El torogoz: hábitat, características y curiosidades

El togoroz preside el trono simbólico de dos países gracias a sus increíbles características. Aquí puedes saber más sobre él.
El torogoz: hábitat, características y curiosidades
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 12 abril, 2022

El torogoz ave, multicolor y tornasolada, es el ave nacional de El Salvador y de Nicaragua, donde también se la conoce como momoto cejiazul. Este nombre no es casual, pues tiene una línea pálida y azulada que recorre la parte superior de sus ojos como si fuera una ceja.

Son pájaros pequeños de unos 34 centímetros de largo y unos 65 gramos de peso. En su plumaje se combinan el verde, el turquesa, el azul y el rojo anaranjado, dándole un hermoso aspecto muy apreciado por aquellos que consiguen ver uno. Aquí te contamos más sobre la biología de este hermoso animal, así que no te pierdas nada de lo que viene a continuación.

Clasificación y características

El torogoz (Eumomota superciliosa) pertenece al orden de los coraciformes (donde también se encuentran otras aves como el martín pescador y el abejaruco) y a la familia Momotidae. Es bastante común que se le confunda con el talapo (Momotus lessonii), pues se trata de un ave de la misma familia y de aspecto muy similar.

Sin embargo, los colores del torogoz son bastante característicos. Aunque es verde en el dorso y rojizo en el vientre, también varía en tonalidades celestes, blancas, amarillas y negras. Otro rasgo llamativo es su cola de la que sobresalen dos largas plumas con el raquis desnudo y que terminan en una parte ancha y colorida.

Hábitat del torogoz

Estas aves se distribuyen desde el sur de México hasta el noroeste de Costa Rica. En la zona del Caribe es más fácil verlos en la península del Yucatán y los valles del noroeste de Guatemala y Honduras. Por otro lado, en el Pacífico abundan en el Golfo de Nicoya.

El torogoz ocupa regiones semiáridas y abiertas, principalmente pobladas por bosques, matorrales y pastizales. También es posible encontrarlos en zonas tropicales, pero son mucho menos abundantes y suelen ocupar bosques secundarios.

Alimentación

Los momotos tienen una amplia dieta que incluye frutas y pequeños insectos tales como orugas, mariposas y escarabajos, junto con gusanos, arañas y lagartos. Su técnica de caza consiste en permanecer posados en las ramas de los árboles, inmóviles, hasta que detectan una presa. Una vez la localizan, se lanzan a por ella y después vuelven a la rama para comérsela sin peligro.

Reproducción

El torogoz es un ave que se empareja durante la época de cría y permanece fiel a su pareja mientras dure este período. Su temporada de apareamiento comienza en marzo, momento en el que comienzan a cavar madrigueras para poner los huevos de abril a mayo.

Estas madrigueras suelen medir metro y medio de longitud y está curvada hacia un lado para dificultar la visión de las crías a los depredadores.

Tanto el macho como la hembra participan en la excavación de la madriguera y en el cuidado de los polluelos. Tras 17-21 días eclosionan los huevos. Los polluelos son nidícolas, es decir que dependen de sus padres hasta que son capaces de volar y valerse por sí mismos. Este momento llega al mes del nacimiento de los hijos.

Comportamiento

Los momotos cejiazules son aves sociales y de hábitos diurnos. La mayor parte del día la pasan en las alturas, inmóviles sobre la rama de un árbol al acecho de sus presas o inspeccionando el propio posadero para encontrar el mejor lugar de avistamiento.

Se trata de aves con un temperamento tranquilo, salvo en la época de apareamiento. Cuando buscan pareja emiten graznidos prolongados y sonidos parecidos a un cacareo o el graznar de un pato. Sus vocalizaciones son muy variadas y cambian según las intenciones comunicativas del animal.

Algunas curiosidades sobre el torogoz

Esta ave no se ha convertido en el símbolo nacional de 2 países por nada. Los momotos son aves increíbles, inteligentes y con un gran sentido de la unidad en lo que se refiere a los cuidados parentales. Para ilustrar su maravillosa naturaleza, aquí tienes algunos datos adicionales sobre ellos que seguro te van a sorprender:

  • Se encontró un fósil en Suiza: aunque solo se han avistado ejemplares en la zona tropical del Nuevo Mundo, este fósil apareció en Europa y no se sabe qué lo llevó hasta allí.
  • En Yucatán se lo conoce como pájaro reloj por los movimientos que hace con su cola, pues parecen dos péndulos.
  • Al avistar a un depredador, muestran un comportamiento muy curioso: este movimiento pendular y brusco que le vale el apodo de “pájaro reloj” responde a un estado de alarma emocional del ave. Suelen hacerlo cuando avistan a un depredador en sus alrededores y quieren amenazarlo.
  • Es fácil saber qué ejemplares son pareja: en la época de cría, aquellos torogoces que se hayan emparejado descansarán juntos en las ramas de los árboles, al menos hasta que caven la madriguera y se turnen para salir a buscar comida.
  • Usan hojas para amenazar: cuando quieren proteger la zona de su nido, se hacen con una hoja de árbol cercana y persiguen y amenazan al posible depredador o competidor.

Como ves, este pájaro no es solo un plumaje bonito. Se trata de un animal valioso para su ambiente y para los humanos, así que toda información que se tenga sobre él será útil para apreciarle y protegerle.

Te podría interesar...
Tritón ibérico: hábitat y características
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Tritón ibérico: hábitat y características

El tritón ibérico es un anfibio endémico de la Península Ibérica y que presenta una amplia distribución. Conoce más sobre esta especie aquí.



  • Eumomota superciliosa (turquoise-browed motmot). (s. f.). Animal Diversity Web. Recuperado 12 de abril de 2022, de https://animaldiversity.org/accounts/Eumomota_superciliosa/
  • Smiths, S. M. (1976). Predatory behaviour of young turquoise-browed motmots, Eumomota superciliosa. Behaviour56(3-4), 309-320.
  • Murphy, T. G. (2008). Display of an Inedible Prop as a Signal of Aggression? Adaptive Significance of Leaf‐Display by the Turquoise‐Browed Motmot, Eumomota superciliosa. Ethology114(1), 16-21.