Las enfermedades del gato ragdoll

Existen muchas enfermedades que son comunes en el gato ragdoll. Algunas surgen por predisposición genética y otras se ven propiciadas por el ambiente del animal.
Las enfermedades del gato ragdoll
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez el 24 noviembre, 2021.

Última actualización: 24 noviembre, 2021

Los felinos de raza pura son más proclives a padecer ciertas condiciones heredadas. Esto se debe a la selección artificial llevada a cabo por el ser humano, ya que su genoma se ha trastocado tras generaciones mediante cruces sucesivos para favorecer la aparición de ciertos rasgos sobre otros. Aquí te mostramos las enfermedades del gato ragdoll, una mascota tan bella como delicada.

Aunque esta raza de felino es resistente y goza de una salud general adecuada, existen ciertos padecimientos típicos en ella por cuestiones genéticas y ambientales. A continuación te las mostramos para que puedas detectarlas en tus mascotas antes de que sea demasiado tarde. ¡No te lo pierdas!

Las enfermedades más comunes del gato ragdoll

El gato ragdoll se originó en Estados Unidos (California) en los años sesenta. Desde entonces, se ha convertido en una de las razas de felinos más populares por su bello aspecto, su tranquilidad inusitada y su carácter amistoso. De hecho, su nombre común viene derivado de lo poco que les molesta a estos gatos el ser cogidos y abrazados.

Además de su buen humor, los ragdoll son conocidos por tolerar bien el dolor y enmascararlo. Esto no significa que no sufran, sino que puede ser difícil detectar una patología en sus primeros estadios en los felinos de esta raza. Por ello, te recomendamos que leas las siguientes enfermedades típicas del ragdoll y aprendas a detectar los signos tempranos  de malestar en tu mascota.

Un gato ragdoll.

1. Periodontitis

Esta patología no es única de la raza que nos atañe, sino que afecta a casi todos los felinos (independientemente de su genética y condición). Los problemas dentales son extremadamente usuales en los gatos mayores de 3 años, pues hasta el 85 % de ellos muestran algún tipo de lesión oral por falta de cuidados a medida que envejecen.

Cuando se acumula sarro en los dientes del animal se produce gingivitis, lo cual evoluciona de no tratarse en una periodontitis. Este cuadro corresponde a una infección de las encías, la cual se manifiesta con sangrado bucal, enrojecimiento, falta de apetito y hasta caída de dientes. Es necesario tratar esta condición con antibióticos y una posible intervención quirúrgica.

2. Cardiomiopatías

Tal y como indican fuentes profesionales, las cardiomiopatías son todas aquellas condiciones que afectan de un modo u otro al músculo cardíaco. La variante más común de todas dentro de este grupo es la cardiomiopatía hipertrófica, la cual consiste en un engrosamiento del tejido del corazón debido a desbalances fisiológicos (sobre todo hormonales).

Existe cierta predisposición genética a padecer esta condición y el ragdoll es uno de los más afectados. Además, la sintomatología que genera suele ser bastante leve al inicio y difícil de detectar (respiración acelerada, letargia y falta de apetito). Existen ciertas pruebas genéticas que se pueden llevar a cabo para diagnosticar esta enfermedad en cualquier momento de la vida del felino. 

Hasta el 20 % de los ragdoll padecen cardiomiopatía hipertrófica. Sin duda, es una de las condiciones más serias en la raza.

3. Tromboembolismo arterial

El tromboembolismo, también conocido como embolia arterial, ocurre cuando se forma un coágulo (trombo) en un vaso sanguíneo y viaja hasta una arteria más fina para quedarse incrustado en ella y evitar el flujo de sangre. En gatos, lo más normal es que los trombos se alojen en las extremidades posteriores, lo cual provoca cojera, parálisis y frío al tacto.

El ragdoll es proclive a padecer esta condición. El british shorthair, el maine coon y otras razas también muestran predisposición. 

4. Enfermedad renal poliquística

La enfermedad renal poliquísticaconocida como PKD por sus siglas en inglés, es una condición genética, progresiva e irreversible que provoca daños letales en los riñones del gato. Se debe a mutaciones en los genes implicados en el mantenimiento renal (PKHD1, PKHD2 y otros) y algunas razas son más proclives a padecerla que otras. Sin duda, el persa es el que más afectado se ve.

Fuentes profesionales estiman que hasta el 10 % de los ragdoll tienen signos de enfermedad renal crónica, aunque solo el 3 % de ellos manifiestan PKD. Los síntomas más comunes de esta condición son la pérdida de apetito, la bajada de peso, las náuseas, los vómitos y una sed excesiva. El único tratamiento posible es el soporte, pues no existe solución a esta condición.

Esta no es de las enfermedades más comunes del gato ragdoll, pero sí de las más importantes.

5. Tumores de mastocitos

Los tumores de mastocitos representan un tipo de cáncer de piel bastante agresivo. Son masas de mastocitos (cuerpos celulares distribuidos por todo el cuerpo e involucrados en las reacciones alérgicas) que se han convertido en cancerosos de manera colectiva. Los bultos tienen un aspecto firme, de color rosáceo y sin pelo a su alrededor.

Por otro lado, también existen formas tumorales internas que se originan en el bazo y tienden a propagarse al hígado, el intestino, los ganglios linfáticos y los pulmones. En estos casos, los signos clínicos variarán según la zona que se vea más afectada.

El tratamiento inicial es la extracción quirúrgica de los tumores siempre que sea posible. Si hay signos de metástasis, también se puede hacer uso de la quimioterapia y la radioterapia. El pronóstico varía mucho en cada caso y depende de la cantidad de tumores presentes en el cuerpo del felino.

La mayoría de los bultos en la piel de los gatos son de naturaleza benigna. De todas formas, nunca está de más ser precavido y acudir al veterinario en cuanto se detecta uno.

Un gato ragdoll en su cama.

La prevención es la mejor opción

Como puedes ver, son varias las enfermedades comunes del gato ragdoll. Algunas de ellas son típicas de la raza, mientras que otras presentan prevalencias altas en todos los felinos domésticos independientemente de su acervo genético. Sea como fuere, es necesario reconocer que este animal tiene ciertos problemas asociados a su cruzamiento (sobre todo la cardiomiopatía).

La mejor forma de evitar toda enfermedad genética en los gatos domésticos de raza es realizarles pruebas de ADN a los ejemplares antes de cruzarlos. Muchas de estas condiciones son detectables a priori de que ocurran los síntomas y es obligación de los cuidadores no reproducir a los felinos con mutaciones deletéreas. Solo así se asegurará que la descendencia sea sana y preciosa a partes iguales.

Te podría interesar...
Diferencias entre el gato del bosque noruego y el mapache de Maine
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Diferencias entre el gato del bosque noruego y el mapache de Maine

A pesar de ser parecidas, existen diferencias entre el gato del bosque noruego y el mapache de Maine. Te las contamos en este artículo.