4 curiosidades de los dragones barbudos

10 marzo, 2021
Este artículo fue redactado y avalado por el biólogo Miguel Mata Gallego
Los dragones barbudos son unos lagartos de fácil temperamento, muy populares como mascotas. Además de su docilidad, tienen muchas más características que los definen.

Los dragones barbudos son unos preciosos reptiles procedentes del interior de Australia. Se caracterizan por un carácter amable y unos cuidados sencillos. Los atributos citados y otros muchos más hacen de estos curiosos reptiles unas mascotas perfectas, de hecho, los dragones barbudos son cada vez más populares como animales de compañía.

Para poder cuidar a un dragón barbudo, resulta esencial conocer sus preferencias de hábitat, alimentación y muchas cosas más. Si deseas saber curiosidades sobre la dieta, cortejo, cuidados y vida de este espléndido reptil, continúa leyendo.

1. Dragones barbudos: los reptiles del Outback australiano

La vida no es fácil en los desiertos del interior de Australia, conocidos como el Outback. Temperaturas asfixiantes, depredadores temibles —como el dingo— y la ausencia de recursos son los desafíos del día a día en esta zona del mundo, donde prosperar es difícil hasta para el animal mejor adaptado.

Es en este lugar donde viven los dragones barbudos, una simpática especie de reptil cuyas escamas faciales recuerdan a una barba. Aunque existen diversas especies que solemos englobar bajo este apodo, la más popular como mascota y en la cual nos centraremos es Pogona Vitticeps.

Una pogona sobre un fondo blanco.

2. La barba, elemento defensivo de los dragones

El dragón barbudo es una especie de variados colores, que van desde el verde oscuro —pasando por el rojo— hasta el gris. Estos  fastuosos tonos pueden cambiar según el estado de ánimo del animal, como veremos a continuación.

Una de las características físicas más espectaculares del dragón barbudo tiene que ver con sus mecanismos de defensa. Si el animal se siente amenazado o asustado, puede inflar su barba escamosa y colorearla de negro, conducta con la que adopta un aspecto temible que puede ahuyentar al adversario.

Además de la defensa, algunos estudios científicos han demostrado que el color negruzco de la barba es resultado de una selección natural entre machos. Al resultar más amenazante la barba más oscura, este carácter se ha ido transmitiendo entre generaciones, pues favorece la supervivencia de los machos que lo presentan durante las peleas.

Los machos de dragón barbudo miden hasta 60 centímetros de largo y pueden pesar hasta 0,5 kilogramos. Su alimentación es variada, aunque se compone principalmente de pequeños insectos y verduras.

En su medio natural, estos animales suelen vivir en el suelo o en rocas y troncos secos. Este nicho ecológico primordialmente terrestre los diferencia de otras especies de lagartos, que son en su mayoría de tendencia arborícola.

3. La ley del más fuerte: jerarquía social de los dragones barbudos

Una de las curiosidades más destacadas de los dragones barbudos es su fuerte jerarquía social. Por ello, si decides adoptar un ejemplar como mascota, debes tener en cuenta que los machos pueden ser agresivos con los de su misma especie. Esto hace recomendable no tener más de un macho en casa.

Se sabe que, cuando hay varios ejemplares juntos, el lagarto que ocupe el lugar más elevado en el terrario es el macho dominante. Esta tendencia a la jerarquía se mantiene mediante cruentas peleas o, más frecuentemente, mediante rituales de gestos.

Los rituales más comunes entre machos se suelen observar con movimientos de las patas o gestos con la cabeza. Estos gestos suelen prevenir una pelea entre el dominante y un macho que pretende arrebatarle el puesto.

4. Dragones barbudos como mascotas: lo que debes saber

En general, los dragones barbudos son unos animales dóciles y amigables con los humanos, lo que los hace unos excelentes animales de compañía. Dado su sencillo temperamento, el dragón barbudo suele ser una de las especies más recomendadas para tutores principiantes.

Para los cuidados del dragón barbudo, solo debes recordar unos sencillos consejos para su mantenimiento. Entre ellos, destacan los siguientes:

  • Lo más importante es la temperatura del terrario. Debes recrear al máximo posible el clima del desierto, donde las temperaturas promedio de su ambiente deben estar entre 30 º y 36 ºC durante el día y bajar a 21 º o 23 ºC por las noches. La humedad relativa no debe subir del 50 %.
  • Es importante también tener una bombilla de luz UVB. Esto es necesario para recrear la luz solar y que el dragón barbudo absorba correctamente el calcio de su dieta.
  • En cuanto a su alimentación, debes recordar que el dragón barbudo es omnívoro. Lo más recomendable es que coma frutas y verduras, pero es necesario darle de vez en cuando pequeños insectos. El alimento adecuado se adquiere en cualquier tienda especializada en reptiles.
  • Es importante también que el animal tenga un terrario con un sustrato adecuado. Lo más parecido a su hábitat es la arena gruesa, pero puedes utilizar también arena para acuarios o incluso papel.
Las curiosidades de los dragones barbudos son muchas.

Los dragones barbudos son unos reptiles muy simpáticos y pacíficos, procedentes de los desiertos australianos. Gracias a su fácil temperamento y cuidados sencillos, son unos animales de compañía ideales para cuidadores novatos.

Colaboradores de Wikipedia. Pogona vitticeps [en línea]. Wikipedia, La enciclopedia libre, 2020 [fecha de consulta: 8 de marzo del 2021]. Disponible en <https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Pogona_vitticeps&oldid=131647602>. Lane, E. (2013). Sexual Selection of Beard Color in the Inland Bearded Dragon (Pogona vitticeps). Oonincx, D. G. A. B., Van Leeuwen, J. P., Hendriks, W. H., & Van der Poel, A. F. B. (2015). The diet of free‐roaming Australian central bearded dragons (Pogona vitticeps). Zoo biology34(3), 271-277.