Especies de colibríes

Las especies de colibríes que existen son numerosas y hermosas a partes iguales. Aquí puedes saber más sobre ellas sin tener que moverte de tu casa.
Especies de colibríes
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez el 16 agosto, 2021.

Última actualización: 16 agosto, 2021

Estas diminutas aves a menudo se confunden con insectos que liban las flores, pues baten las alas tan deprisa que incluso emiten un zumbido sordo. Su alargado pico y su característico vuelo en suspensión fascinan a cualquiera que tenga la suerte de verlas en persona. ¿Quieres saber cuántas especies de colibríes hay?

Aunque son numerosas, en este artículo podrás conocer a las especies más llamativas y especiales dentro de este grupo de pájaros libadores de néctar. Las curiosidades que aprenderás sobre ellos en las siguientes líneas no te dejarán indiferente, así que no pierdas ojo.

¿Cuántas especies de colibríes hay?

Los colibríes son aves muy pequeñas que pertenecen a la Familia Trochilidae. Los expertos no se ponen de acuerdo en cuántas especies existen actualmente, pero se estima que son unas 320-340. Esta familia consta de dos órdenes:

  • Phaethornithinae: aquí se encuentran los colibríes conocidos como “ermitaños” y son entre 30 y 40 especies.
  • Trochilinae: los representantes de este grupo son más numerosos, con dimorfismo sexual más evidente y con colores más vivos. Sus miembros superan las 330 especies y habitan desde Alaska hasta Tierra de Fuego. Sin embargo, solamente 4 se reconocen científicamente como género colibrí.

Los colibríes miden de 11 a 15 centímetros y su peso va desde los 6 a los 8,5 gramos. Su esperanza de vida ronda los 3-4 años, aunque se han registrado ejemplares que han alcanzado la friolera de 21 años de edad en condiciones de cautiverio.

Los colibríes comparten el orden Apodiformes con los vencejos, con los que guardan ciertas similitudes.

Curiosidades de los colibríes

Estas aves son una caja de sorpresas. Si quieres conocer un poco mejor a los colibríes antes de entrar con el grueso del artículo, aquí tienes algunos datos que te serán de gran interés:

  • Su metabolismo es increíblemente rápido, lo que les obliga a alimentarse continuamente de néctar y diminutos insectos. Para mantenerse con vida, un colibrí debe nutrirse cada 15-20 minutos.
  • Su tasa cardiaca es de 1200 pulsaciones por minuto durante el vuelo, casi como las musarañas más pequeñas.
  • Para descansar sin morir de hambre, estas aves toman pequeñas siestas en las que entran en una pseudohibernación, en la que se disminuyen drásticamente sus pulsaciones y su temperatura corporal.
  • En la mitología maya, el colibrí es el encargado de transmitir deseos de los dioses y humanos de un lugar a otro. Es la explicación que dan las poblaciones indígenas a su increíble rapidez y fragilidad: la semejanza con las ideas y los pensamientos.
  • Un colibrí bate las alas 75 veces por segundo cuando vuela hacia delante.
  • Al ser un pájaro apodiforme, tiene unas patas muy cortas. No puede posarse en las flores para alimentarse ni andar por el suelo.

Los colibríes se han adaptado a un estilo de vida inusitado: ir de flor en flor y no parar de comer durante el día. Son grandes polinizadores, pero se conocen más por sus bellos colores y atípica biología externa. A continuación, te presentamos a las especies más interesantes de colibríes en la naturaleza.

Ermitaño de Yaruqui (Phaethornis yaruqui)

Este colibrí se puede encontrar en países como Colombia, Panamá y Ecuador, en zonas por debajo de los 1500 metros de altitud de bosques húmedos. Su tamaño no sobrepasa los 13 centímetros, aunque es grande para ser un pájaro de este grupo.

Su pico es curvo, pues se alimenta de néctar y debe insertarse perfectamente en la estructura de la flor, y su parte posterior es rojiza. Su cuerpo es de color cobrizo bronceado y presenta una mancha oscura detrás de cada ojo. Su cola es de un negro azulado con puntas blancas, al igual que sus alas.

