Enfermedades que padecen las palomas

Debido a su alimentación o al agua que beben, estas aves pueden presentar afecciones que no solo se transmiten entre ellas, sino que también pueden contagiarse a los humanos

Se las define como ratas del aire y también como símbolo de paz, ya que estas aves son amadas u odiadas sin demasiado término medio. Consideradas plagas en muchas ciudades, están acusadas de transmitir diversas afecciones a los seres humanos. Pero esta vez queremos centrarnos en las enfermedades que padecen las palomas.

Principales enfermedades que padecen las palomas

Como muchos animales, las columbidae pueden verse afectadas por virus, bacterias, hongos o parásitos y sufrir también diversas patologías no infecciosas.

Si se trata de animales criados en palomares, en muchos casos pueden administrarse diversos medicamentos para tratarlas. Sin embargo, es fundamental la prevención, a través de algunas vacunas, vitaminas y fármacos y el mantenimiento de la higiene adecuada.

Algunas de las enfermedades que padecen las palomas son:

Tricomaniasis

Se estima que hasta el 80 por ciento de las palomas adultas conviven en equilibrio con el protozoario causante de esta enfermedad parasitaria. Pero en los pichones o en animales con las defensas bajas puede ser fatal.

Los ejemplares afectados por tricomaniasis presentan los siguientes signos:

  • Apatía
  • Plumaje erizado
  • Diarrea viscosa
  • Inapetencia
  • Sed intensa
  • Adelgazamiento
  • Placas duras, de color blanco amarillento, en boca garganta y, en algunos casos, en el ombligo.
  • Dificultades respiratorias

La enfermedad puede adquirirse por beber agua contaminada o porque las aves ingieren alimentos vomitados por palomas infectadas. El contagio se da través de la papilla del buche, que también puede contaminar el nido y provoca así la forma umbilical. Los parásitos también pueden afectar de forma generalizada los órganos internos.

Palomas: una plaga

Conoce algunas de las enfermedades que padecen las palomas, que en ciertos casos se pueden transmitir al hombre. Lo ideal es que se mantenga una higiene adecuada y que se realicen tratamientos preventivos.

Paramixovirus

Es una infección de alta mortalidad. Los ejemplares afectados comienzan a ingerir más agua y a comer menos. Se ven muy delgados y las heces son acuosas. Con el paso de los días los animales empiezan a desarrollar trastornos nerviosos. Entre ellos:

  • Movimientos sin control del cuerpo y problemas de equilibrio (andan a los tumbos, dan volteretas o se desplazan marcha atrás)
  • Dificultad para picotear los granos por afectación del nervio óptico (en algunos casos será necesario alimentar al animal con una manga o jeringa)
  • Tortícolis
  • Convulsiones
  • Parálisis de alas y patas

La enfermedad se transmite por contacto directo con aves infectadas, por medio de las secreciones oculares, respiratorias y digestivas. También puede contagiarse de manera indirecta, a través de restos de plumas, comida, agua, o lugares que utilizan las palomas que estén contaminados.

Salmonelosis (Paratifosis)

Esta infección bacteriana del intestino aqueja principalmente a los pichones y aves más jóvenes, provocándoles una muerte temprana. Pero las palomas que se curan pueden transformarse en portadoras y trasmitir la enfermedad a través de la cáscara de los huevos que empollan cuando alcanzan la adultez. Los ejemplares afectados pueden presentar:

  • Heces de consistencia viscosa y de color verdoso
  • Engrasamiento de la cloaca
  • Adelgazamiento
  • Respiración corta
  • Debilidad general
  • Alas caídas
enfermedades que sufren las palomas

Se pueden ver afectados órganos como el hígado, el riñón y el bazo. También ataca al cerebro y la médula espinal, por lo que pueden sufrir pérdida del equilibrio, parálisis y tortícolis. Se transmite a través del alimento y el agua o por inhalación de polvo contaminado. Y, si el contacto con el humano es muy estrecho, puede contagiarlo.

Coriza

Entre las enfermedades que padecen las palomas se encuentra también la coriza, muy frecuente entre el otoño y los comienzos de la primavera . Es una infección respiratoria aguda que se vincula a factores como el frío, la humedad, el hacinamiento o el estrés provocado por los concursos. Y también a la carencia de vitamina A. Produce:

  • Estornudos
  • Secreción nasal acuosa que luego se vuelve pegajosa y purulenta
  • Dificultades para respirar, por lo que el animal debe mantener el pico abierto

En algunos casos, hay también lagrimeo en los dos ojos, acompañado de la hinchazón de los sacos lagrimales. Esto se conoce como cabeza de búho. Los ejemplares que se curan se transforman en portadores y trasmiten la infección a los pichones.

Te puede gustar