Dragón de agua chino: cuidados y cría en cautiverio

26 Febrero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
El dragón de agua chino no es una mascota exótica muy fácil de mantener, así que solo es apto para expertos en reptiles. No te dejes engañar por su aspecto similar al de una iguana: sus cuidados son muy distintos.

El dragón de agua chino (Physignathus cocincinus) es una mascota exótica muy parecida a la iguana verde (Iguana iguana) por sus hábitos acuáticos. Aunque cría fácilmente en cautividad, muchos dragones de agua aún siguen siendo cruelmente extraídos de la naturaleza.

Este reptil requiere unos cuidados muy específicos y, si todo va bien, puede llegar a vivir unos 16 años. Antes de adquirir un ejemplar de la especie, se deben conocer en profundidad todas sus necesidades, que pueden ser más complejas de lo que parece en un principio. Aprende como cuidar a este fascinante animal.

Consideraciones previas

El dragón de agua chino no está protegido por el convenio CITES, debido a la falta de datos que este organismo necesita para categorizar a una especie. Sin embargo, la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza (IUCN) cataloga al dragón como una especie vulnerable.

Desde la antigüedad, este animal ha servido como fuente de alimento en muchas regiones de China. En los últimos años, muchos animales son extraídos de su medio natural para ser vendidos en Vietnam e incluso en Europa.

A pesar de que estos reptiles crían fácilmente en cautividad, muchas personas siguen promoviendo su captura ilegal o legal y posterior venta. Del mismo modo, también son cazados para vender su piel a países terceros.

En el mercado de mascotas de los países occidentales se pueden encontrar animales criados en cautividad como importados. Por esta razón, hay que asegurarse de que el animal adquirido ha nacido en instalaciones controladas.

Un animal silvestre no se adapta al cautiverio del mismo modo y puede acabar muriendo. Estos ejemplares, además, suelen venir con una alta carga de patógenos que pueden ser transmisibles a otros animales. Asimismo, si se compra un animal silvestre, se promueve que el comercio ilegal —o legal pero poco ético— continúe.

Por otro lado, para alojar correctamente a esta mascota, se debe tener mucho espacio, pues requiere un recinto grande que incluya una piscina. Si no se le puede ofrecer esto y otras muchas cosas más, es mejor decantarse por otros reptiles menos exigentes.

Un dragón de agua chino sobre un fondo blanco.

Cuidados en cautiverio del dragón de agua chino

El dragón de agua chino es un animal muy sociable que prospera mejor cuando tiene la compañía de congéneres. Así, es mejor alojar a los reptiles por parejas o en pequeños grupos. Esto no hará más dificultosos sus cuidados ni elevará el coste de mantenimiento.

Terrario

Un ejemplar adulto puede llegar a medir más de 80 centímetros de longitud, lo cual hace que sean animales realmente grandes. Para alojar a un individuo o una pareja, el tamaño indicado del terrario es 1,8 x 0,9 x 1,5 metros. Este recinto es realmente grande y es poco probable que se encuentre en tiendas. Lo normal es que deba hacerse medida, lo que supone un alto coste.

Para agregar más de un individuo al recinto existen varias opciones. En primer lugar, se puede introducir una pareja siempre y cuando se sepa con seguridad que son macho y hembra. Por el contrario, alojar 2 machos o 2 hembras juntas puede causar problemas de territorialidad, a menos que el terrario sea muy grande.

Con respecto al sustrato, se debe colocar uno que no provoque impactación si se ingiere. Lo ideal es usar sustrato de macetas esterilizado, mezclado con turba, fibra de coco, arena y mantillo. Sobre él, se asentará una capa de musgo Sphagnum, que mantiene la humedad —algo muy importante para estos animales—.

Además, la configuración del terrario debe incluir una gran cantidad de ramas, troncos y rocas. No hay que olvidar que son animales muy activos y que se pasarán el día moviéndose por el terrario, tanto en el suelo como en las ramas. Del mismo modo, es una buena idea colocar vegetación natural que enriquezca el recinto.