Un colibrí ermitaño yaruqi.

Colibrí rutilante (Colibri coruscans)

El colibrí rutilante es una de las especies consideradas puramente como “colibríes típicos”. También se lo conoce como “chillón común” y se distribuye desde el norte sudamericano hasta el oeste en hábitats abiertos, en los que se alimenta principalmente de néctar. Tiene un temperamento bastante agresivo y territorial con sus competidores, entre los que se encuentran otras especies de colibríes.

Un colibrí rutilante azul.

Picohoz coliverde (Eutoxeres aquila)

Esta ave también es conocida como “colibrí pico de hoz”. Se puede encontrar en diversos países de Sudamérica como Colombia, Panamá, Perú, Ecuador, Costa Rica y Venezuela. Vive en el sotobosque de zonas húmedas y se ha avistado en lugares a una altura máxima de 2100 metros sobre el nivel del mar.

Su pico es llamativamente largo y curvado, con forma de hoz. Esta estructura mide unos 25 milímetros de los 11 centímetros totales que alcanza el ave. Se alimenta tanto de néctar como de pequeños insectos.

Género trochilinae

Los troquilinos toman diferentes nombres comunes dependiendo del área geográfica en la que se hallen: picaflores, chuparrosas, tucusitos, chupamirtos y un largo etcétera. Hay más de 100 géneros de troquilinos, por lo que es imposible cubrirlos a todos.

Como curiosidad, la especie de tamaño más reducido de este grupo es el colibrí zunzuncito o elfo de las abejas (Mellisuga helenae), que con su pico y cola apenas llega a los 5,5 centímetros de longitud. Esta especie es endémica de Cuba.

¿Por qué vuelan los pájaros?

Ermitaño de Espíritu Santo (Glaucis dohrnii)

El Ermitaño de Espíritu Santo es también conocido de forma popular como “pico de sable chico”. Son aves que se pueden encontrar en los bosques húmedos del este de Brasil, donde buscan alimento preferentemente en las plantas de Heliconia.

Es una especie en peligro de extinción por la degradación de su hábitat natural. La construcción de urbes y la deforestación para la obtención de recursos son los dos factores más relevantes de amenaza para ellos.

Colibrí pardo (Colibri delphinae)

El colibrí pardo anida en bosques a una altura media de 400 a 1600 metros sobre el nivel del mar. Habita en zonas de Guatemala, Brasil, Bolivia y en las Islas Trinidad, donde acude a alimentarse a bosques y jardines. Esta especie es muy agresiva hacia otros colibríes, aunque es una de las más avistadas en los comederos de particulares.

Una de las especies de colibríes.

Colibrí oreja violeta (Colibri thalassinus)

El colibrí oreja violeta vive en las tierras altas desde México y la zona andina de Venezuela hasta Bolivia, en campos con matorrales y árboles de alturas comprendidas entre los 600 y 3000 metros de altura sobre el nivel del mar. Una curiosidad sobre él es que migra desde estos países hacia el norte, pudiendo avistarse también en Estados Unidos y Canadá.

Estos pájaros miden entre 9,5 y 11 centímetros y pesan de 5 a 6 gramos. El macho es de color verde brillante, un poco más bronceado en la espalda y la parte superior de las alas, y tiene una mancha azul o violeta alrededor del oído, de ahí su nombre. Las hembras portan colores similares, pero un poco más apagados.

Estas especies de colibríes que has podido conocer son solo unas pocas en comparación con las que hay en todo el mundo. Es difícil escoger una selección, pues todas son increíbles de ver e investigar. Si te ha picado la curiosidad por los colibríes y quieres saber más sobre ellos, desde aquí te animamos a que investigues más acerca de sus increíbles cualidades, ya que no son pocas.
Te podría interesar...
Las flores que atraen a los colibríes
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Las flores que atraen a los colibríes

Los colibríes son aves indispensables en la polinización. Conoce su importancia ambiental y varias flores que atraen a los colibríes.