El gusano calamar que vive en las profundidades

Francisco María García · 8 diciembre, 2018
El gusano calamar es un anélido tan peculiar que, tras su reciente descubrimiento, se considera que es la única especie de su género

El gusano calamar (Teuthidodrilus samae) es una curiosa especie perteneciente a la familia de los anélidos. Este pequeño y peculiar animal invertebrado de aspecto vermiforme habita en las regiones abisales. Actualmente, su descubrimiento ha causado furor en internet y en la comunidad científica.

Según los investigadores del Instituto Oceanográfico Woods Hole y de la Institución Scripps de California, se trata de un descubrimiento muy importante, ya que se desconoce otro ejemplar con características similares. De hecho, el gusano calamar es, por ahora, el único miembro de su género.

A continuación, te invitamos a leer más sobre el peculiar gusano calamar, recién emergido de las profundidades marinas.

¿Qué son los anélidos?

Los anélidos componen un enorme grupo de animales invertebrados protóstomos, es decir, con simetría bilateral. Su rasgo más característico es el cuerpo de aspecto vermiforme, que está segmentado en anillos similares entre sí. El nombre ‘anélidos’ hace referencia precisamente a esta particular segmentación.

Un dato curioso es que la anatomía interna de cada anillo (metámero) muestra una repetición exacta de diversos órganos. Es decir, que varias estructuras fisiológicas se repiten en cada anillo del cuerpo de estos animales, lo que los hace simétricos por dentro y por fuera.

En la actualidad, se han identificado a más de 16 500 especies de anélidos, entre las cuales encontramos las lombrices de mar, las sanguijuelas y el gusano calamar.

Características físicas del gusano calamar

Como la mayoría de los anélidos, el gusano calamar muestra un aspecto bastante peculiar que, para muchas personas, no resulta nada atractivo. Su cuerpo suele medir alrededor de nueve centímetros y exhibe 25 pares de pequeñas cerdas blancas, llamadas parapodios, a cada lado.

De su porción cefálica nacen 10 apéndices cuya forma se asemeja mucho a tentáculos o brazos muy finos. De ahí viene su nombre popular, ya que dichos apéndices hacen que su aspecto se asemeje al de un calamar.

Mientras sus pequeños remos sirven para desplazarse en el agua, el rol de los grandes tentáculos se está investigando. No obstante, la hipótesis más aceptada apunta a que servirían para alimentarse de la nieve marina.

Calamar gusano: características

Durante la primera etapa de su vida, los gusanos calamar son trasparentes y resulta casi imposible identificarlos en las profundidades. Cuando alcanzan la vida adulta, su coloración cambia, su cuerpo se vuelve aún más gelatinoso y de color  marrón oscuro.

Hábitat natural y descubrimiento del gusano calamar

Aunque pueda existir hace muchos siglos, el gusano calamar ha sido descubierto en el año 2007. Al observar por primera vez esta desconocida especie abisal, los investigadores han recolectado varios especímenes que vivían entre 2 000 y 3 000 metros de profundidad.

Los especímenes recogidos se desplazaban con la ayuda de sus pequeñas cerdas a solo 100 metros sobre el fondo del mar. Su preferencia por dicha región no es mera casualidad, ya que ahí pueden dar con abundante plancton, que es el pilar de su nutrición.

Al parecer, se trataría de una especie endémica del mar de Celebes, localizado entre Indonesia y las Filipinas. Tras realizar la descripción de esta nueva especie, los investigadores ahora se dedican a averiguar si existen otras especies pertenecientes al mismo género. Ya sea en la fosa de Celebes o en las profundidades de ecosistemas similares.

También cabe destacar que en 2004 algunos investigadores observaron un animal de aspecto muy similar en la India. Como no lograron capturarlo entonces, no es posible afirmar su parentesco con el gusano calamar.

Alimentación y reproducción

Como hemos mencionado, los gusanos calamar se alimentan mayormente del plancton marino disponible en grandes profundidades. No obstante, los investigadores aún trabajan para constatar si su dieta también podría incluir otros microorganismos abisales.

Respecto a la reproducción, tendremos que esperar los nuevos avances de la comunidad científica para brindar datos precisos.

Al ser un filo tan heterogéneo, los anélidos pueden reproducirse de forma sexuada o asexuada, mediante fecundación interna o externa. Además, algunos anélidos son hermafroditas, mientras otros tienen sexos definidos.

Por lo general, los gusanos anélidos tienen sexos separados y adoptan la fertilización externa al momento de aparearse. En algunas especies, la etapa larvaria no existe, aunque no sea una característica muy usual. A medida que van creciendo, los gusanos van desarrollando uno a uno sus anillos, hasta alcanzar la edad adulta.