El cernícalo, todo sobre esta especie de ave

Francisco María García 8 marzo, 2018
Esta rapaz de tamaño pequeño se alimenta de pájaros, roedores, reptiles, gusanos, ranas, insectos y lombrices

Es un ave de presa diurna parecida al águila y fácil de ver principalmente en zonas peninsulares y las Sierra de Baza en España. En lugares tales como las Islas Baleares y en la península Ibérica viven aproximadamente 30 mil parejas de cernícalos.

Hábitat y características

Aunque el cernícalo vive en campo abierto y en matorrales, suele hacer sus nidos en grietas de rocas o edificios, así como en huecos de árboles o directamente sobre el suelo. Vuela de forma muy vistosa y acrobática con un leve planeo, para luego aletear a gran velocidad y terminar posándose sobre postes, árboles y posaderos.

Sí bien el cernícalo es un ave proveniente de Europa, se la puede encontrar en Asía y África, y, últimamente, también ha sido hallada en América. Habita principalmente en bosques no muy tupidos, acantilados, zonas rocosas, campos de cultivo, estepas y eriales.

Diferencias entre macho y hembra

En esta especie de ave, macho y hembra se encuentran bien diferenciadas a través de los colores y tamaños de su cuerpo; el cuerpo del macho es considerablemente mayor.

Por un lado, el ave macho pesa unos 155 gramos, tiene la cabeza gris azulada, el cuerpo pardo o rojo con motas negras, y el pecho y el vientre color beige. Su cola es de color gris con una gran franja en color negro y blanca. La hembra, en cambio, llega a pesar unos 190 gramos, tiene el cuerpo y la cabeza de color pardo con manchas en el dorso y la cola.

Aunque es un ave de presa, su tamaño es bastante menor al que suelen tener otras aves rapaces. Puesto que es un ave diurna, su alimentación la realiza en el curso del día y descansa durante las noches.

Cernícalo: características

Su diámetro pequeño no le impide, sin embargo, ser eficaz en la caza y hacerle honor a su nombre; se le conoce por destacar su gran habilidad para mantenerse en un mismo lugar mientras está volando, con el fin de poder ubicar de forma más exacta a su presa.

El cernícalo se alimenta de roedores, pájaros, reptiles, gusanos, insectos, lombrices y ranas. Para cazar, esta ave utiliza la estrategia de vuelo estacionario, por el cual permanece casi inmóvil a unos 20 metros de altura, listo para atrapar a su presa.

Cuando por fin se produce el avistamiento de la presa, el cernícalo se precipita en picada hacia ella para capturarla con sus garras y despedazarla con su contundente pico.

Reproducción del cernícalo

Los cernícalos comienzan sus vuelos de cortejo en el mes de abril, mientras las puestas suelen ser a fines de ese mes y principios del siguiente. Generalmente el cernícalo elige para construir su nido zonas rocosas, huecos, ramas de grandes árboles y hasta nidos inhabitados de urracas.

Cada año la hembra pone, frecuentemente en el mismo nido, entre tres y seis huevos después de una incubación de 26 a 31 días. En la incubación la tarea del macho es alimentar a la hembra, lo que no es tarea fácil; si la comida no es suficiente ella interrumpirá la incubación.

Cernícalo: comportamiento.

Las crías de plumón blanco serán cuidadas por la madre durante los primeros días de vida y protegidas a través de sus alas. Después de los 16 días la hembra abandona por periodos el nido en busca de alimento que pondrá luego a la altura del pico de los pichones, para alimentarlos a uno cada vez.

A los 30 días las crías seguirán siendo alimentadas por sus padres, sin embargo, comenzarán a volar y dejarán el plumaje blanco para devenir con los colores de los adultos de su especie y género.

Después de aproximadamente dos meses, los cernícalos abandonan el nido definitivamente para vivir de forma independiente. Comienza para ellos una nueva etapa.

Migraciones

Los ejemplares nacidos en las zonas del sur de Europa mantendrán una vida sedentaria, sin embargo, los que habitan en las zonas del norte comenzarán a migrar hacia fines del invierno o comienzos del otoño, durante los meses de agosto y septiembre. Lo hacen en el horario diurno y se dirigen hacia el sur de Europa y norte de África.

Un dato curioso sobre el cernícalo del norte de Europa es que puede llegar a suspender su migración anual por un invierno lleno de ratones de campo en Finlandia. Como vemos, no solo el hábitat, sino también la comida es unos de los motivos para migrar o no.

Te puede gustar