¿Por qué la obsesión de los perros con la comida?

31 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Silvia Conde
Hay perros que tienen obsesión por la comida y, en ocasiones, puede llegar a ser un verdadero problema

Algunos perros parecen tener una verdadera obsesión con la comida. Nunca se sienten llenos, comen con verdadera ansiedad su ración de pienso y, además, no paran de pedirnos algo cuando estamos sentados a la mesa.

Te sorprendería saber que en algunas razas esto tiene explicación genética o que existen trucos para reducir la ansiedad por la comida y la velocidad a la que comen.

La ansiedad por la comida

El perro es un animal que, por sus orígenes, tiende a devorar rápidamente su comida, lo cual tiene un sentido en el hábitat salvaje, en el que no puede predecir con certeza cuándo volverá a comer o tiene que esperar ‘su turno’ dentro de la jerarquía de su manada.

Sin embargo, el perro ya no es un lobo, sino que es un animal doméstico que probablemente está acostumbrado a tener su comida siempre a la misma hora cada día. Cabe señalar que comer muy rápido puede provocar ciertos problemas de salud.

Obsesión de los perros con la comida

El gen POMC

Muchos propietarios de labradores retriever coinciden en que su perro nunca tiene suficiente alimento, y es que no llega a saciarse por mucha comida que le pongan y siempre está a la espera de más alimento. Los retriever, además, tienen una gran tendencia a la obesidad.

Analizando el genoma de perros de esta raza, se ha descubierto una mutación en el gen POMC. Este gen codifica para proteínas relacionadas con el mantenimiento del peso, el control del hambre y la obesidad.

Una modificación en la producción de estas sustancias que indican al cerebro el estado de saciedad provoca que el animal nunca pierda el apetito. Una situación similar también se ha detectado en estudios con personas obesas.

Lo más curioso de todo es que esta mutación es muy común en los perros de esta raza destinados a las actividades de búsqueda y rescate de personas, en las cuales la comida con la que les recompensan es una gran motivación para hacer su trabajo.

Problemas de la obsesión por la comida en perros

La obsesión con la comida puede ser un problema. Si conviven varios perros en casa, puede ser complicado tratar de dar de comer a ambos a la vez si uno de los perros tiene obsesión por la comida, ya que intentará quitársela al otro.

Por otro lado, hay que tener mucho cuidado con los perros que aspiran todo lo que encuentran por el suelo, pues tragar un cuerpo extraño puede provocar obstrucciones en el intestino.

Comer demasiado rápido, que suele estar ligado a la obsesión con la comida, también es un problema, ya que al comer con voracidad tragan aire que se acumula como gases, lo que provoca digestiones pesadas. Y, además, esto puede ser peligroso en las razas con predisposición a la torsión de estómago (razas grandes y gigantes de perro).

Labrador comiendo

Consejos para evitar la obsesión de los perros con la comida

  • Descartar cualquier problema de salud. Ciertas enfermedades hormonales o la presencia de parásitos como las tenias pueden provocar falta de saciedad.
  • Dar varias tomas de comida al día. Repartir las comidas en dos tomas al día es una forma de evitar la ansiedad y, si además el perro come rápido, la cantidad es menor.
  • Utilizar comederos antiansiedad o preparar juegos de olfato con la comida. Ponerle a un perro las cosas un poco más difíciles para encontrar la comida o animarle a utilizar el olfato para encontrarlas es una buena forma de descargar energía y evitar que coma todo de golpe.
  • Entrenar el autocontrol. Una forma de reducir el nerviosismo previo a la comida es practicar la calma y autocontrol. Para ello, hacemos esperar a nuestro perro en un estado de tranquilidad antes de darle la orden de comer. Esto no es sencillo: se consigue con paciencia y práctica. Al principio, el tiempo que esté quieto será muy breve, pero poco a poco conseguiremos que se mantenga más tiempo tranquilo en la misma posición antes de comer.
  • Eleanor Raffan, Rowena J. Dennis, Conor J. O’Donovan, ..., Kerstin Lindblad-Toh, Giles S.H. Yeo, Stephen O’Rahilly. Cell Metabolism 23, 893–900. A Deletion in the Canine POMC Gene Is Associated with Weight and Appetite in Obesity-Prone Labrador Retriever Dogs, 2016.