El manul: hábitat, características y curiosidades

El manul danza sobre las rocas más escarpadas de Asia Central, manteniéndose como un misterio para el ser humano, pero sin poder escapar a su alcance destructivo.
El manul: hábitat, características y curiosidades
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 08 febrero, 2023

El manul, también conocido como el gato de Pallas, es una mancha grisácea saltando ágilmente entre los accidentes rocosos de su hábitat para aquellos que tratan de estudiarlo. Es escurridizo, feroz y crepuscular, por lo que sacar datos sobre sus hábitos y comportamiento se celebra siempre como un gran logro.

Aquí, por tanto, podrás encontrar una ficha básica con lo que se sabe de él. No te pierdas nada, pues se trata de un animal fascinante y que alberga curiosidades que no te esperas. Vamos a verle más de cerca.

Taxonomía y características

Otocolobus manul.

El manul (Otocolobus manul) es un mamífero del orden de los carnívoros y de la familia de los felinos. Aunque anteriormente se le consideraba dentro del género Felis, en la actualidad se ha recuperado uno para esta especie en concreto, el Otocolobus.

Su tamaño es similar al del gato doméstico, pero aparenta ser más grande debido al espeso pelaje que le permite residir en parajes áridos y fríos. Su hocico es corto, casi aplanado, y tiene una gran curiosidad: sus pupilas son redondas en lugar de rasgadas, como ocurre en la mayoría de los félidos pequeños. Sus patas son cortas en comparación con otras especies.

Hábitat del manul

Una de las mayores dificultades que encuentran los investigadores cuando quieren observarle es el ecosistema rocoso por el que se mueve como pez en el agua. Las sierras nevadas de Asia Central son un entramado de piedras frías plagadas de huecos y grutas por las que el manul brinca con facilidad, pero casi imposible de transitar para los humanos.

Su distribución se expande por Irán, Pakistán, Turkmenistán y Afganistán, así como en las zonas que quedan al este y al sur del mar Caspio. Recientemente, se han encontrado excrementos y otros restos cerca del Everest (en el parque nacional de Sagarmatha), un hallazgo que no ha dejado indiferente a la comunidad científica.

Las estepas que son el hogar del gato de Pallas están en alturas que van de los 1000 a los 4000 metros.

Alimentación

Se sabe que el manul es un animal estrictamente carnívoro. Se alimentan de pequeños roedores y aves que encuentran en su medio. Su dieta principal son las pikas y otros roedores que se esconden en recovecos de las zonas rocosas donde vive este félido, siendo las pequeñas aves un complemento más que parte de su menú principal.

Las aves son más difíciles de atrapar, ya que emprenden el vuelo para huir, pero a los animales terrestres les puede perseguir con facilidad.

Para cazar, se esconde en un hueco y espera pacientemente para atrapar a su presa. Su gran capacidad para fundirse con el entorno y moverse por terreno accidentado le convierten en un emboscador de primera.

Comportamiento del manul

Es poco lo que se sabe del comportamiento de estos felinos por la ya mencionada dificultad de avistarlos. Por lo general, se trata de un animal nocturno que también tiene picos de actividad en horas crepusculares, que es cuando coincide con muchas de sus presas. Durante el día, se refugia en recovecos y pequeñas grutas de su entorno, donde pasa desapercibido para sus propios depredadores gracias a la coloración críptica de su pelaje.

Al tener las patas cortas, el manul no es un corredor demasiado rápido y tiene que recurrir a esconderse en las rocas cuando le persiguen.

Estamos ante un mamífero altamente solitario que solo se encuentra con los de su especie en la época de cría. Esto hace que su hábitat esté enormemente fragmentado, dificultando así el censo de la especie y el estudio de su distribución.

Reproducción

Debido a lo extremo del clima en el que vive, la temporada de reproducción se restringe a un par de días al año. Tras un período de gestación de unos 66-75 días, las hembras dan a luz a camadas numerosas, de hasta 8 crías. Esto coincide con una estrategia de reproducción que trata de paliar la alta mortalidad de las crías en un entorno muy hostil.

Las crías realizan una primera muda a los dos meses de nacer, que es cuando comienzan a ser independientes, y ya son capaces de cazar a los 4-5 meses. No será hasta los 6 meses de edad que alcancen su tamaño de adultos.

Es necesario recalcar que la mayoría de los datos sobre la reproducción de esta especie provienen de ejemplares en cautividad, pues no se ha observado el proceso completo en la naturaleza.

Estado de conservación del manul

Otocolobus manul.

El manul recibe el estado de preocupación menor según la IUCN, ya que la población censada total está alrededor de 58 000 individuos maduros. No obstante, este número está en descenso, pues se trata de una especie altamente especializada a su hábitat y a su dieta (de ahí también la fragmentación natural de su hábitat).

Precisamente esta especialización es la que hace vulnerable al gato de Pallas ante la degradación del hábitat para el uso ganadero, la explotación minera y el desarrollo de infraestructuras. Por otro lado, la caza y los encuentros con los perros pastores son otra causa de mortalidad antropogénica para estos felinos.

Un animal tan esquivo como el manul está, al mismo tiempo, fuera del alcance tóxico del humano y lejos de poder ser ayudado. Ante otras amenazas incontrolables por los individuos, como el cambio climático, no queda más remedio que luchar para que siga danzando entre las rocas de Asia central sin que nadie le moleste.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.