10 curiosidades de los escorpiones que te sorprenderán

Los escorpiones, a pesar de su aspecto intimidante, son curiosos y merecedores de ser investigados. Aquí te contamos un poco más sobre ellos.
10 curiosidades de los escorpiones que te sorprenderán
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez el 18 agosto, 2021.

Última actualización: 18 agosto, 2021

Las curiosidades de los escorpiones son muchas, pero por desgracia, no todas las personas están dispuestas a conocerlos. Estos artrópodos cumplen con casi todo lo que un ser humano suele evitar: muchas patas, colores apagados, pinzas, aguijón y un aspecto alienígena. Su fisiología y carácter depredador hace que la gente los tema, pero bajo esa cola intimidante se encuentra un animal digno de admiración.

Los escorpiones, además, son necesarios para el mantenimiento de los ecosistemas y la regulación de plagas de invertebrados. Si quieres conocer más sobre estos fascinantes artrópodos, su peligrosidad y labor para con los humanos, sigue leyendo. Aquí te contamos 10 datos interesantes sobre ellos.

1. Existen muchas especies de escorpiones

Los escorpiones forman parte de la clase Arachnida, compartida con ácaros, amblipígidos, vinagrillos, opiliones, solífugos, garrapatas y, por supuesto, arañas y tarántulas. De todas formas, se escinden de todos sus parientes en el orden Scorpiones, que engloba a más de 2500 especies vivas en 22 familias distintas. La diversidad en este grupo es muy grande.

Básicamente, se diferencian del resto de arácnidos por la presencia de una cola con un aguijón y el cuerpo elongado que presentan. La familia de escorpiones más extensa y variada es Buthidae, pues cuenta con más de 800 especies diferentes cosmopolitas, que solo han dejado sin colonizar Nueva Zelanda y la Antártida.

2. Todos presentan el mismo plano corporal

Una de las curiosidades de los escorpiones es que son muy fácilmente reconocibles. A pesar de las diferencias de tamaños (de los 23 centímetros de Heterometrus swammerdami a los 1,2 centímetros del género Microtityus), todos ellos tienen un plano corporal común. Este se divide en los siguientes segmentos:

  • Prosoma, cefalotórax o cabeza: el prosoma incluye los ojos, la boca y unos quelíceros modificados que se encargan de despiezar la comida. En esta región también se pueden localizar las pinzas (quelas) y de ella nacen los 4 pares de patas marchadoras que caracterizan a todos los arácnidos.
  • Mesosoma: consiste en 7 segmentos y supone la región abdominal del animal. Cada uno de ellos se encuentra recubierto por unas estructuras denominadas esternitos en el vientre y terguitos en el dorso.
  • Metasoma: es la cola del animal. Está compuesta por 5 segmentos y termina en el telson o aguijón.
Un escorpión.

3. Los escorpiones se distribuyen mundialmente

Tal y como indica el portal Animal Diversity Web, los escorpiones se pueden encontrar en casi todas las partes del mundo. De todas formas, tienen un punto débil en lo que a colonización se refiere: al ser animales de sangre fría o ectotermos, requieren cierta temperatura externa para poder calentar su cuerpo. Por ello, no han podido llegar a la Antártida.

Aunque habiten en prácticamente todos los países del mundo, estos arácnidos tienen predilección por los desiertos, las sabanas, los bosques húmedos y las selvas tropicales. Suelen esconderse bajo rocas y troncos y salen por la noche, aunque su actividad metabólica general es bastante baja.

Los escorpiones viven en ambientes extremos, pues se encuentran sobre todo en lugares tropicales y desiertos.

4. Una vida en la guarida

Según la revista Nature, el metabolismo de los escorpiones es 1/4 el de otros insectos y arácnidos con tamaños similares. El gasto de energía de estos animales es ínfimo, pues pasan casi toda su vida dentro de su guarida, ya sea creada por ellos mismos o aprovechada de otros animales. No gastan energía para cazar: simplemente esperan y atacan cuando sea necesario.

En algunas especies de la familia Buthidae, hasta 30 escorpiones pueden agregarse bajo la misma roca y descansar juntos. Debido a su bajísima actividad, son capaces de llegar a permanecer sanos hasta 1 año entero sin llevarse nada a la boca.

