¿Qué enfermedades nos pueden transmitir los gatos?

13 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Silvia Conde
Las enfermedades que nos pueden transmitir los gatos o perros son fácilmente evitables con una buena prevención

Una zoonosis es cualquier enfermedad que puedan transmitir los animales a los humanos. Cuando se tiene una mascota es muy importante atender a la prevención mediante vacunas y antiparasitarios. Estas son algunas de las enfermedades que nos pueden transmitir los gatos.

¿Cómo es el contagio de las enfermedades que nos pueden transmitir los gatos?

Las enfermedades infecciosas y parasitarias se caracterizan por tener un periodo de incubación que va desde que el patógeno entra en el organismo hasta que el animal muestra los primeros síntomas.

Durante este periodo, el microorganismo ha empezado a multiplicarse y a liberarse a través de secreciones, orina, heces… por lo que es el principal momento en el que se contagia la enfermedad, especialmente cuando los periodos de incubación son largos.

Las vías de contagio pueden ser distintas según la enfermedad de que se trate y, según la que sea, puede ser más o menos fácil contagiarse.

  • Contacto directo con el animal infectado.
  • Fluidos corporales: saliva, heces, orina…
  • Contacto indirecto: por vectores, es decir, organismos que transmiten la enfermedad pero no son causantes de ella, como los mosquitos, garrapatas, pulgas u otros animales.

Las que se transmiten más rápidamente y afectan a un elevado número de animales son aquellas que se contagian por contacto directo o indirecto.

Cuántos gatos existen

Enfermedades que nos pueden transmitir los gatos

Toxoplasmosis

Está muy extendida, pero frecuentemente es asintomática, por lo que pasa desapercibida en la mayoría de los casos; si produce síntomas, son muy leves, similares a la gripe. El causante es un protozoo: Toxoplasma gondii. 

En niños, ancianos y personas inmunodeprimidas puede causar enfermedad grave, como el linfoma. En mujeres embarazadas puede provocar aborto o malformaciones en el feto.

Los gatos se contagian al comer ratones, pájaros o carne cruda infectados, mientras que el ser humano puede contagiarse a través de las heces de un gato infectado, pero también con las verduras mal lavadas, la carne cruda o la leche no pasteurizada.

En el intestino del gato, el protozoo se multiplica formando quistes que se eliminan por las heces y viajan por la sangre hasta los músculos donde se acantonan.

Enfermedad del arañazo del gato o bartonellosis

Causada por bacterias del género Bartonella, los gatos se infectan por picaduras de pulgas o durante las peleas entre ellos a causa del contacto con heridas y la consiguiente transmisión de sangre. La bartonellosis tampoco presenta síntomas en felinos, pero puede ocasionar episodios de fiebre durante dos o tres días.

Cuando la infección es grave, lo cual no es frecuente, los gatos pueden mostrar, además, vómitos, letargia, ojos rojos, inflamación de los nódulos linfáticos y anorexia.

Los humanos se contagian de la bartonellosis, normalmente, por arañazos de gatos. Los síntomas que muestran son fiebre, inflamación de los ganglios linfáticos y pápulas o pústulas en el lugar del arañazo. En raras ocasiones la enfermedad puede extenderse y afectar a los ojos o provocar encefalitis.

Para prevenir esta enfermedad en los gatos es necesario:
  • Prevenir las infestaciones de pulgas en los animales y el ambiente, para lo cual desparasitaremos una vez al mes a nuestra mascota.
  • Evitar que los gatos salgan a la calle para eludir peleas con gatos callejeros, lo cual se facilita con la castración.
  • Mantener las uñas de los gatos recortadas.

Además, para evitar el contagio –de un gato enfermo– debemos evitar que nos arañen y, si esto ocurre, lavarse muy bien; si la herida se pone ‘fea’, hay que acudir a un médico.

Tiña y sarna

Son enfermedades muy contagiosas, incluso entre personas. La tiña la provocan ciertos hongos y la sarna por ácaros. Un gato con tiña o sarna presenta lesiones sobre la piel, zonas calvas y con mucho picor.

Rabia

Como los perros, los gatos pueden transmitir la rabia, aunque es una enfermedad muy controlada debido a la prevención mediante vacunas anuales obligatorias.

Pipetas antiparasitarias para proteger a tu gato.

Otras enfermedades que pueden transmitir los gatos son las producidas por picaduras de pulgas y garrapatas, que pueden prevenirse utilizando collares o pipetas antiparasitarias.

Las alergias al pelo o la saliva de gato también son bastante comunes entre las enfermedades que nos pueden transmitir los gatos. Estas podemos detectarlas con una prueba de alergia.

  • Jeannette Dabanch P.Rev Chil Infect 2003; 20 (Supl 1): S47 - S51. Zoonosis.
  • ATEUVES. ¿Cuáles son las zoonosis más habituales transmitidas por mascotas?.
  • María de la Cruz. Técnico Superior de Salud Pública Sección de Zoonosis y Riesgos Biológicos. Consejería de sanidad de la CM. Zoonosis Medidas de prevención y control.