¿Qué diferencias existen entre los búhos y las lechuzas?

Búhos y lechuzas pueden ser diferenciados fácilmente, a pesar de ser parientes y ocupar nichos ecológicos que podrían considerarse parecidos.
¿Qué diferencias existen entre los búhos y las lechuzas?
Miguel Mata Gallego

Escrito y verificado por el biólogo Miguel Mata Gallego el 20 Abril, 2021.

Última actualización: 20 Abril, 2021

Las diferencias entre los búhos y las lechuzas son unas de las dudas que más nos pueden surgir cuando empezamos a conocer las aves que nos rodean. Aunque estos son animales muy parecidos en hábitos y comportamientos, se tratan de especies relativamente fáciles de diferenciar a simple vista.

Los búhos y las lechuzas son aves fáciles de ver y con una historia muy interesante. Si deseas conocer más sobre las diferencias entre estos 2 tipos de aves, puedes leer el artículo a continuación.

Búhos y lechuzas: los guardianes de la noche

Antes de hablar de las diferencias entre búhos y lechuzas, conviene repasar sus similitudes más destacadas. Debemos saber que, pese a que siempre se los ha nombrado por separado, búhos y lechuzas pertenecen al orden Stringiformes.

Esta familia comprende una gran variedad de aves distribuidas por todo el mundo. Su principal característica es su gen depredador: se tratan de rapaces mortíferas, de hábitos nocturnos, con unas características muy orientadas a detectar y atrapar a sus presas.

Otro de sus rasgos comunes es su capacidad de devorar enteras a sus presas. Tras esto, tanto búhos como lechuzas regurgitan las partes no digeribles en unos excrementos característicos llamados egagrópilas, que pueden ayudar a los ornitólogos a saber de qué se alimentan.

Las curiosidades sobre los búhos son múltiples.
Un búho.

Una gran variedad de rapaces nocturnas

La variedad de estas aves es increíble, pues existen decenas de especies de rapaces nocturnas. Aunque búhos y lechuzas son las más conocidas, hay muchas otras, como los mochuelos, los cárabos, autillos y tecolotes. Su especialización en el nicho ecológico de la depredación nocturna los ha hecho ser muy exitosos.

Aunque existen muchas rapaces nocturnas, podemos diferenciarlas fácilmente en 2 grandes familias: Strignidae (búhos) y Tytonidae (lechuzas). Ambas comparten esa característica depredadora y una capacidad increíble de moverse sin hacer el más mínimo ruido, para no ser detectados.

En las siguientes líneas, te explicaremos las principales características que definen a estas 2 familias y cómo puedes diferenciarlas cuando las veas en una excursión nocturna.

Los búhos: los señores elegantes de la noche

Los búhos son una familia más grande y variada que la de las lechuzas, pero con varias características comunes. Todos los búhos presentan los siguientes rasgos:

  • Tienen un tamaño grande y robusto, a diferencia de las lechuzas, que son más pequeñas.
  • Los búhos tienen unas plumas a los lados de los ojos, que se elevan sobre su cabeza y parecen orejas —aunque no son sus verdaderas orejas—.
  • Normalmente, estas aves tienen un color marrón o parduzco que suele estar moteado.
  • Una de las características más curiosas de los búhos es su elegante ulular, con variados cantos para atraer a las hembras.
  • Se trata de una familia muy variada. Existen multitud de especies de búhos: el autillo, el mochuelo, los búhos reales y muchos más, que pueden vivir en sitios muy variados de nuestro planeta.

Lechuzas: las sombras blancas

Las lechuzas son animales elegantes, no cabe duda. Asociadas desde antaño a poderes mágicos ancestrales, estas aves han ocupado un lugar importante en leyendas e historias sobre el bosque.

De color blanco, su pequeño tamaño y su cabeza en forma de corazón son sus características más destacadas. Aunque parecidas a los búhos, las pálidas lechuzas pertenecientes a la familia Tytonidae tienen algunas características que las diferencian de los búhos. Estas son las más importantes:

  • Tienen un tamaño más pequeño, aunque existen excepciones, como el magnífico cárabo americano.
  • La presencia de plumas en sus garras para ayudar a mantener el calor es otra de las características de las lechuzas.
  • El vuelo de las lechuzas alterna un ritmo rápido con otro más pausado. Sin embargo, los búhos tienen siempre el aleteo muy lento e increíblemente silencioso.
  • Su característico chillido, diferente al ulular de los búhos, es otra de las cosas que los diferencian.
Los búhos y las lechuzas son parientes, pero muestran diferencias.
Una lechuza.

Búhos y lechuzas: parientes, pero diferentes

Como hemos podido ver, existen una serie de características que hacen similares a búhos y lechuzas. También hemos repasado las cosas que los diferencian físicamente. Ahora bien, ¿ cómo es el modo de vida de las rapaces nocturnas?

Esta es otra de las cosas que diferencian a búhos y lechuzas. Los búhos suelen preferir áreas de bosque cerrado, mejor si es cerca de agua como ríos u arroyos. Las lechuzas, sin embargo, necesitan espacios abiertos para cazar: praderas, marismas y otros ecosistemas más libres de vegetación densa.

Así pues, podemos ver que, por mucho que aparentemente se parezcan, búhos y lechuzas tienen características que nos permitirán diferenciarlos con facilidad en una próxima salida al campo.

Te podría interesar...
El búho de nieve, un animal majestuoso
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
El búho de nieve, un animal majestuoso

¿Conoces al búho de nieve? ¿No? Pues no te puedes perder todo lo que tenemos que contarte de este animal majestuoso que te encandilará por su belleza.



  • Colaboradores de Wikipedia. 
  •  [en línea]. Wikipedia, La enciclopedia libre, 2020 [fecha de consulta: 19 de abril del 2021]. Disponible en <
  • &oldid=129586391
  • >. Trejo, A., & Ojeda, V. (2002). Identificación de egagrópilas de aves rapaces en ambientes boscosos y ecotonales del noroeste de la Patagonia Argentina. 
  • , 313-317.