Pez arquero: ¿cuál es el método que usa para atrapar a sus presas?

18 Diciembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Miguel Mata Gallego
El pez arquero recibe su nombre porque puede utilizar el agua como herramienta para cazar presas. Este es un mecanismo de depredación realmente atípico en el mundo animal.

El pez arquero (género Toxotes) es un curiosísimo pez de agua dulce que se alimenta disparando a insectos voladores con una precisión y letalidad increíbles. Estos animales son muy populares en el acuario y han sido objeto de investigación durante muchos años por sus habilidades cazadoras.

¿Cómo son estos peces capaces de capturar a sus presas? ¿En qué lugar del mundo se pueden encontrar? ¿De dónde viene su curioso apodo? Exploraremos todo esto y mucho más en las siguientes líneas.

El pez arquero: un animal que dispara

Muchos animales tienen la habilidad de cazar presas gracias a sus extremidades o su rápida y elástica lengua, como el caso del camaleón. Sin embargo, solo un tipo de pez muy concreto es capaz de lanzar algo a sus presas para cazarlas, ya que los ejemplares adultos de este género utilizan el agua a modo de herramienta.

El grupo de los peces arquero pertenece al género científico Toxotes, una palabra griega que designaba a los antiguos guerreros con arco de las polis — ciudades— griegas. Este curioso pez es principalmente conocido por su estrategia de alimentación, única en el mundo.

El pez arquero es capaz de lanzar con su boca un potente chorro de agua a presión, el cual derriba a insectos que ronden el agua, que caen a la superficie para ser devorados. Aparte de la capacidad de hacer esto, el pez arquero posee una habilidad visual única que lo hace tremendamente letal. En las próximas líneas explicaremos cómo lo hace.

Un pez arquero sobre un fondo blanco.

Su método de captura: agua a presión y vista prodigiosa

Como ya hemos explicado, el lanzamiento de agua a presión hace que el pez arquero pueda atrapar a sus presas. Este agua puede ser lanzada a una distancia de hasta 3 metros por encima de la superficie.

El pez arquero consigue esto debido a la particular fisonomía de su boca. Cuando un ejemplar de este género selecciona a su presa, forma un pequeño surco en el techo de su boca y su lengua, a modo de un canal estrecho.

Tras esto, dispara contrayendo sus cubiertas branquiales y forzando el agua a través del canal, hecho que permite que el líquido salga con una presión impresionante. Cuando recibe el impacto y se desestabiliza, la presa está a merced del pez arquero.

Asimismo, el pez tiene una vista realmente buena, pues es capaz de disparar incluso a pesar de la enorme refracción del agua, que hace que las distancias físicas se perciban de manera extraña.

Un cazador persistente

Aparte de una habilidad sin parangón, el pez arquero tiene el don de la paciencia: este pequeño animal repite las tiradas de agua cuantas veces sea necesario, según algunos estudios científicos.

Asimismo, se ha visto que los ejemplares juveniles son peores que los adultos disparando, pero con los años van mejorando notablemente la técnica. Se ha descubierto en algunas ocasiones a peces arqueros derribando incluso animales en movimiento, algo realmente complicado.

Modo de vida y otras características

Los peces arqueros son principalmente de agua dulce, aunque también existen especies que habitan aguas salobres como estuarios y manglares. Su distribución comprende el sudeste asiático, Australia y algunas islas de Oceanía.

El género Toxotes engloba 10 especies, las cuales están en el registro fósil desde el Paleógeno, hace unos 66 millones de años.

El pez arquero en el acuario: algunos cuidados

Como ya hemos explicado, estos peces son habituales en el acuario de mucha gente. Aun así, todo tutor de saber que tienen un buen tamaño de adultos, de 10 a 12 centímetros, por lo que es mejor que vivan en acuarios grandes. Se recomienda una pecera de 300 litros para albergar a 4 ejemplares.

Sus requerimientos son relativamente simples: espacios con suficientes escondrijos y mucha vegetación. Asimismo, tienen preferencia por niveles de agua más bien bajos y prefieren no estar solos. La temperatura del acuario debe estar entre los 24-28 °C, el PH debe ser neutro (7) y la dureza general del agua de 18-30 GH.

La alimentación de esta especie es relativamente complicada, así que no te aventures con el pez arquero a menos que seas un acuarista experimentado.

Dos peces arquero.

En conclusión, el pez arquero es un animal con una habilidad única en el mundo para cazar presas, por la cual ha sido ampliamente estudiado. Esta cualidad única reside en su capacidad para lanzar agua a presión y en una vista muy precisa. Sin duda, la naturaleza nunca deja de sorprendernos.

Burnette, M. F., & Ashley-Ross, M. A. (2015). One shot, one kill: The forces delivered by archer fish shots to distant targets. Zoology118(5), 302–311. https://doi.org/10.1016/j.zool.2015.04.001 Dewenter J, Gerullis P, Hecker A, Schuster S. Archerfish use their shooting technique to produce adaptive underwater jets. J Exp Biol. 2017 Mar 15;220(Pt 6):1019-1025. doi: 10.1242/jeb.146936. Epub 2017 Jan 12. PMID: 28082614.