Estrés en pájaros domésticos: causas, síntomas y soluciones

El estrés en pájaros domésticos es algo a controlar, pues es la puerta a muchas otras patologías que pueden comprometer la vida del ave. Aprende aquí a reconocerlo y aliviarlo.
Estrés en pájaros domésticos: causas, síntomas y soluciones
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez el 16 octubre, 2021.

Última actualización: 16 octubre, 2021

Las aves, animales que surcan los cielos en libertad, pueden tener problemas para adaptarse a una jaula. En caso de que acojas en tu casa alguna de ellas, debes conocer los signos de estrés en pájaros domésticos, pues detectarlo es esencial para garantizar su bienestar.

La información que encontrarás aquí tiene un enfoque general, por lo que es válida para cualquier especie de ave. El estrés tiene la capacidad de desencadenar o agravar muchas enfermedades, así que toma buena nota de todo lo que necesitas saber para reconocerlo y aliviarlo.

Causas de estrés en pájaros domésticos

Los pájaros domésticos son animales que necesitan un ambiente seguro y estable para sentirse tranquilos. Como presas que son en su entorno natural, relacionan los cambios en su hábitat como señales de peligro, lo que les causa estrés. Pero ¿qué cambios puede haber en una casa que les parezcan peligrosos? Aquí tienes los ejemplos más comunes:

  • Mudanzas: no eres el único que sufre estrés cuando se cambia de casa. El ave también se alarma si toda su rutina y su entorno se trastocan de forma brusca.
  • Cambio de familia: muchos pájaros llegan a crear vínculos muy profundos con sus tutores. Si no tienen más remedio que irse a vivir con otras personas, se estresarán por tener que entablar una nueva relación con un desconocido y echarán de menos a su otra familia.
  • Llegada de un nuevo miembro de la familia: humanos o no, la introducción de nuevos animales en el hogar suele ser una causa de estrés en el ave por el cambio de rutina que ello supone.
  • Ruidos externos: truenos, obras o tráfico denso son algunos ejemplos de sonidos repentinos que pueden asustar a tu pájaro. Si son constantes, crearán un cuadro de estrés oxidativo.
  • Presencia de depredadores y otros animales: por ejemplo, aunque un águila o un mapache no tengan acceso a la casa, el hecho de que se asomen a la ventana es una fuente de estrés para tu pájaro. Los gatos domésticos también pueden concebirse como amenazas.
  • Cambios de rutina: pueden ser tanto la tuya como la de la propia ave. Les cuesta adaptarse a nuevos elementos en su día a día o cambios de horarios.

Otros pequeños detalles también tienen capacidad de alterar la tranquilidad de una ave: cambiar el color de las paredes, que los ciclos de luz artificial sean diferentes, que te pintes las uñas o incluso la introducción de algún elemento en su jaula. Cada vez que hagas una variación en el entorno o la rutina, permanece alerta y registra los posibles cambios en el comportamiento de tu ave.

Una ninfa sobre un fondo blanco.

¿Cómo sé que mi ave está estresada?

Hay una serie de síntomas de estrés físicos y psicológicos comunes a la mayoría de aves. Esta información básica es indispensable para reconocer a tiempo el trastorno. Estos son los signos clínicos más comunes:

  • Líneas de estrés en las plumas: se trata de manchas lineales en las plumas causadas por presencia de ácaros comedores de plumas y deficiencias nutricionales. Estos déficits son resultado de los cambios que el estrés provoca en la fisiología del ave.
  • Arrancarse plumas: acicalarse demasiado o causarse heridas son signos comunes de que una ave está muy estresada.
  • Agresión contra otros animales o el tutor: este comportamiento también es indicador de una enfermedad física, por lo que es recomendable una visita al veterinario para encontrar la causa.
  • Pérdida de apetito: que el ave deje de comer, junto con el resto de señales, también se incluye en un cuadro de estrés. Al igual que el punto anterior, este comportamiento forma parte de los síntomas de enfermedades físicas.
  • Cambios en las vocalizaciones: especialmente en el caso de las psitácidas, chillar más alto, más a menudo o por el contrario dejar de vocalizar por completo son señales claras de estrés.
  • Comportamiento repetitivo: las conductas que se repiten de forma continua y no tienen un objetivo se denominan estereotipias. Son el resultado de la falta de estimulación y el estrés, principalmente. Pueden ser movimientos, vocalizaciones o conductas habituales que se repiten más de lo necesario, como el acicalamiento.
  • Miedo: si el ave comienza a tener miedo a cosas que antes no temía de forma repentina, es posible que sea porque se encuentra en un estado de estrés continuado y está más sensible. Si se resiste a un manejo que antes disfrutaba, puede que sea un cambio en tu aspecto lo que desencadena el miedo.
  • Aburrimiento: a nadie le gusta estar desocupado, y menos si vive en una jaula. Si el ave no tiene estimulación mental suficiente, sufrirá estrés.

Soluciones al estrés en pájaros domésticos

Una vez encontrado el estresor que afecta al pájaro, lo primero es retirarlo de su ambiente para que deje de tener efecto. El siguiente paso es diagnosticar el comportamiento anómalo que está mostrando: ¿sufre picaje? ¿Se niega a comer? Cada uno de los trastornos derivados tiene un tratamiento específico, así que hay que distinguirlos.

Mientras tratas estos problemas junto con el veterinario, es importante que lleves a cabo ciertas acciones que ayudarán a aliviar el estrés del ave. Las tienes a continuación:

  • No grites ni hagas ruidos fuertes cerca del ave: eso solo contribuye a aumentar su estrés.
  • Evita los movimientos bruscos, en especial cuando te acerques al pájaro: si el ave siente miedo, debes aproximarte con suavidad y sin forzar el contacto.
  • Proporciónale una buena dieta y mucho enriquecimiento ambiental: mantener al ave ocupada y entretenida ayudará en gran medida a evitar estereotipias y a aliviar el estrés.
  • Si el ave se resiste al manejo, puedes volver a ganarte su confianza ofreciéndole un palo para que se suba y se acerque de nuevo a ti poco a poco.
  • Déjale salir de la jaula más a menudo y comparte tiempo de calidad con tu pájaro.
¿Los loros pueden comer huevo?

Como has podido comprobar, la información que contiene este artículo es generalista, por lo que debes empaparte también de los conocimientos específicos correspondientes a la especie que estás cuidando. Las aves son animales delicados y, para que su presencia siga alegrando cada día de tu vida, la suya debe ser también feliz.



  • User, S. (s. f.). Las estereotipias como indicadores de falta de bienestar en animales de zoológico. ZAWEC. Recuperado 13 de octubre de 2021, de https://www.zawec.org/es/que-hacemos/fichas-tecnicas/43-las-estereotipias-como-indicadores-de-falta-de-bienestar-en-animales-de-zoologico
  • Dickens, M. J., & Bentley, G. E. (2014). Stress, captivity, and reproduction in a wild bird species. Hormones and Behavior66(4), 685-693.
  • Cussen, V. A., & Mench, J. A. (2015). The relationship between personality dimensions and resiliency to environmental stress in orange-winged amazon parrots (Amazona amazonica), as indicated by the development of abnormal behaviors. PLoS One10(6), e0126170.
  • Larcombe, S. D., Tregaskes, C. A., Coffey, J., Stevenson, A. E., Alexander, L. G., & Arnold, K. E. (2015). Oxidative stress, activity behaviour and body mass in captive parrots. Conservation physiology3(1), cov045.