella.

3. Rocía las plantas con limón o vinagre

El olfato de los perros es el sentido más importante de todos. Si algo huele mal o su aroma es desagradable, probablemente no se acerquen. Prueba rociar las plantas con zumo de limón diluido en agua (1 parte de zumo por 3 partes de agua), o con vinagre de manzana (misma proporción). No le hará mal a las plantas y tampoco al animal.

4. Limita el espacio del perro

Otra de las técnicas para evitar que el perro coma las plantas es no permitir que tenga libre acceso a todas las áreas de la casa. Si tienes las macetas en la sala, no le dejes quedarse allí, sobre todo cuando tú no estás en la casa. Puedes usar diferentes “barreras” para mantenerlo en una sola habitación.

5. Dile que está mal

Cada vez que el perro muerda, rompa o tire una planta al suelo, debes hacerle saber que ha cometido un error. Llévalo hasta donde está “la prueba del delito” y dile efusivamente un “NO”. Así sabrá que eso no se hace.

Fuente de la imagen principal: Enlazadordecaminos.