El saltamontes arcoíris: hábitat, características y reproducción

El saltamontes arcoíris destaca entre la maleza de las llanuras, pero esto no es necesariamente un problema para su supervivencia. Aquí te contamos todo sobre él.
El saltamontes arcoíris: hábitat, características y reproducción
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 26 mayo, 2022

En la naturaleza, los colores abundan, tanto en el entorno como en los propios animales, si bien no siempre son sinónimo de hermosura. Es el caso del saltamontes arcoíris, cuyas variopintas coloraciones responden a la amenaza más que a la exhibición.

En este espacio podrás encontrar una ficha completa de esta especie, con sus características, su ecología y, en definitiva, todo lo que necesitas saber sobre ella. No te pierdas nada, pues los insectos siempre guardan sorpresas para aquellos que los miran de cerca.

Características y descripción

El saltamontes arcoíris responde al nombre científico de Dactylotum bicolor y pertenece a la familia Acrididae, dentro de la orden de los ortópteros. Fue descrito por primera vez por Toussaint de Charpentier, un entomólogo alemán, en 1843.

Es la única especie dentro de su género, Dactylotum.

Fiel a su nombre, este saltamontes se caracteriza por los brillantes colores que exhibe. Rojo, amarillo, violeta y azul se combinan con manchas de color negro que las hace destacar aún más. Esta coloración ha demostrado ser aposemática, es decir, que disuade a sus posibles depredadores de comérselos.

Dependiendo de la zona en que viva, la coloración que presentan varía de manera distintiva. Por ello, se han descrito 3 subespecies del Dactylotum bicolor:

  • D. b. bicolor: norte de Texas, Nuevo México y México.
  • D. b. pictum: parte norte y este del rango de distribución.
  • D. b. variegatum: sur de Arizona y parte occidental del área de distribución.

Las hembras son más grandes que los machos. Ellas miden unos 35 milímetros, mientras que los otros solo llegan a alcanzar los 20 milímetros. Este acrídido carece de alas y es inofensivo para los cultivos.

Hábitat del saltamontes arcoíris

El área de distribución del Dactylotum bicolor abarca la zona occidental de Estados Unidos, el sur de Canadá, el norte de México y también en Venezuela. Es fácil encontrarlos en hábitats de llanuras, ya que, al no poder volar, utilizan la hierba para protegerse, alimentarse y reproducirse.

Alimentación

Los saltamontes adultos se alimentan de la variedad de plantas que encuentran en su hábitat, especialmente de las gramíneas que crecen en las llanuras. Las especies de gramíneas registradas en los análisis de cultivos incluyeron Agropyron smithii, Bromus tectorum, Festuca octoflora y Panicum capillare.

Aun así, son 14 los tipos de hierba que se han recogido dentro de la dieta del saltamontes arcoíris.

Las ninfas, por el contrario, se alimentan exclusivamente del falso sauce (Baccaris wrightii) en Arizona y Nuevo México hasta que se metamorfosean en el adulto. En el resto de su distribución consumen las mismas plantas que los adultos.

Comportamiento

Si bien falta mucho estudio sobre la actividad y el comportamiento de esta especie, sí se han podido observar algunos hábitos de su vida. Su pico de actividad se concentra en las tardes, donde se le puede observar alimentándose de los pastos que habita.

No se trata de una especie migratoria. Como se decía antes, carece de alas, por lo que no puede desplazarse grandes distancias, sino tan solo moverse a zonas cercanas donde los recursos sean más abundantes.

Se trata de un insecto solitario que se encuentra con sus congéneres en la época de reproducción. Por lo general, se les encuentra entre los pastos de bajo crecimiento, separados entre sí, aunque tampoco se han reportado luchas por el territorio.

Conducta de las ninfas

Las ninfas de este saltamontes tienen una conducta bastante curiosa. Para termorregularse, se orientan en dirección al sol, rotando por los tallos de las plantas donde se alimentan. Por la mañana y por la tarde, de hecho, se las puede ver comiendo a pleno sol, pero en las horas de mayor calor se refugian en la sombra.

Por la noche ascienden hasta las hojas o las ramas superiores de la planta donde se encuentren. Esto, presumiblemente, es para protegerse de los depredadores que se mueven a ras de suelo, pero está por comprobar.

Reproducción

Hay una sola generación de saltamontes arcoíris cada año. Los adultos se observan hasta septiembre u octubre (finales de verano y comienzo del otoño), momento en el que se reproducen y la hembra pone los huevos.

Esta los deposita en el suelo desnudo, en lotes de 15 a 25 unidades, donde se los reconoce por estar ordenados en columnas y ser de un color amarillo parduzco. Los huevos pasan el invierno y eclosionan al final de la primavera o comienzo del invierno.

Si bien el ciclo de metamorfosis de este animal no se ha estudiado en profundidad, se estima que pasan por 5 fases antes de convertirse en adultos. Las hembras, de hecho, requieren 6 para llegar a la adultez.

Como has podido comprobar, el saltamontes arcoíris es un insecto de lo más curioso. Si bien sigue siendo necesario un mayor estudio para desentrañar todas las peculiaridades que alberga, te alegrará saber que no se encuentra en peligro de extinción. Este pequeño insecto, tan colorido y tímido, aún nos da tiempo para admirarlo entre la hierba de las llanuras.

Te podría interesar...
9 curiosidades del saltamontes rosa
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
9 curiosidades del saltamontes rosa

El saltamontes rosa es uno de los organismos más peculiares del reino animal y resguarda varias curiosidades. Descubre algunas aquí.



    • Dactylotum bicolor subsp. bicolor in GBIF Secretariat (2021). GBIF Backbone Taxonomy. Checklist dataset https://doi.org/10.15468/39omei accessed via GBIF.org on 2022-05-25.
    • McGovern, G. M., Mitchell, J. C., & Knisley, C. B. (1984). Field experiments on prey selection by the whiptail lizard, Cnemidophorus inornatus, in Arizona. Journal of Herpetology18(3), 347-349.
    • Parker, M. A. (1982). Thermoregulation by diurnal movement in the barberpole grasshopper (Dactylotum bicolor). American Midland Naturalist, 228-237.