Por último, no debe faltar nunca en el terrario del dragón de agua chino la piscina. Estos animales son buenos nadadores y, como su nombre sugiere, pasan gran parte del día nadando. Esta piscina debe ser lo suficientemente grande como para que un individuo pueda sumergir la mitad de su cuerpo en altura. El agua se cambiará a diario, por lo que debe ser fácilmente manejable.

Condiciones ambientales

Uno de los factores más importantes a la hora de mantener un dragón de agua chino en un terrario es la humedad. Esta debe mantenerse constante al 80 %, por lo que es importante instalar un higrómetro.

Otra acción, además de rociar o pulverizar agua dentro del terrario, es colocar plantas naturales. Los potos, hibiscos o helechos son vegetales que viven muy bien con mucha humedad. Darán un aspecto más natural al recinto y ayudarán a mantener la humedad del ambiente de forma más regular.

Por otro lado, el rango óptimo de temperatura es muy estrecho, entre 29 y 31 ºC. Estas temperaturas tan altas hacen que el ambiente se reseque rápido, de ahí la importancia de la piscina y también de las plantas.

En el recinto deberá existir un lugar donde la temperatura sea más alta, a 32 ºC. Para lograrlo, se puede colocar una lámpara de calor o piedra en un extremo del terrario, para que la otra parte esté más fría, pero no de forma abrupta. Se colocarán cintas térmicas y almohadillas térmicas para crear un gradiente desde un extremo al otro del tanque.

Para concluir, durante la noche la temperatura debe bajar de forma gradual hasta los 24 ºC. El periodo de luz-oscuridad puede establecerse en 12-12 horas y, durante el día, una luz UVA/UVB debe permanecer encendida.

La alimentación del dragón de agua chino

El dragón de agua chino es un animal omnívoro, comerá tanto insectos como frutas y verduras. Los artrópodos que puede ingerir son los siguientes:

  • Grillos.
  • Gusanos de la harina.
  • Lombrices.
  • Saltamontes.
  • Gusanos de cera.
  • Gusanos de la miel.

Además, los ejemplares adultos también pueden comer gusanos rey, peces pequeños y ratones. Dentro de su dieta, un 15 % debe estar compuesta por frutas y verduras, pero siempre se les ofrecerán más verduras que frutas.

Los adultos serán alimentados cada 2 o 3 días, mientras que los juveniles sí deben comer a diario. Tanto unos como otros necesitan una suplementación cada 2 días de vitamina D3 y calcio, así como suplementos de vitaminas y minerales una vez a la semana.

Reproducción

Cuando un dragón de agua chino alcanza los 50 centímetros de longitud, está preparado para procrear. Si no se falla a la hora de sexarlos, una pareja de dragones se reproducirá fácilmente.

La cópula es agresiva. El macho tomará a la hembra de la cresta tras su cabeza y la arrastra hacia una zona tranquila. Esto puede ocurrir varias veces en un solo día. Tras ello, si la cópula ha tenido éxito, la hembra pondrá una media de 15 huevos.

Antes de ponerlos, la hembra buscará y excavará por el recinto un nido para colocarlos. Después de una 2 horas, tapará su nido con tierra y musgo. Finalmente, cavará otro día lo más lejos posible para engañar a los posibles depredadores.

Cuando los huevos eclosionen, las pequeñas crías deben ser introducidas en un cacharro con agua tibia durante toda la noche. El animal debe poder respirar, por lo que no se cubre por completo.

Tras ello, todas las crías deben ser recolocadas en otro recinto con una temperatura ambiental igual a la de los adultos. A partir de este momento —y hasta que cumplan 4 semanas—, serán alimentadas todos los días con 3 grillos cabeza de alfiler, espolvoreados con vitaminas y minerales.

Un dragón de agua chino sobre una rama.

Realmente, mantener en cautividad correctamente es muy complicado. Si no se está seguro de poder cumplir estrictamente con sus necesidades, es mejor no adquirirlo.