¿Es posible estimular la inteligencia de los perros?

22 febrero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Silvia Conde
Es posible desarrollar la inteligencia de los perros mediante juegos y actividades interactivas. Descubre más a continuación.

Sabemos que los perros son animales capaces de aprender y memorizar ciertas cosas –como su nombre o ciertas órdenes–, así como resolver puzzles mentales poco complicados. Ahora bien, ¿sería posible estimular la inteligencia de los perros?

Sí, es posible. Y ahora es posible que te preguntes: ¿cómo se hace? Pues bien, no te preocupes, porque a continuación te lo comentaremos.

¿Qué tan inteligente es un perro?

Gracias a diversos estudios realizados con ejemplares de diferentes razas se ha podido comprobar que la inteligencia media de un perro es similar a la de un niño de dos años de edad.

Los canes pueden aprender señales, gestos y una media de unas 165 palabras. Y cabe destacar que, a a los perros más inteligentes se les ha podido enseñar hasta 250 palabras en total. 

Bebé con perro pequeño sentados en el parque.

Tipos de inteligencia canina 

La inteligencia puede medirse de muchas formas, el lenguaje, la aritmética, la inteligencia social… y en todas ellas los perros dan resultados muy positivos.

Stanley Coren, es un famoso investigador conocido por clasificar a las razas de perros por su coeficiente intelectual, en distintas pruebas que miden los diferentes tipos de inteligencia canina. La lista está encabezada por la raza Border Collie

Según Coren los canes tienen una comprensión muy básica de la aritmética y pueden contar hasta cuatro o cinco. 

En una de las pruebas de aritmética muestran a un perro un trozo de comida, luego le muestran un segundo trozo. Si el perro entiende el concepto de 1 + 1, cuando le dejan ir a por su premio buscará dos trozos de comida. De igual modo, se han probado con sumas hasta cuatro o cinco. 

Canes con gafas representan a los perros más inteligentes

Otro tipo de inteligencia es la resolución de espacios. Los perros son capaces de estudiar su entorno y localizar sus artículos de valor como la comida, los juguetes, el lugar favorito para dormir… y además lo hacen encontrando la ruta más rápida, resolviendo obstáculos por el camino como abrir una puerta o encontrar un hueco para pasar de un sitio a otro.

Pero la habilidad más reconocida de los perros es la de reconocer y entender las expresiones humanas y comunicarse en consecuencia.

Todas estas capacidades cognitivas convierten al perro en un animal inteligente y social.

¿Cómo estimular la inteligencia de un perro?

Estimulando la inteligencia de los perros conseguimos reducir los niveles de estrés, prevenir el aburrimiento y mejorar el vínculo entre tutor-mascota. Algunas actividades que pueden estimular la inteligencia son:

  • Juegos de inteligencia para perros. Los más típicos consisten en una especie de tableros con formas y muescas para esconder comida, las formas están dispuestas en una especie de puzzle que tiene que resolver el perro para obtener su premio. También existen otros en los que el animal tiene que abrir una especie de cerradura, mover secuencialmente unas piezas, levantar una tapa, accionar una palanca…. Estos juguetes estimulan la inteligencia y la memoria del animal.
  • Juguetes para esconder comida. Hay muchos tipos de juguetes para esconder pienso o golosinas: en forma de ovni, pelota, los tipo Kong… están pensados para que el perro utilice su boca o las patas para sacar la comida del interior. Además, es una buena forma de dar de comer a los perros ansiosos con la comida ya que tardarán más en conseguirla y comerán más lentamente.
  • Juegos de esconder y buscar. Podemos esconder comida por casa o el parque sin que nos vea y darle la orden de «busca» cuando esté todo preparado. Con estos juegos se potencia el sentido del olfato y la capacidad de autocontrol, pues el perro debe estar quieto y tranquilo hasta que escuche la orden de «busca».
  • Entrenamiento. Mediante el refuerzo positivo podemos entrenar a nuestro perro en las órdenes básicas e ir más allá y probar a realizar circuitos de obstáculos y otras actividades que requieran la resolución de espacios.

En definitiva, para estimular la inteligencia de los perros es recomendable jugar con ellos e incluirlos en actividades interactivas. Como tutores, debemos procurar tener esto en cuenta y no dejar pasar demasiado tiempo entre una sesión de juegos y otra.

Un perro que juega regularmente con su tutor, puede ser mucho más inteligente que un perro que rara vez juega con él.

  • PortalVeterinaria. En pruebas de CI los perros demostraron ser más listos que los niños pequeños.
  • Howell, T. J., Toukhsati, S., Conduit, R., & Bennett, P. (2013). The Perceptions of Dog Intelligence and Cognitive Skills (PoDIaCS) Survey. Journal of Veterinary Behavior: Clinical Applications and Research, 8(6), 418–424.