5. Depredadores, lentos pero certeros

Todos los escorpiones son depredadores, ya sea de invertebrados o de pequeños vertebrados, como ratones, lagartos e incluso polluelos de aves. Independientemente de su tamaño, estos arácnidos tienen una estrategia cazadora de tipo sit and wait: esperan a que llegue la presa y no se de cuenta de su presencia, la agarran con las pinzas e inoculan rápidamente el veneno.

A pesar de que casi todos los escorpiones esperen a sus presas, algunas especies las buscan activamente en el suelo nocturno. Para localizar a su víctima, se sirven de sus pilosidades quimiorreceptoras y mecanorreceptoras que se distribuyen por el cuerpo.

6. ¿Son los escorpiones peligrosos?

Ya que hablamos de la capacidad depredadora de estos animales, debemos citar su rango variable de toxinas como otra de las curiosidades de los escorpiones. El telson cuenta con un aguijón en punta que está comunicado con glándulas productoras de veneno, lo cual le permite al arácnido inocular el compuesto rápidamente en su presa con un simple movimiento corporal.

Algunas especies generan mucho dolor con su picadura, mientras que otras (como el género Heterometrus) provocan síntomas similares a los de un aguijonazo de una avispa. De todos los escorpiones que existen, solo 25 especies pueden llegar a provocar la muerte en el ser humano.

¿Conoces algunas curiosidades de los escorpiones?

7. ¿Cuál es el escorpión más letal del mundo?

Aunque es difícil escoger un “número 1” en este frente, sin duda uno de los contendientes más férreos es Leiurus quinquestriatus, también conocido como deathstalker en inglés. Con solo 7 centímetros de longitud corporal, este arácnido produce un veneno rico en neurotoxinas que es letal en dosis muy bajas.

Aunque una persona sana no suela fallecer por una picadura, los niños y ancianos están en riesgo de desarrollar un edema pulmonar grave. Además, este veneno facilita que se presente un choque anafiláctico, o lo que es lo mismo, una reacción alérgica severa y mortal en todos los casos.

8. Curiosidades de los escorpiones: las picaduras son comunes

Según estudios epidemiológicos, se producen en todo el mundo 1,5 millones de picaduras por escorpiones cada año, de las cuales 2600 resultan en la muerte del paciente. México es el peor parado en este ámbito, pues al presentar la mayor diversidad de estos invertebrados en el mundo, no sorprende que cada año se produzcan 200 000 aguijonazos y más de 300 muertes.

En países europeos, la incidencia de las picaduras por escorpiones es mínima.

9. Unos animales que merecen respeto

A pesar de su letalidad y problemática potencial en muchas regiones, en ninguna realidad hay que exterminar a estos animales. Un escorpión nunca va a picar de forma voluntaria al ser humano y, por desgracia, casi todos los aguijonazos se producen cuando las personas pisan sin querer al invertebrado o se ponen los zapatos y estos contienen a un ejemplar.

Existen muchas medidas preventivas que se pueden tomar: mirar bien el calzado todos los días, sellar las puertas externas, colocar insecticidas piretroides para evitar la entrada de presas al hogar y localizar a los ejemplares por la noche con luz ultravioleta (pues se ven azules). Matar a los escorpiones nunca es una opción, ya que nos libran de plagas y son vitales para el mantenimiento del ecosistema.

Una de las curiosidades de los escorpiones es que brillan en la oscuridad.
Un escorpión alumbrado sobre luz ultravioleta.

10. Curiosidades de los escorpiones: algunos son mascotas

Cerramos este espacio con un dato de gran interés: los escorpiones se han abierto cada vez más paso en el hobby de la terrariofilia, por lo que es relativamente común verlos en los hogares de los más aventureros. No requieren mucho espacio y sus necesidades fisiológicas son mínimas, aunque no hay que desatender su potencial veneno a la hora de adquirir un ejemplar.

En general, casi todos los escorpiones que se venden al público son del género Heterometrus, pues tienen un gran tamaño y un veneno extremadamente débil. La tenencia de otras especies letales suele requerir de ciertas licencias especiales, ya que el tutor pone en peligro su vida manipulándolas.

Te podría interesar...
¿Cómo manipular a un escorpión?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Cómo manipular a un escorpión?

Aprender a manipular a un escorpión y hacerlo correctamente puede llevar algo de tiempo, pero evitará muchos problemas a largo plazo.